lunes, 30 de abril de 2018

Orfeo y Eurídice en Miami

Foto:Chris Karol
 
Abigail Brambila
 
Exitosa puesta en escena presentada por la Florida Grand Opera en su 77 temporada de Orfeo y Eurídice, ofrecida en su versión en italiano.  Un montaje que aunque se apega a la historia, tiene su toque de modernidad con lo absurdo, como la exagerada personificación de Amor como un ángel. Pocos elementos en escena, y un buen  manejo de la iluminación que permitió una escena en términos generales oscura, con un resplandeciente fondo brillante, dándole un toque de magia o del mito que representa. Con una excelente presencia escénica, tono y timbre vocal inigualable y excelente desenvolvimiento actoral fue el desempeño del contratenor Anthony Roth Costanzo, uno de los mejores en su cuerda vocal en la actualidad, interpretando a Orfeo. Grata sorpresa causó  la soprano Jessica E. Jones quien interpretó con éxito a Eurídice, se lucimiento se baso en  su clara tonalidad y una encantadora presencia; ambos artistas hicieron debutaron localmente en esta temporada y dejaron al público de Miami con ganas de poder escuchar más de ellos.  Asimismo la soprano Evan Kardon protagonizó el papel de Amor, con un timbre peculiar y buena presencia. En términos generales esta función ofreció desde el punto de vista vocal y escénico  aquello que el público quiere ver en escena. Destacó el talento del conductor Anthony Barrese, seguro con su batuta y con buena dinámica, para lograr un bue acompañamiento por parte de la orquesta. El director Keturah Stickann llevó a cabo una dirección directa y precisa, nada exagerada, y la producción traída de la Seattle Opera y todos los diseñadores involucrados ofrecieron una muestra de su trabajo en equipo. No se puede olvidar a la compañía  Dimensions Dance Theatre de Miami con adecuadas coreografías que tuvieron su aportación a la escena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario