lunes, 15 de febrero de 2016

Música medieval, El Camino del Peregrino‏ - The Toronto Consort

Foto: Paul Orenstein

Giuliana Dal Piaz

En el marco de la Temporada 2015-2016 del ensemble The Toronto Consort, representa un momento muy significativo "The Way of the Pilgrim" (12 y 13 de Febrero, en el Trinity-St.Paul's Centre). Por un lado, el ensemble acaba de publicar una re-edición del CD del espectáculo, que estaba completamente agotado. Por el otro, el público presencia un evento importante tanto por lo que requirió desde el punto de vista de una minuciosa investigación histórica y filológica, como por la difícil preparación de los cantantes en interpretar textos, escritos en el latín macarrónico de la tardía Edad Media o en el antiguo francés occitano. Cuidadosamente trasladados al inglés, el programa de sala incluyó los textos en idioma original, una ulterior labor preparatoria que maneja personalmente el Director artístico David Fallis. Este Viaje de los Peregrinos fue de hecho un viaje musical sobre las huellas de los tantos y tan distintos viajeros de ese entonces.  Las piezas más antiguas son las "Canciones de las Cruzadas" (compuestas entre 1200 y 1260): Seigneurs sachiez y Dame einsi est, ambos de Thibaut de Champagne; Li departirs, de Chardon de Croisilles, Jerusalem se plaint, de Huon de Saint-Quentin, Chanterai por mon coraige, de Guiot de Dijon, y Chevalier mult estes guariz, de anónimo del siglo 13º. Se incluyen unos ejemplos de "Carmina Burana" (alr. de 1300) de los estudiantes universitarios medievales - los viajeros que a nadie le gustaba ver aparecer: Fas et nefas ambulantClauso Chronos (solo música) y Alte clamat Epicurus, como también Bache bene, todas piezas de Benediktbeuren MS. Y finalmente unos cantos ligados al 'camino de Santiago', el peregrinaje al santuario de Santiago de Compostela, con piezas sacadas del "LLibre Vermell" del Monasterio de Monserrat cerca de Barcelona, una de las etapas que los peregrinos acostumbraban hacer durante el largo camino: O Virgo splendensStella splendensCuncti simus concanentesImperaytriz de la ciutat joyosa y Los set Gotxs. Fuera de categoría por decirlo así (es en efecto una balada del último Minnesinger/trovador), el "lamento" Es Fuegt sich, de Oswald von Wolkenstein, interpretada en alemán por David Fallis, acompañado por John Pepper que leyó la versión inglesa de la balada, y por Ben Grossman a la gaita zamorana - un instrumento por lo general poco versátil del cual Grossman logró sacar una "voz" dúctil y expresiva. Es ésta por cierto la única pieza de la velada que me dejó perpleja: es bastante larga y pudo entenderla bien sólo alguien que hablara alemán, así que su inclusión en el programa me pareció más bien una autocomplacencia... Como de costumbre en los eventos de Toronto Consort, precedió el concierto una breve charla explicativa, impartida en este caso por la soprano y tocadora de "nyckelharpa" (especie de arpa portátil/chelo medieval), Katherine Hill. Los integrantes de 'Toronto Consort' son unos músicos extraordinarios, que tocan de manera única varios instrumentos de época: desde el director Fallis que también es tenor y flautista, a la soprano y chelista Katherine Hill, que también toca, como dije, la nyckelharpa; al teclista y tenor Paul Jenkins que toca además el arpa medievalal laudista Terry McKenna, que toca el "bouzouki" (antiguo instrumento griego parecido a una mandolina de astil muy largo); Ben Grossman, que además de la gaita toca varios tipos de percusiones; y Alison Melville, que toca tanto la flauta dulce como la transversa. La soprano Michele DeBoer, la magnífica mezzo-soprano Laura Pudwell y el bajo John Pepper son en cambio sólo cantantes.  Un agradable viaje a esa Edad Media, que nos aparece más y más frecuentemente no como "los siglos obscuros" sino más bien como un fértil laboratorio de la modernidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario