sábado, 23 de julio de 2016

Regresa el Festival Barenboim de música y reflexión, uno de los acontecimientos más aclamados de la historia del Teatro Colón

Foto: Daniel Barenboim fotógrafo Arnaldo Colombaroli
El maestro Daniel Barenboim y la Orquesta West – Eastern Divan regresan por tercer año consecutivo a nuestro primer coliseo el próximo domingo 24 de julio a las 17:00 horas y martes 26 de julio a las 20:00 horas, sellando el inicio de esta celebración cultural que fusiona una serie de eventos musicales inspiradores. El programa musical de estos primeros conciertos incluye las tres últimas sinfonías compuestas por Wolfgang Amadeus Mozart: Sinfonía N0 39 en Mi bemol mayor, K.543; Sinfonía N0 40 en Sol menor, K.550; y Sinfonía N041 en Do mayor, K.551 “Júpiter”.

El viernes 29 y el sábado 30 de julio a las 20:00 horas, Daniel Barenboim y la Orquesta West – Eastern Divan realizarán un concierto sinfónico con obras de Alberto Ginastera y Horacio Salgán en el centenario de sus nacimientos. En estas dos funciones las piezas musicales confirmadas hasta el momento son el Concierto para violín, Op. 30 de Alberto Ginastera y tres obras de Horacio Salgán: Don Agustín Bardi, Aquellos Tangos Camperos y A fuego lento.

El domingo 31 de julio a las 17:00 horas, la excelencia del dúo pianístico conformado por Martha ArgerichDaniel Barenboim, se presentará con un programa musical seleccionado por ambos artistas que incluirá la Sonata para cuatro manos en Fa mayor, KV 497 de Wolfgang Amadeus Mozart, Variaciones sobre un tema de Haydn, Op. 56b (versión para dos pianos) de Johannes Brahms y dos obras de Franz Liszt: Concerto pathétique yReminiscencias de Don Juan.

El lunes 1 de agosto a las 20:00 horas, por segundo año consecutivo, el festival propone un concierto de cámara con instrumentos autóctonos de la cultura árabe tendiendo puentes entre culturas y tradiciones diversas. Se interpretarán obras de Antoine Farah, Salim El Helou, Mohammad Al Qasabji, George Michel, Mohammad Abdel Wahhab, Riyad Al Sunbati y Sayed Darwish.

El jueves 4 y el viernes 5 de agosto a las 20:00 horas la batuta de Daniel Barenboim y su Orquesta West – Eastern Divan, fundada en 1999 por el Maestro y teórico literario y musical palestino Edward Said, convocan en carácter de solista honoraria a Martha Argerich conformando dos veladas inolvidables y un programa musical en ambas presentaciones que incluye las siguientes obras: Con Brio de Jörg Widmann, el Concierto para piano y orquesta N0 1 en Mi bemol mayor de Franz Liszt y de Richard Wagner la Obertura de “Tannhäuser”,  Amanecer y viaje de Sigfrido por el rin, la Marcha fúnebre de “Sigfrido” y la Obertura de “Los Maestros cantores de Nuremberg”.

El sábado 6 de agosto a las 20:00 horas, se suma al Festival Barenboim el rutilante debut en nuestro teatro del tenor alemán Jonas Kaufmann, una de las máximas expresiones líricas de nuestro tiempo. El programa incluye el Preludio al Acto III de "Los maestros cantores de Nuremberg" de Richard Wagner, una selección de canciones de Gustav Mahler y la Sinfonía N0 41 en Do mayor, K.551 “Júpiter” de Wolfang Amadeus Mozart.

Reiterando la experiencia de diálogo y pensamiento realizada en las últimas ediciones en la sala principal de nuestro primer coliseo, el maestro Daniel Barenboim dialogará – en fecha y horario a confirmar – en un simposio de reflexión con la participación de integrantes que se darán a conocer oportunamente.

Las localidades para todas las funciones del Festival Barenboim de Música y Reflexión se encuentran a la venta en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171 (4378-7109), de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 horas y los domingos de 10.00 a 17.00 horas. También se pueden adquirir vía telefónica al 5254-9100; o por Internet ingresando en www.teatrocolon.org.ar.

Cronograma Festival Barenboim de Música y Reflexión

Domingo 24 de julio, 17:00 horas.
Martes 26 de julio, 20:00 horas.
Orquesta West – Eastern Divan Director: Daniel Barenboim
Wolfgang Amadeus Mozart
Sinfonía N0 39 en Mi bemol mayor, K.543, Sinfonía N0 40 en Sol menor. K.550, Sinfonía N0 41 en Do mayor, K.551 “Júpiter”

Viernes 29 de julio, 20:00 horas.
Sábado 30 de julio, 20:00 horas.
Orquesta West – Eastern Divan
Director: Daniel Barenboim
Concierto Sinfónico
Obras de Alberto Ginastera y Horacio Salgán en el centenario de sus nacimientos
Alberto Ginastera Concierto para violín, Op. 30
Horacio Salgán Don Agustín Bardi, Aquellos Tangos Camperos, A fuego lento

Domingo 31 de julio, 17:00 horas.
Dúo de Pianos Martha Argerich y Daniel Barenboim

Wolfgang Amadeus Mozart Sonata para cuatro manos en Fa mayor, KV 497
Johannes Brahms Variaciones sobre un tema de Haydn, Op. 56b (versión para dos pianos)
Franz Liszt  Concerto pathétique  Reminiscencias de Don Juan

Lunes 1 de agosto, 20:00 horas.
Concierto de Cámara - Música Árabe. Obras de Antoine Farah, Salim El Helou, Mohammad Al Qasabji, George Michel, Mohammad Abdel Wahhab, Riyad Al Sunbati y Sayed Darwish

jueves 4 de agosto, 20:00 horas.
viernes 5 de agosto, 20:00 horas.
Orquesta West – Eastern Divan Director: Daniel Barenboim
Solista: Martha Argerich, piano

Jörg Widmann Con Brio  (Primera audición)
Franz Liszt  Concierto para piano y orquesta N0 1 en Mi bemol mayor

Richard Wagner  Obertura de “Tannhäuser”, Amanecer y viaje de Sigfrido por el rin, Marcha fúnebre de “Sigfrido”
Obertura de “Los Maestros cantores de Nuremberg”

Sábado 6 de agosto, 20:00 horas.
Orquesta West – Eastern Divan Director: Daniel Barenboim
Tenor: Jonas Kaufmann

Richard Wagner Preludio al Acto III de "Los maestros cantores de Nuremberg"
Gustav Mahler Lieder eines fahrenden Gesellende (Canciones de un compañero de viaje)
Wenn mein Schatz Hochzeit macht (Cuando mi amada tenga su día de bodas)
Ging heut Morgen übers Feld (Fui esta mañana al campo)
 ch hab’ ein glühend Messer (Tengo un cuchillo brillante)
Die zwei blauen Augen von meinem Schatz (Los dos ojos azules de mi amada)
Wolfgang Amadeus Mozart Sinfonía N0 41 en Do mayor, K.551 “Júpiter”

viernes, 22 de julio de 2016

Operalia anuncia los doce finalistas de la edición 2016 en Guadalajara, México

Teatro Degollado, Guadalajara MX
Operalia, el concurso internacional de canto fundado por Plácido Domingo, da a conocer a los 12 finalistas de su vigésima cuarta edición, así como a los candidatos a los premios de Zarzuela Pepita Embil y Plácido Domingo Ferrer; entre los que se encuentra el barítono mexicano Juan Carlos Heredia. Operalia 2016 cuenta con el apoyo de la Secretaría de Cultura Federal y la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Jalisco La Gran Final se llevará a cabo el domingo 24 de julio a las 18:00 horas en el legendario Teatro Degollado de la Ciudad de Guadalajara, con la Orquesta Filarmónica de Jalisco dirigida por el propio Maestro Plácido Domingo.

Finalistas de Operalia: Canadá Aviva Fortunata, soprano Corea del Sur Keonwoo  Kim, tenor Sehoon Moon, tenor Estados Unidos J’nai Bridges, mezzo-soprano Nicholas Brownlee, bajo-barítono Brenton Ryan, tenor Francia Elsa Dreisig, soprano Italia / Estados Unidos Marina Costa-Jackson, soprano Kosovo Rame Lahaj, tenor Rusia Elena Stikhina, soprano Bogdan Volkov, tenor Ucrania Olga Kulchynska, soprano

Finalistas para los Premios de Zarzuela: Corea del Sur Keonwoo Kim, tenor Sehoon Moon, tenor Estados Unidos Nicholas Brownlee, bajo-barítono Francia Elsa Dreisig, soprano Italia / Estados Unidos Marina Costa-Jackson, soprano México Juan Carlos Heredia, barítono 

A principios de esta semana, los 40 concursantes procedentes de 16 países, participaron en tres rondas de eliminatorias - dos días de cuartos de final y una semifinal - frente al jurado internacional de la competencia. El Concierto de la final del concurso en el que compiten los 10 finalistas, se llevará a cabo en el Teatro Degollado el domingo 24 de julio, acompañados de la Orquesta Filarmónica de Jalisco dirigida por el propio Plácido Domingo. El sólo hecho de participar o incluso ganar un premio en este concurso, significa el comienzo de la relación del cantante con la gran plataforma de Operalia. Dado que el jurado está compuesto en su mayor parte por directores generales y directores de reparto de los teatros y óperas más importantes del mundo, los distinguidos jueces suelen invitar a los cantantes a ser parte de las producciones que sus recintos tienen en puerta. El propio Plácido Domingo, no sólo se involucra de manera activa durante la competencia, sino que se compromete con el desarrollo de las carreras de todos los los participantes ya sea contratándolos en sus propias compañías y proyectos, como recomendándolos con otros alrededor del mundo. Este año se otorgarán premios al primer, segundo y tercer lugar, tanto para cantantes masculinos como femeninos; dos premios Birgit Nilsson (un hombre y una mujer) para el repertorio de Richard Wagner y Richard Strauss; dos premios para Zarzuela, el género líricodramático español - creado en honor de los padres de Plácido Domingo, Pepita Embil y Plácido Domingo Ferrer- y el premio Culturarte. Durante la noche de la final, el público vota por sus dos cantantes favoritos, quienes reciben un reloj Rolex por parte del principal patrocinador del evento y del propio Plácido Domingo, que ha sido un Embajador Rolex desde hace más de 30 años. El evento será transmitido en directo por Medici.TV., Canal 7 de Televisión Jaliciense y Canal 22, a nivel nacional. Al concierto de gala, que inicia a las 18:00 horas, le sigue la ceremonia de premiación a cargo de Plácido Domingo.

Operalia Reveals its 12 Finalists - Guadalajara 2016

Six candidates for the Spanish lyric-dramatic genre Zarzuela prizes, were also announced.

Operalia 2016 is hosted by the Ministry of Culture of Mexico, the Cultural Secretary of the State of Jalisco, the sovereign State of Jalisco and the legendary Teatro Degollado in the city of Guadalajara, which this year celebrates its 150th anniversary. Final Concert will be held on July 24th 2016, 6 pm, at the Teatro Degollado accompanied by the Jalisco Philharmonic Orchestra conducted by Maestro Plácido Domingo. 

Guadalajara, Jalisco, Mexico; July 22nd, 2016.- Operalia, the international Opera competition founded by Plácido Domingo in 1993, has revealed the 12 finalists that will perform on Sunday July the 24th, for an enthusiastic Mexican audience and a distinguished group of Opera experts from around the world. Another 6 finalists were announced for the Pepita Embil and Plácido Domingo Ferrer Zarzuela Prizes.

Finalists

Canada Aviva Fortunata, soprano
France Elsa Dreisig, soprano
Italy / United States Marina Costa-Jackson, soprano
Kosovo RameLahaj, tenor
Russia  Elena Stikhina, soprano, Bogdan Volkov, tenor
South Africa  Bongiwe Nakani, mezzo-soprano
South Korea  Keonwoo Kim, tenor, Sehoon Moon, tenor
Ucrania Olga Kulchynska, soprano
USA  J’nai Bridges, mezzo-soprano, Nicholas Brownlee, bass-baritone, Brenton Ryan, tenor 

Finalists for Zarzuela Prizes

France Elsa Dreisig, soprano
Italy / USA Marina Costa-Jackson, soprano
Mexico Juan Carlos Heredia, baritone
South Korea Keonwoo Kim, tenor, Sehoon Moon, tenor
USA  Nicholas Brownlee, bass-baritone


Earlier this week, the 40 contestants drawn from 16 countries took part in three days of preliminary rounds, where they sang for the competition’s international jury. The Finals Concert will be held at the Teatro Degollado on Sunday, July 24th, accompanied by the Philharmonic Orchestra of Jalisco conducted by Maestro Plácido Domingo himself.

Participating or even winning a prize in this competition is only the beginning of every singer’s relationship with Plácido Domingo’s Operalia. Since the jury is comprised for the most part of international Opera house’s General and/or Casting directors, Operalia’s distinguished jurors often invite and engage some of the singers to perform in the upcoming productions scheduled in their theaters. Plácido Domingo is not only actively involved during the competition, but he commits to each and every single contestant by engaging them for his own companies and projects, or recommending them for other engagements around the world.

This year, prizes are awarded to first, second and third place for both male and female; two Birgit Nilsson (male and female) for the Richard Wagner and Richard Strauss repertoire; two prizes for the Spanish lyric-dramatic genre Zarzuela, created in honor of Plácido Domingo’s parents, Pepita Embil and Plácido Domingo Ferrer; and the Culturarte prize. The audience also votes for their male and female favorites who receive a Rolex wrist watch from the event’s main sponsor and from Plácido Domingo, who has been a Rolex Testimonee for more than 30 years.

Operalia will be streamed live on Medici.TV, Canal 7 and Canal 22 in Mexico. The Gala Concert will start at 6pm, followed by the ceremony where Plácido Domingo will present the Awards.


Operalia, Placido Domingo's world opera competition returns to Mexico after 22 years

The city of Guadalajara and its legendary Teatro Degollado will host the Twenty forth edition of the Operalia Competition this summer from July 19th. to 24th, with the support of the Secretary of Culture of the State of Jalisco Six Mexican singers among the 40 competitors selected from 16 countries The Jalisco Philharmonic Orchestra will accompany the Finals Concert conducted by Maestro Plácido Domingo, 

Operalia, the international Opera competition founded by Plácido Domingo in 1993, returns to Mexico after a 22 years absence. The Ministry of Culture of Mexico, the Cultural Secretary of the State of Jalisco, the sovereign State of Jalisco and the legendary Teatro Degollado in Guadalajara, which this year celebrates its 150th anniversary, will host the competition. The event will be held from July 19th. to 24th. featuring 40 competitors from 16 countries around the world, including six Mexican singers. Operalia has traveled the world in search of talent for the past 24 years. The first contest was held in Paris in 1993 and then moved to Mexico City and other cities such as Beijing, Bordeaux, Budapest, Hamburg, Madrid, Milan, Moscow, Quebec, Tokyo, Verona, Los Angeles and London, among others. The long list of artists who have won Operalia prizes attest to its success in discovering, launching and nurturing great talent. Some of the winners who have firmly established themselves in the world of opera include the great Swedish soprano Nina Stemme, the worldfamous mezzo-soprano from the United States, Joyce DiDonato; the Maltese tenor Joseph Calleja, Puerto-Rican soprano Ana María Martínez, and the soprano from Bulgaria, Sonya Yoncheva. Operalia is also proud to celebrate Mexican tenors Arturo Chacón Cruz, David Lomelí and Rolando Villazón, as well as Mexican soprano María Katzarava, among the talented voices who have made outstanding careers on the most important stages in the world. PLÁCIDODOMINGOʼSOPERALIA THE WORLDOPERA COMPETITION Operalia draws singers from around the world, ranging in ages from 18 to 32, in all the voice categories; to be heard by a panel of judges conformed by distinguished international opera Directors and Casting Directors. Hundreds of eager applicants submit their applications every year, out of which only 40 are chosen to compete in front of a jury of ten industry professionals, such as Jonathan Friend, Peter Katona and Joan Matabosch, Artistic Administrator of the Metropolitan Opera House in New York, Casting Director of the Royal Opera House in London, and the Artistic Director of the Teatro Real in Madrid, respectively. The 40 contestants facing the challenge this year come from 16 different countries, including Canada, France, Mexico, Poland, Russia, South Africa, Spain, and the United States. The group is prominently formed by sopranos and tenors, and with a good representation by mezzosopranos, and baritones. One bass, one bass-baritone and one countertenor complete the roster. The jury, presided by Plácido Domingo as a non-voting mediator, will gather in the City of Guadalajara to listen to the 40 singers during two days of quarterfinals, followed by a semifinal of the continuing 20 contestants. The number is then reduced to ten finalists who will compete at the Finals Concert held at the Teatro Degollado on Sunday, July 24th, accompanied by the Philharmonic Orchestra of Jalisco conducted by Maestro Plácido Domingo himself. Rolex is proud to present Operalia, the World Opera Competition, for the 15th consecutive year, perpetuating its commitment to the arts. Plácido Domingo has been a Rolex Testimonee since 1982, and Rolex is delighted to extend its support to the exceptionally gifted young performers who share its quest for excellence and perfection.

Angélica Alejandre, soprano, Mexico, 28, Benjamin Bernheim, tenor, France, 31, Marcelina Beucher, soprano, Poland, 29, J’nai Bridges, mezzo-soprano, USA. 29 Nicholas Brownlee, bass-baritone, USA, 27, Raehann Bryce-Davis, mezzo-soprano, USA, 30. Marina Costa-Jackson, soprano, Italy/USA, 28, Anabel De la Mora, soprano, Mexico, 30, Claire de Sévigné, soprano, Canada, 28, Elsa Dreisig, soprano, France, 25, Aviva Fortunata, soprano, Canada, 28, Emmanuel Franco, baritone, Mexico, 32 AJ Glueckert, tenor, USA, 30, Juan Carlos Heredia, baritone, Mexico, 27, Hanna Husáhr, soprano, Sweden, 32, Sol Jin, baritone, South Korea, 30, Keon-Woo Kim, tenor, South Korea, 30, Kangmin Justin Kim, countertenor, USA, 27, Olga Kulchynska, soprano, Ukraine, 26, Rame Lahaj, tenor, Kosovo, 32, Fabián Lara, tenor, Mexico, 27, Jorge Nelson Martínez González, baritone, Cuba, 22, Sarah Mesko, mezzo-soprano, USA, 31, Anzhelika Minasova, soprano, Russia, 26, Sehoon Moon, tenor, South Korea, 31, Bongiwe Nakani, mezzo-soprano, South Africa, 27, Alexey Neklyudov, tenor, Russia, 28, Helena Orcoyen, soprano, Spain, 29, Petro Ostapenko, baritone, Ukraine, 28, Jennifer Panara, mezzo-soprano, USA, 32, Rafal Pawnuk, bass, Poland, 31, Alan Pingarrón, tenor, Mexico, 28, Brenton Ryan, tenor, USA, 29, Levy Sekgapane, tenor, South Africa, 25, Sandile Sikhosana, baritone, South Africa, 28
Petr Sokolov, baritone, Russia, 29, Elena Stikhina, soprano, Russia, 29, Bogdan Volkov, tenor, Ukraine, 26, Kang Wang, tenor, Australia/China, 28, Olga Zharikova, soprano, Russia, 30

viernes, 8 de julio de 2016

Concerto di Anna Netrebko – Los Angeles, California

Foto: The Broad Stage

Ramón Jacques

L’insperato ritorno di Anna Netrebko a Los Angeles,  dopo che la sua ultima presenza in questa città fu data 10 anni fa con la Manon di Massenet a fianco di Rolando Villazon, è stato dovuto ad una casualità,  la cancellazione del recital  che Jonas Kaufmann aveva previsto su questo palcoscenico (The Broad Stage) per chiudere il ciclo di recital con le stelle della lirica mondiale che si realiza da varie stagioni nella sala da concerto di Santa Monica in California. Sarà come un dato aneddotico e per una futura occasione il debutto locale del tenore tedesco, ma a nessuno francamente sembrò importare per l’aspettativa che ha generato la presenza di Anna Netrebko,  perché personifica il glamour  operístico moderno con i suoi costanti cambi di vestito, gli stilisti ,i  gioielli e pose da diva. Vocalmente abbiamo ascoltato un artista il cui strumento vocale ha acquisito maggior peso volume, che si è irrobustito, però ha perso omogeneità e attrattiva tímbrica. Ecco come previsto interpretazioni molto gradite di “ Io sono l’umile ancella” da Adriana Lecouvreur, di “Un bel dì vedremo” dalla Butterfly, o “Stridon lassù” da I Pagliacci come pure la mossa e vivace ”Heia, Heia! In den Bergen ist mein Heimatland” dall’operatta La principessa della Czardas di Emmerich Kálmán durante la quale ha mostrato anche le sue doti da ballerina. Ogni suo intervento è stato molto celebrato da un pubblico che si caratterizzava per non essere molto esigente, che va a godere e a celebrare tutto,  inclusi momenti di entusiasmo esagerato. Molto sentito  e commovente si è ascoltato il suo canto della “canzone alla luna” da Rusalka,  che nei concerti è diventata uno dei suoi cavalli di battaglia.In questa serata è stata accompagnata dal suo attuale partner, il tenore Yusif Eyvazov che nonostante possegga un timbro metallico poco gradevole,  non ha mancato di esprimere passione, e la capacità di attuazione che consegna al suo disimpegno artistico  lo fa sembrare più adatto agli scenari operistici piuttosto che ai gala e ai concerti. Yusif da parte sua ha cantato brani come “E’ la solita storia del pastore” dall’Arlesiana, “Pourquoi me reveiller” da Werther, “E lucevan le stelle” da Tosca, o “Vesti la giubba” da I Pagliacci,  con l’approvazione da parte del pubblico. Non mancarono alcune canzoni napoletane che penso hanno banalizzato lo spettacolo con non necessari e caricati scherzi tra gli artisti in interscambio con il pubblico, però a Hollywood, capitale dello show business  tutto pare essere permesso,  e più ad un artista del calibro di Anna Netrebko. Il programma si è completato con due duetti ” Oh soave fanciulla” da Bohème e  un emotivo ”Vicino a te” da Andrea Chenier E dopo gli applausi si regalarono alcuni bis come Nessun dorma e O mio babbino caro. Molto buono fu l’accompagnamento dell’orchestra che raduna ottimi musicisti della città, sotto la bacchetta del maestro italiano Marco Boemi che conosce diversi stili e che dirige con sicurezza controllo e cadenza. Da sola l’orchestra ha suonato la Danza delle ore dalla Gioconda e l’intermezzo da Manon Lescaut e quello da Amico Fritz e l’Ouverture da Il Pipistrello.

miércoles, 6 de julio de 2016

Carmen en la Ópera de San Francisco

Foto: Cory Weaver / San Francisco Opera

Maria Nockin

La producción de Calixto Bieito de Carmen de Bizet no es, definitivamente, una a la que uno llevaría a su madre. En la función de la Ópera de San Francisco, Bieito y el director de escena Joan Anton Rechi nos ofrecieron su “propuesta” de cruda sexualidad y, como quien dice, “a calzón quitado”, ubicando la acción en la ciudad portuaria de Ceuta, un enclave español en la costa del norte de África, habitado sobre todo por soldados y contrabandistas. Los vestuarios de Mercé Paloma son de la época posfranquista, con vestidos cortos y floreados para Carmen y Frasquita. Mercédès vistió shorts. Las estructuras del escenógrafo Alfons Flores fueron simples pero llamativas: una enorme asta bandera para el acto I; una enorme silueta de toro para el acto III. También empleó seis autos Mercedes Benz de la época, que usaban las gitanas para transportarse. La orquesta tocó la obertura a telón abierto, con Yusef Lambert como el tabernero Lillas Pastia, trastabillando a través de la escena y deteniéndose a ratos para tomar largos tragos de una gran botella de vino. El acto I comienza con el barítono Edward Nelson (como Mórales), dando instrucciones a un grupo de soldados, con un prisionero semidesnudo corriendo a su alrededor. La única mujer en escena, Micaëla, teme por su seguridad: en algún momento vemos a un grupo de soldados izando a una mujer amarrada sobre el asta bandera. La soprano Ellie Dehn cantó su rol con tonos gloriosos y, pese a su temor, en un momento tomó un látigo para mantener a raya al seductor Moralès. Pero en el momento en que aparece la mezzosoprano Irene Roberts en la voz seductora de Carmen, el momento de Micaëla desaparece. Roberts inició las primeras frases de su “Habanera” en una cabina telefónica, y entonó su “Seguidilla” atada al asta bandera. Su sonido acaramelado cortó el acompañamiento de la gran orquesta al mando de Carlo Montanaro. Amina Edris como Frasquita y Renée Rapier como Mercedes cantaron y bailaron una vigorosa Canción gitana en la taberna de Lillas Pastia. Zachary Nelson como Escamillo fue un valiente y carismático torero que encantó a las mujeres, y Brian Jagde cantó una versión perfecta del “aria de la flor” de Don José. Hasta su agudo pianissimo fue tan suave como la seda. Su némesis fue el estentóreo bajo-barítono Brad Walker como Zúñiga.

In the Penal Colony en Boston

Foto: T. Charles Erickson

Lloyd Schwartz

¿Qué otro compositor que no fuera Phillip Glass sería más apto para componer la música de una ópera basada en la historia de Franz Kafka “In the Penal Colony” (La colonia penitenciaria)? ¿No son caso sus interminables y repetitivas notas un equivalente auditivo de las miles de agujas  torturan que marcan  la carne de la victima?  La Ópera Lirica de Boston montó la opera compuesta hace quince años por Glass inspirada en un cuento literalmente desgarrador de Kafka,   de la que tengo reservas porque su música que no es tan dolorosa como debía ser.  Aun así, la obra valió la pena ser escuchada en el  notable edificio Cyclorama del Centro de las Artes de Boston.  Rudolph Wurlitzer, libretista de Glass, se acercó mucho a la historia original no así fue el caso del director de escena R.B. Schlather. En la historia, un visitante, en la traducción que tengo es un explorador, ha sido invitado para observar una colonia penitenciaria tropical. Un oficial de la colonia, realiza una ejecución a un  soldado dormido en horas de trabajo, que como  castigo será atado a una maquina durante doce horas, y al final una espina le perforara la cabeza. La víctima no sabe cuál es su crimen o su castigo, y para Kafka es un inepto, un ignorante que ni siquiera habla la lengua de la colonia. Finalmente el oficial libera al soldado y ocupa su lugar.  En esta producción, la víctima fue interpretada por el bailarín dinámico y  glamoroso bailador de ballet Yury Yanowsky quien se movió con fuerza y propósito por la abstracta escultura que sugería ser la máquina de ejecuciones. Pero ello nada tuvo que ver con la imagen de una víctima de acuerdo a Kafka. El visitante explorador, interpretado por el tenor Neal Ferreira fue una figura maltratada por el oficial, personificado por el barítono David McFerrin quien en brillante traje rojo fue lo que probablemente más se aproximó a Kafka en esta producción. En diversos puntos de la función, los tres personajes parecieron embonar bien.  Tanto Ferreira como McFerrin fueron sobresalientes, ya que la buena acústica del lugar ayudó a que los cantantes proyectoras con impecable dicción. El minimalismo de Glass no permitió mucha expresión del carácter de los personajes,  pero aquí las casi sentimentales líneas vocales del oficial, alimentaron el sentido de que estaba viviendo en un pasado irreal.  En general, la música no interfirió con los ritmos naturales de la pronunciación, pero no todo el texto está bien colocado, y los implacables ritmos forzaron a acentuar las palabras incorrectas. Para la alternancia de dos notas y tercetos, las rapidez y lentitud, lo alto y lo bajo, la brillante y lo oscuro, parecieron ser mas resueltas de lo normal en Glass. Ryan Turner condujo con brillante entendimiento de los cambios de ritmo y las dinámicas de Glass. Su ritmo y el sobresaliente ensamble instrumental, un cuarteto de cuerdas y bajo, hicieron que la música fuera más cautivadora que monótona.  Este interesante repertorio ha sido una de las elecciones más convincentes de la compañía.


lunes, 4 de julio de 2016

Ascenso y Caída de la Ciudad de Mahagonny en el Teatro Municipal de Santiago de Chile

Fotos: Patricio Melo


Joel Poblete

Aportando un nuevo logro en la renovación del repertorio operístico emprendida a lo largo de las últimas dos décadas con la incorporación de piezas indispensables del siglo XX, los últimos días de junio el Teatro Municipal de Santiago ofreció como segundo título de su actual temporada lírica, el estreno en Chile de Auge y caída de la ciudad de Mahagonny, fruto del talento de dos maestros alemanes: la partitura de Kurt Weill y el texto y propuesta teatral de Bertolt Brecht, de cuya muerte este 2016 se cumplen 60 años, marco en el cual se ofreció este debut en el Municipal. Suerte de fábula, sátira o alegoría tan pronto divertida y sarcástica como cruel, triste y dolorosa, en ese país la obra sólo se había conocido en sólidas presentaciones teatrales pero hasta ahora aún estaba pendiente de darse a conocer en su formato original, como ópera. 

Este montaje es una coproducción entre tres escenarios: el Municipal, el Teatro Colón de Buenos Aires (Argentina) y el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo (Colombia), y en él brilla especialmente el aspecto musical. Y de partida, una vez más hay que elogiar al maestro británico David Syrus, Head of Music de la Royal Opera House de Londres, quien en sus dos presentaciones previas en el Municipal al frente de la Orquesta Filarmónica de Santiago ha dejado una sólida impresión con otros dos importantes estrenos del siglo XX en Chile:Billy Budd, de Britten, en 2013, y el año pasado The Rake's Progress, de Stravinsky.  

No es fácil dirigir musicalmente esta obra, cuyas melodías pasan de lo festivo a una evocadora melancolía, pero también ofrecen toques siniestros, violentos o amenazadores: de partida, la partitura deambula entre distintos estilos y corrientes musicales, incluyendo guiños a la tradición germana desde Bach hasta Wagner y los compositores de las primeras décadas del siglo XX, pasando por influencias populares como el jazz y la música de cabaret; además, el discurso musical es dinámico y cambiante y está muy ligado a lo escénico, por lo que es primordial que el director esté tan atento al foso como a lo que ocurre en el escenario. En todos estos ámbitos, Syrus triunfó, consiguiendo de la Filarmónica una gran cohesión y expresividad sonora. 

El elenco convocado tuvo enormes fortalezas, partiendo por el espléndido protagonista, el tenor austriaco Nikolai Schukoff, encarnando a Jimmy Mahoney: creíble, carismático y lleno de energía en lo escénico (incluso saltando arriesgadamente y corriendo cuando era necesario), se ganó fácilmente la simpatía y compasión del público incluso declamando un fragmento en español, y en lo vocal es firme y contundente, con buenos y sólidos agudos, pareciendo cómodo en este rol difícil y exigente y brillando especialmente en su conmovedora entrega de la desoladora "Nur die Nacht darf nicht aufhör'n", en el segundo acto. 

Otros personajes que también fueron interpretados de manera sobresaliente fueron la imponente y segura -tanto en lo vocal como en lo escénico- Leokadja Begbick de la mezzosoprano sueca Susanne Resmark, quien debutaba en el rol y confirmó nuevamente la buena impresión que ha dejado con sus actuaciones previas en las temporadas del Municipal, como Clitemnestra en Elektra en 2010 y como la implacable suegra de Katia Kabanova en 2014; y debutando en Chile y cantando por primera vez el rol de Fatty, el experimentando tenor Kim Begley (quien en los años 90 encarnara al protagonista en elogiadas producciones de esta ópera en París y Chicago) fue un verdadero lujo como actor y cantante. 

Por otro lado, dos roles importantes no estuvieron a la altura de lo esperado. El principal personaje femenino, la prostituta Jenny, iba a ser encarnado en un principio por la joven soprano israelí-estadounidense Gan-Ya Ben-Gur Akselrod, quien alcanzó a estar ensayando en Santiago pero finalmente debió ser reemplazada por la argentina María Victoria Gaeta; la artista se mostró desenvuelta y sensual en lo actoral, pero en voz y proyección pareció no totalmente lista aún para el desafío, aunque puede deberse a haberse incorporado al reparto con menos anticipación que sus colegas, y de todos modos fue efectiva, en especial en su "Meine Herren, meine Mutter prägte". Y el veterano barítono estadounidense Gregg Baker, dueño de una ilustre trayectoria de más de tres décadas y quien fuera un convincente Amfortas en Parsifal hace tres años en el Municipal, ahora no tuvo el mismo impacto como Trinity Moses: su presencia escénica sigue siendo innegable, pero su voz se escuchó poco, salvo en su última intervención en la ópera. 

Los otros personajes estuvieron en general muy bien abordados, salvo la discreta labor del bajo alemán Thomas Stimmel como Joe: prometedora la voz y actuación del barítono turco Orhan Yildiz como Bill, y digno de aplausos el desempeño del tenor chileno Gonzalo Araya, quien encarna a Jakob Schmidt y Tobby Higgins en el segundo elenco, pero debió participar en este reemplazando a su colega, Paul Kaufmann, quien no pudo cantar en el estreno por motivos de salud. 

El segundo reparto, el llamado elenco estelar, estuvo integrado casi completamente por cantantes chilenos, pero en él se lucieron especialmente dos intérpretes argentinos: en el rol de Jimmy Mahoney, el tenor Gustavo López Manzitti no lo tenía fácil considerando el extraordinario desempeño de su colega en el elenco internacional, pero de todos modos destaca por su creíble actuación, segura vocalidad y sus bien manejados agudos, sacando buen partido a una voz robusta y capaz de resolver con inteligencia las exigencias del personaje. Por su parte, el bajo-barítono Hernán Iturralde regresó al Municipal con una lograda interpretación de Trinity Moses, mucho más divertida, matizada y contundente en lo actoral y vocal que la de su colega en el otro reparto, y además estuvo verdaderamente genial interpretando al conductor televisivo en el video que se proyecta cuando un huracán se acerca a Mahagonny.

En su primer rol más protagónico en una ópera en el Municipal, la soprano Maribel Villarroel se mostró desenvuelta en lo teatral como Jenny, luciendo una voz segura y un canto y enfoque vocal más lírico que lo habitual en el personaje. Interpretando a Leokadja Begbick en una versión más juvenil y menos matronal que lo que se acostumbra en esta ópera, la mezzosoprano Evelyn Ramírez estuvo tan sólida como actriz y cantante como de costumbre, aunque su volumen apareció más reducido y a ratos se escuchó menos que en otras ocasiones. Como Fatty y Bill, respectivamente, el tenor Pedro Espinoza y el barítono Javier Weibel mostraron un canto atractivo y se notaron cómodos en lo actoral, mientras el bajo-barítono Homero Pérez-Miranda fue un simpático Joe, que hasta se permitió lanzar algunas frases de innegable sabor cubano. 

Excelente el solo de piano del intérprete chileno Jorge Hevia, y muy eficaces las prostitutas que acompañaron a Jenny, quienes fueron encarnadas en los dos elencos por distintas cantantes: Francisca Cristópulos, Miriam Caparotta, Sylvia Montero, Jaina Elgueta, Regina Sandoval, Nurys Olivares, Jessica Poblete, Maria José Uribarri, Paola Rodríguez, Claudia Yáñez, Jennifer Ramírez y Gloria Rojas. Y como es costumbre, formidable desempeño actoral y vocal del Coro del Teatro Municipal dirigido por Jorge Klastornik, en una obra que les exigió bastante despliegue escénico. 

Mahagonny ofrece innegables alcances e interpretaciones sociales y políticas, lo que la hace muy tentadora y llamativa para cualquier director de escena. La producción de este debut en Chile corrió por cuenta de un equipo de artistas argentinos que ya se ha ganado un prestigio indudable en el medio operístico chileno con otros importantes y elogiados estrenos del siglo XX en el Municipal, encabezado por el régisseur Marcelo Lombardero, con escenografía y proyecciones multimedia de Diego Siliano, vestuario de Luciana Gutman, iluminación de José Luis Fiorruccio y coreografía de Ignacio González. Considerando las dificultades escénicas que presenta un título como este, que debe hacer justicia a los requerimientos teatrales de Brecht, la propuesta de Lombardero y sus artistas, que se ambienta en un marco contemporáneo, fue en general efectiva y funcional y supieron resolver problemáticas como los distintos dispositivos que deben ir enunciando a modo de letreros lo que va a pasar en escena, el uso de imágenes de video y multimedia que muestran tanto transiciones narrativas como el arrasador avance de un huracán, y el tránsito de cantantes y coro entre la platea y el escenario. 

A pesar de los aciertos, que incluyeron algunas escenas que simulaban ser registradas en un estudio de televisión para vender una imagen idílica y diferente a la realidad, en el montaje no siempre se percibió total conexión y fluidez entre las distintas escenas, lo que incidió en un ritmo irregular y momentos más confusos y menos logrados o que no se saque total partido a otros (como cuando durante el juicio al protagonista se evoca la venida de Dios a Mahagonny), además de ciertos detalles de iluminación, así como en el cambio de una escena a otra, que no convencieron por completoPero a pesar de esos reparos, lo triste, lo subversivo, lo jocoso, lo irreverente, lo cruel, lo vulgar, lo erótico, lo doloroso, todo lo que encierra Auge y caída de la ciudad de Mahagonny, de todos modos se hizo presente en mayor o menor medida, en especial en el potente marco musical

Ópera de Paris: Temporada 2016-2017

Gustavo Gabriel Otero
Twitter: @GazetaLyrica

La Ópera Nacional de París incluirá en su próxima Temporada 2016-2017 veinte óperas en diecinueve espectáculos y dieciséis programas de ballet a desarrollarse en sus dos sedes del Palacio Garnier y de la Ópera de La Bastilla. Están previstos, también, conciertos sinfónicos y de cámara, dos presentaciones de la Orquesta en el Musikverein de Viena, recitales, espectáculos en otras sedes, para jóvenes, de la Escuela de Danzas, de la Academia de la Ópera Nacional de París y el espacio de creación digital denominado 3º scène.

Se ofrecerán 193 representaciones de ópera (139 en La Bastilla y 19 en el Palacio Garnier), 173 funciones de ballet (51 en La Bastilla y 122 en Garnier), 16 conciertos, 15 Avant-première para jóvenes entre 14 y 28 años, 7 espectáculos de ballet en diversos lugares públicos del Palacio Garnier, y 25 artistas de diversos géneros incluirán obras originales dentro de la plataforma digital denominada 3º scène.

La Temporada se iniciará el viernes 2 de septiembre de 2016 con La Bella Durmiente presentada por el American Ballet Theatre y concluirá el 17 de julio de 2017 con la última representación en el Palacio Garnier del ballet La Sylphide y en La Bastilla la postrera de Carmen, que unirá por única vez en la temporada a Elīna Garanča con Roberto Alagna, que se podrá presenciar, además, en una pantalla gigante ubicada en la fachada del edificio.

Danza

La Temporada de Ballet ofrece dieciséis espectáculos en los que se incluyen nueve estrenos de coreografías en seis producciones nuevas que entran en el repertorio. El curso se iniciará, en la sala de La Bastilla, con la presencia del American Ballet Theatre que ofrecerá La bella durmiente a partir del 2 de septiembre de 2016 con la tradicional coreografía de Petipa y puesta en escena y coreografías adicionales de Alexei Ratmanasky. Una Gala de Danza el 24 de septiembre de 2016 en el Palacio Garnier dará inicio formal a la temporada con dos coreografías de Crystal Pite y William Forsythe. Se incluyen los tradicionales El lago de los cisnes y La Sylphide, la visita del Semperoper Ballet Dresden, programas mixtos, nuevas coreografías y espectáculos de la Escuela de Danza.

La mayoría de los programas de danza se desarrollarán en el Palacio Garnier, salvo El lago de los cisnes (diciembre de 2016), la nueva producción de George Balanchine con música de Mendelssonh sobre Sueño de una noche de verano de Shakespeare (marzo de 2017) y el programa con concepción de Benjamenin Millepied y Philippe Parreno que se ofrecerán en La Bastilla.

Otras actividades

Están programados cinco conciertos sinfónicos: un programa con fragmentos de la Tetralogía de Wagner, la novena sinfonía de Mahler, la Misa en si menor de Bach y la versión concertante de Béatrice et Bénédict de Berlioz todos con la batuta de Philippe Jordan y un último programa con obras de Szymanowski y Richard Strauus más el estreno de una obra de Pascal Dusapin dirigido por Susanna Mälkki. Cinco serán los recitales al piano de cantantes solistas en el Palacio Garnier, con la presencia de Joyce DiDonato (13 de noviembre de 2016), Rolando Villazón (18 de diciembre), Ludovic Tézier (15 de enro de 2017), Juan Diego Flórez (12 de marzo) y Anja Harteros (18 de junio de 2017). También habrá conciertos de cámara, tanto vocales como instrumentales, exposiciones en conjunto con la Biblioteca Nacional de Francia, y la gira de la Orquesta a Viena.

Temporada Lírica

Iniciará la temporada lírica una nueva producción de Eliogabalo de Francesco Cavalli con el protagónico del contratenor Franco Fagioli, le seguirá en septiembre y octubre de 2016, la reposición de la puesta de Pierre Audi de Tosca de Puccini con el protagónico compartido de Anja Harteros y Liudmyla Monastyrska, el concurso de Marcelo Álvarez como Cavaradossi y el Scarpia de Bryn Terfel. También en octubre subirá a escena Samson et Dalila con Aleksandrs Antonenko y Anita Rachvelishvili y la batuta de Philippe Jordan.
En noviembre será el turno de la reposición de la puesta de Andrei Serban de Lucia di Lammermoor de Donizetti con Pretty Yende y Nina Minasyan como Lucia y en el podio Riccardo Frizza.

La puesta de Robert Carsen de Los cuentos de Hoffmann marcará e arribo de Jonas Kaufmann y de Stefano Secco al protagónico. Roberto Tagliavini encarnará a los seres demoníacos mientras que disputarán el amor del poeta Sabine Divieilhe, Kate Aldrich y Ermonella Jaho.

A finales de noviembre llegará Cavalleria Rusticana de Mascagni acompañada de Sancta Susanna de Hindemith, singular interés presentan en el elenco la Santuza de Elīna Garanča y la Susanna de Anna Caterina Antonacci.

Gluck estará presente a través de la reposición de la puesta de Iphigénie en Tauride protagonizada por Véronique Gens en diciembre de 2016. La cuota francesa se completa con Sanson et Dalila, Los cuentos de Hoffmann, la versión en concierto de Béatrice et Bénédict de Berlioz en el Palacio Garnier el 24 de marzo de 2017 y la reposición de Carmen de Bizet con veinticinco funciones programadas entre el 10 de marzo y el 16 de julio de 2017 con la presencia de cuatro protagonistas: Clémentine Margaine (marzo), Varduhi Abrahamyan (abril), Anita Rachvelishvili (junio y julio) y Elīna Garanča sólo en la función del 16 de julio. Serám Don José Roberto Alagna y Bryan Hymel, se alternarán como Esca,illo Roberto Tagliavini y Ildar Abdrazakoy mientras que prestarán su arte a la dulce Micaela Alexandra Kurzak, Nicole Car y Maria Agresta.

La Temporada incluirá un solo título de Verdi -la reposición en mayo de 2017 de la producción de 2016 de Rigoletto- y uno de Rossini: La Cenerentola, con Teresa Iervolino como Angelina, Maurizio Muraro como Don Magnifico, Alessio Arduini como Dandini y Juan José de León como Don Ramiro.

También se ofrecerá un estreno mundial. Se trata de Trompe-La-Mort con música y libreto de Luca Francesconi (1956) que será ofrecida por primera vez el 16 de marzo de 2017. Además dos títulos rusos: La doncella de nieve (Snegourotchka) de Nikolai Rimski-Korsakov y Eugenio Oneguin de Chaicovski con Peter Mattei en el protagónico y Anna Netrebko y Sonya Yoncheva alternándose como Tatiana.

El repertorio alemán estará representado por la nueva producción de Lohengrin de Wagner -enero de 2017- con Jonas Kaufmann alternándose con Stuart Skelton en el protagónico y las presencias de René Pape, Rafel Siwek, Martina Serafin, Edith Haller, Evelyn Herlitzius, MIchaela Schuster, Wolfgang Koch, Tomasz Komiecsny la batuta de Philippe Jordan, las reposiciones de Die Zauberflöte de Mozart y de Wozzeck de Berg y la nueva producción de Così fan tutte.

Nueve de los espectáculos líricos serán nuevas producciones a cargo de Thomas Joly (Eliogabalo de Francesco Cavalli), Damiano Michieletto (Samson et Dalila) Mario Martone (el doble programa formado por Cavalleria Rusticana y Sancta Susanna), Claus Guth (Lohengrin), Anne Teresa De Keersmaeker (Così fan tuttte de Mozart con la presencia de bailarines de la Compagnie Rosas y del ballet de la casa junto a los cantantes), Guy Cassiers (que tendrá a su cargo el estreno mundial de Trompe-La- Mort con música de Luca Francesconi y libreto basado en Balzac), Dmitri Tcherniakov (La doncella de nieve de Rimski-Korsakov), Guillaume Gallienne (La Cenerentola con el protagónico de Teresa Iervolino) y el polémico Calixto Bieito que pondrá en escena Carmen de Bizet.

Mientras que los artistas de la Academia de la Ópera de París ofrecerán dos espectáculos en nuevas producciones escénicas. Owen Wingrave de Briten con la puesta de Ton Creed y la batuta de Sthephen Higgins -noviembre de 2016 en el Anfiteatro de La Bastilla- y Les fêtes d’hébé de Rameau en marzo de 2017 en el mismo anfiteatro y en abril en el Royal College of Music de Londres, Jonathan Williams será el director musical mientras que la puesta y la coreografía de esta ópera-ballet será confiada a Thomas Lebrun.


Mayor información en: www.operadeparis.fr