domingo, 7 de julio de 2019

La Boheme en Civitanova Marche, Italia.


Fotos: Teatro Rossini Civitanova 

Gema Maldonado

Civitanova all’Opera presentó La Boheme de Giacomo Puccini en el teatro Rossini de esta ciudad italiana, con un sobresaliente reparto encabezado por la soprano Marta Torbidoni como una dulce y hermosa de potente voz; y por el tenor Valerio Borgioni como Rodolfo quien mostró su expresividad, su elegante fraseo y una notable entrega.  Costantino Finucci cantó a Marcello con grata voz, calidez y sobre todo sencillez en la interpretación de su personaje. La soprano Paola Antonucci, consentida del público mexicano ya que se ha presentado en ese país en diversas ocasiones, dio vida y cantó una caprichosa Musetta de antología. Alesio Potestio confirió al papel de Schaunard de notable musicalidad y presencia y muy bien estuvo Romano Dal Zovo como Colline.  El Coro Spontini cantó con majestuosidad en el segundo acto; así como la Orchestra Sinfónica Puccini que exhibió brillo y sonoridad. La escena fue dirigida por el tijuanense y multi-talentoso José Medina quien se apegó a la tradición del libreto, pero logró plasmar finamente momentos de emoción y genialidad.  Los papeles secundarios estuvieron bien representados por Gianluca Ercoli quien hizo reír en sus escenas como Benoit; por Mimmo Lerza como un simpático y genuino Alcindoro y por Francesco Amodio como Parpignol.  Todo el reparto fue dirigido de modo sobresaliente por el director musical Alfredo Sorichetti, director artístico y creador de este interesante festival que se ha convertido en un descubrimiento en la región italiana de le Marche muy asidua a la opera y de gran tradición lirica-musical.




No hay comentarios:

Publicar un comentario