martes, 18 de julio de 2017

La Pasión según San Juan en Costa Mesa, California

Foto: Holger Schneider

Ramón Jacques 

Fundada en 1981 por el legendario director alemán Helmuth Rilling, la orquesta Internationale Bachakademie Stuttgart, que a partir de la próxima temporada adoptará el nombre Gaechinger Cantorey  (mote original que Rilling diera al coro que fundó en 1954), realizó una gira por Estados Unidos interpretando La Pasión según San Juan BWV 245 de Johann Sebastián Bach, con una fecha en la sala de conciertos Segerstrom Concert Hall de Costa Mesa, California (unos kilómetros al sur de la ciudad de Los Ángeles) en un concierto organizado por la Philarmonic Society of Orange County, que es la asociación musical más prestigiosa de esta región del país.  Con 23 músicos, ejecutando instrumentos de época, un coro de 31 elementos y seis solistas se escuchó una conmovedora ejecución de una de las dos pasiones existentes de Bach. Gran interés y relevancia adquirió la obra que fue ejecutada por músicos que se han especializado y conocen la obra del compositor, quizás como ningunos otra, para ofrecer una interpretación históricamente informada, bien sustenta con estimulante convicción y atención a cada detalle. La agrupación -coro y orquesta- sonó uniforme y solida en cada uno de los pasajes, logrando tocar al público removiendo emociones, con sensibilidad y evocación casi eclesiástica. El continuo con clavecín habitual, aquí fue sustituido por el tenue sonido del laúd y el órgano. En la conducción estuvo el director titular Hans-Christoph Rodemann quien es sobrio en su accionar, pero efectivo y seguro. En cuanto a los solistas se refiere, estos exhibieron un desempeño desigual como el tenor Benedikt Kristjansson quien cantó el papel del Evangelista con voz de poca extensión, un timbre penetrante de ingrato color e inexpresivo. Con mayor convicción sonaron: el tenor Jakob Pilgrim, y los bajos Martin Schicketanz y Peter Harvey quien cantó las palabras de Jesús. La parte de contralto fue encomendada a Roxana Constantinescu que, aunque exhibió buenas cualidades vocales parece que su estilo no es el de la interpretación de música antigua. La soprano Regula Mühlemann sobresalió por su entrega y claridad vocal, muy brillante en sus arias

No hay comentarios:

Publicar un comentario