miércoles, 29 de diciembre de 2010

Itzhak Perlman en Chile: Una visita amable.

Foto- Itzhak Perlman

Johnny Teperman A.

Celfin Capital presentó, por primera vez en Chile al gran violinista israelí-estadounidense Itzhak Perlman, uno de los más importantes del mundo, quien hacia finales del 2010 vino a deleitarnos con su arte, junto a la orquesta Filarmónica Ciudad de Praga, dirigida por el músico estadounidense Nic Raine, agrupación con magníficos profesores, especialistas en música de cine y el apoyo del
Coro de la Universidad de Chile, conducido por Hugo Villarroel. Las ilustres visitas estuvieron en un gran escenario, el Parque Bicentenario de Vitacura. para ofrecernos dos presentaciones a pleno aire libre, en tardes muy frescas que llamaban a abrigarse, con asistencia de 10 mil aficionados a la buena música cada una, Interpretando clásicos como “La Lista de Schindler”, “Lo que el Viento se Llevó” o “África Mía”. Entre los favoritos del público estuvieronademás, los temas de las bandas sonoras de las cintas "Perfume de mujer" y de "Casablanca".

Para muchos comentaristas, estos fueron dos conciertos amables de Perlman y los suyos, que -expresaban- "si lo vivido con Ennio Morricone hace dos años servía de invitación, la de esta ocasión, prometía ser una jornada memorable. Y lo fue. Más que encantar, Itzhak Perlman y la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de Praga, acompañados por músicos de la Orquesta de Cámara de Chile, literalmente hechizaron a los asistentes a los dos conciertos programados del violinista israelí y sus acompañantes.

El espectáculo empezó ya bien oscuro el día, con la orquesta checa interpretando la banda sonora de películas como "Doctor Zhivago" y "Lo que el viento se llevó". Luego, hizo su aparición Perlman, con aplausos como bienvenida. De muy buen ánimo, el israelí presentó cada uno de los siete temas que interpretó en un orden distinto al que estaba originalmente planeado. Comenzó con la canción central de "África mía" y terminó con "Por una cabeza", de "Perfume de mujer". El tango de Gardel y "As time goes by", de la película "Casablanca", fueron los puntos más altos de su presentación y los que más emocionaron al público. La iniciativa fue organizada por la Fundación Beethoven; patrocinada por el Consejo de la Cultura y las Artes y la embajada de la República Checa.

La actividad en el Parque Bicentenario comenzó temprano. Alrededor de las 13 horas, Perlman subió al escenario junto a los músicos checos y chilenos para el primer y único ensayo del violinista previo al evento principal. Ante decenas de curiosos, miembros del staff e invitados, el músico se entendió sin problemas con el director de la orquesta, el británico Nic Raine. No importó el ruido normal de una ciudad al mediodía: los espectadores enmudecieron cuando las primeras melodías comenzaron a salir de su Stradivarius fabricado el año 1714.

En el segundo concierto, la música se volvió solemne, con la presencia del Presidente Sebastián Piñera, quien señaló que '' Perlman hoy ha dado una clase magistral. Es increíble cómo adapta al violín piezas hechas para otros instrumentos". Otros comentarios expresarion, "es un privilegio que los hayan traído a Chile. Estoy conmovida, no he parado de llorar. Es que Perlman toca con tanta sensibilidad" . "uno sabía a lo que venía, pero verlo es mucho más estupendo de como lo imaginé. Fantástico".'


Perlman, quien conquistó al público chileno por su amabilidad y sencillez, nació en Terl Aviv, hace 65 años. Esta considerado como uno de los mejores y más famosos violinistas de la segunda mitad del siglo XX. Contrajo poliomielitis a los cuatro años de edad, viéndose más adelante en la necesidad de utilizar muletas para poder desplazarse, y por ello toca el violín sentado. Estudió en la Acdemia de Música de Tel Aviv, antes de mudarse a los Estados Unidos, donde se presentó a la audiencia norteamericana en el programa de Ed Sullivan en 1958. A los 13 años ingresó en la Julliard School, en la que estudió con Ivan Galamian y Dorothy DeLay. Debutó en el Carnegie Hall como solista en 1963. En 1964 ganó la preciada Leventritt Competition, con lo que empezaría una prominente carrera.

Ha realizado giras de presentaciones por todo el mundo y ha grado con sellos de todos los países y ha sido ejecutante de solos con importantes agrupaciones musicales de todo el orbe. Perlman toca un violín Stradivarius de 1714, el cual fue propiedad de otros grande de las cuardas: el incomparable Yehudi Menuhin. Aparte de su labor como intérprete, a veces, con su colega Pinchas Zukerman, Perlman tiene una importante carrera de enseñanza y da clases privadas y clases magistrales de violín y música de cámara alrededor del mundo. Actualmente ocupa la posición que antes tenía su maestra Dorothy DeLay (ya fallecida), en la escuela de música Juiillard. Itzhak Perlman reside en Nueva York con su esposa Toby, quien también es violinista profesional. Tienen cinco hijos: Noah, Navah, Leora, Rami (quien pertenece a la banda de rock Something for Rockets) y Ariella. En 1995 él y su esposa fundaron el Perlman Music Program en Shelter Island, Nueva York, con el que ofrece cursos de residencia de verano a músicos jóvenes que estudian música de cámara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario