domingo, 27 de septiembre de 2015

Recital de Natalie Dessay en Río de Janeiro: de diva de la ópera a diva de la ‘chanson’

Foto: Natalie Dessay, Natalie Dessay e Michel Legrand - Simon Fowler photography

Gustavo Gabriel Otero
Twitter: @GazetaLyrica

Hace algún tiempo que la gran soprano francesa Natalie Dessay intenta dar un giro a su carrera. Según declaró reiteradas veces se cansó de tener una agenda cubierta por cinco años, cree que ya dio todo lo que tenía que dar en el campo de la lírica y no quiere repetirse, e intenta nuevos rumbos tanto en lo teatral como en lo musical. Desde finales de 2013 no se encuentran actuaciones de la diva en ópera completa. Su agenda en la actualidad está poblada de recitales líricos y de canciones de cámara. Pero, además, incursiona con éxito en las canciones más populares y de la música de películas. Precisamente el espectáculo denominado ‘Entre elle et lui’, ya ofrecido en Europa y grabado comercialmente, se integra con la conjunción de una figura mítica de la canción francesa y de la música de películas como Michel Legrand con la voz y la actuación de Natalie DessayEn exclusiva para América Latina el espectáculo se ofreció en 14 de septiembre en Lima (Perú) y en dos oportunidades (18 y 19 de septiembre) en el nuevo auditorio denominado ‘Cidade das Artes‘, de Río de Janeiro. El complejo es de una arquitectura un poco fría pero monumental en sus dimensiones, la sala es acogedora y se respira modernidad a cada paso. El programa se integró con diversas composiciones de Michel Legrand, autor de famosas bandas sonoras que son parte de la historia musical del cine, que dan cuenta de su amplia carrera de más de sesenta años. Se alternaron bloques musicales con un trío formado por el propio Legrand en piano, Pierre Boussaguet en contrabajo y François Laizeau en batería, con momentos cantados por la Dessay, algunas canciones propias interpretadas por el mismo Legrand y dos composiciones a dúo. Así pasaron Chanson de Delphine, Nous sommes des soeurs jumelles y Chanson de Delphine à lancien (de la película Las señoritas de Rochefort), Le cinéma, 
La Chanson, Papa can you hear me (de la película Yentl), Cake d’amour y Conseil de la fée lilas (de la película Piel de asno), La valse des lilas, Les moulins de mon coeur (de la película El caso de Thomas Crown), L’âme soeur à l’hameçon, What are you doing the rest of your life? (de la película Happy ending), Le rouge et le noir, con magníficos solos del baterista y el contrabajista, La chanson de Louba, The summer knows (de la película Verano del ’42) y Paris Violon, para finalizar con el Dúo de Guy y Geneviève (de la película Los paraguas de Cherburgo), en un momento electrizante. Michel Legrand fue seguro y perfecto como pianista, tanto solista como acompañante. Mientras que fue simpático y bastante entonado, para una persona que superó los ochenta años, cuando cantó. De gran calidad tanto Pierre Boussaguet en contrabajo y como François Laizeau en batería, con algún mérito en más de este último. Pero evidentemente para los amantes de la lírica y el canto la atención estaba centrada en Natalie Dessay, y no defraudó. Así como supo brillar en los escenarios líricos y hoy brilla en los de concierto tanto en la canción de cámara como en el recital, la soprano francesa adapta su arte al canto no impostado de la música de películas y la canción popular. Utiliza micrófono y en ningún momento se encuentran los clásicos desbordes de los cantantes de ópera cuando acometen otros géneros a los cuales desnaturalizan. Todo sale de su voz naturalmente y logra cautivar con su perfecta dicción, su compenetración en el decir, su línea de canto y sus exquisiteces interpretativas tanto sean filados, pianísimos o su fraseo exquisito. Una verdadera lección de canto popular para los cantantes de ópera que no pueden o no quieren adaptarse a otros géneros. Ante el aplauso del público los artistas ofrecieron como bis ‘Mon dernier concert’, con texto de Claude Nougaro y música de Michel Legrand.


No hay comentarios:

Publicar un comentario