miércoles, 15 de febrero de 2017

Concierto Intimate German Baroque - Toronto

Peter Harvey
Giuliana dal Piaz

BARROCO ALEMAN INTIMO - Tafelmusik Baroque Orchestra, Toronto, 19-21 de Enero de 2017. Peter Harvey - barítono Jeanne Lamon y Julia Wedman - violines Thomas Georgi - violín y viola Patrick J. Jordan - viola Christina Mahler - violonchelo Alison Mackay - violón y contrabajo John Abberger - oboe Dominic Teresi - dulzaina Lucas Harris - laúd barroco Charlotte Nediger - órgano barroco

Cuando bajaron las luces en la amplia galería de la iglesia anglicana Trinity-St. Paul's en Toronto, indicando la llegada de los músicos a escena, el público tuvo un momento de sorpresa viendo aparecer apenas ocho instrumentistas: la Tafelmusik Baroque Orchestra, la más importante orquesta de época en Norteamérica, cuenta con 15 elementos de planta y ocasionalmente se añaden músicos huéspedes para programas que requieren más instrumentos. Estábamos en cambio antes un reducido conjunto de cámara para el programa dedicado a cinco autores alemanes del siglo XVII, cuatro de ellos no muy conocidos, con el cual Tafelmusik reanuda la actividad después de la larga pausa navideña: 

Heinrich I.F. von Biber [Sonata n. 1 desde el Ficinium sacro-profanum, y sucesivamente la Sonata n. 3 para violín y bajo contínuo de 1681]; Dietrich Buxtehude [Cantata Mein Hertz ist bereit - Mi corazón está firme]; Philip Friedrick Böddecker [Sonata sobre la Monja, desde la Sacra Partitura]; Johann Christoph Bach,primo hermano, pero cuarenta años mayor, del más famoso Johann Sebastian, del cual fue mentor y sobre el cual ejerció una fuerte influencia musical [Lamento Wie bist du denn, o Gott? - ¿Dios, por qué estás enfadado conmigo?], y finalmente Johann Sebastian Bach con la Cantata 82 Ich habe genug - Tuve lo suficiente, inspirada por el episodio evangélico de la Presentación de Jesús al Templo, cuando el anciano sacerdote Simeón declara a Dios haber tenido suficiente y estar listo a morir, porque sus ojos ya vieron al Salvador y sus brazos ya pudieron apretarlo.

El barítono inglés Peter Harvey fue el cantante huésped, que interpretó magístralmente (además con una óptima pronunciación alemana) las dos Cantatas y el Lamento por J.S. Bach; las tres restantes piezas, puramente instrumentales, vieron unas formaciones musicales que variaron de los cuatro elementos de la Sonata por Böddecker (violín, dulzaina, laúd y órgano barroco) a los ocho instrumentos en la primera Sonata por von Biber. La audiencia aplaudió con fuerza todas las piezas, pero apreció de manera muy especial - esbozando incluso un aplauso durante la ejecución, lo cual es poco común para un público experimentado como el de Tafelmusik - la Tercera Sonata para cinco instrumentos (violín, chelo, contrabajo, laúd y órgano) por von Biber, donde el assolo de violín de Julia Wedman nos hizo retener el aliento más de una vez. Parecía asistir a una escena teatral en familia, una donde las voces graves de padres y tíos se contrapusieran serias y calmadas (el "bajo contínuo") a los saltos y las intemperancias de un adolescente rebelde, el violín, que se lanza en una serie de variaciones y virtuosismos, pero al final es refrenado y puesto nuevamente bajo control...

Otra pieza que entusiasmó fue la Cantata finale por J.S. Bach, "Ich habe genug", que Peter Harvey y todos los músicos interpretaron con especial ardor y compenetración. 
La velada fue una ¡auténtica joya musical!

No hay comentarios:

Publicar un comentario