miércoles, 10 de mayo de 2017

Concierto con la RTÉ Sinfónica Nacional de Irlanda en Dublín

Foto: RTÉ National Symphony Orchestra

Ramón Jacques

En su sede habitual, la sala de conciertos National Concert Hall de Dublín Irlanda, la Sinfónica Nacional de Irlanda o (RTÉ National Symphony Orchestra) ofreció un emocionante y grato programa sinfónico-vocal.  Las iniciales RTÉ significan Raidió Teilifís Éireann y corresponden al sistema de radiodifusión y televisión de Irlanda que se encarga de gestionar, además de esta orquesta, otras agrupaciones musicales, y dos coros, sinfónico y de niños, realizando de igual manera, diversas actividades enfocadas a promover la música clásica en ese país. Es gratificante constar que orquestas menos conocidas y fuera de la atención que reciben las “más famosas”, esta ofrecen un nivel musical muy alto en sus presentaciones, como en este concierto, que incluyó el estreno mundial de la obra Humiliated and Insulted del compositor local Gerald Barry, cuya prolífica carrera como compositor operístico ha sido recompensada con el montaje de sus óperas en importantes teatros y orquestas internacionales como: la English National Opera, Royal Opera Covent Garden, Radio France, Los Angeles Philarhomic, London Symphony Orchestra, por mencionar algunas. Dicha composicion, que fue comisionada por la RTÉ y la Royal Scottish National Orchestra y que tomó su título de una obra homónima de Dostoievski, es una pieza coral-orquestal en la que dé inicio a fin, el coro repite enfáticamente las palabras Humiliated and Insulted , con un profuso y rico acompañamiento de los metales y trompetas. Posteriormente se escuchó el ciclo de cincos lieders de Mahler, Rückert-Lieder teniendo como solista al barítono alemán Dietrich Henschel, un intérprete poco expresivo quien no logró transmitir la delicadeza y simplicidad contenida en los textos y cuyo timbre se escuchó descolorido y secó. La orquesta se lució en solitario con una melancólica y sentimentalista ejecución de Metamorphosen de Strauss, con una homogénea sección de cuerdas que se escuchó con claridad y nitidez.  El concierto concluyó con el monumental Te deum de Bruckner con un gran despliegue del coro (RTÉ Philarmonic Choir) y profundidad por los músicos de la orquesta, resaltando la sección de metales. La soprano Majella Cullagh aportó calidez con su timbre y pasión a su canto. Lamentablemente canceló de último minuto la mezzosoprano Paula Murrihy una de las artistas irlandesas más reconocidas en la actualidad, y fue sustituida por Anne Marie Gibbons, cuyo desempeño fue profundo, con su voz oscura y buena proyección. Paul McNamara, tenor local, tuvo un loable desempeño con su grata tonalidad. Completó el elenco, el discreto Dietrich Henschel. Seguro, detallada y puntual fue la conducción del director Hans Graf, quien guío con apropiada dinámica y conocimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario