miércoles, 18 de noviembre de 2015

Carmen en Buenos Aires – Juventus Lyrica

Foto: Liliana Morsia 
Dr. Alberto Leal

Juventus lírica cerró su temporada con Carmen de Bizet. Un título que ha sido presentado, en el último tiempo, por la mayoría de los teatros de nuestro medio. No era fácil la empresa ya que había que estar a la altura de compañías que tienen otros medios y suplir la fuerte pareja protagónica originalmente anunciada, Enrique Folger (que está cantando Otello en el Sodre de Montevideo) y Eugenia Fuente en pleno proceso de maternidad. Pero Juventus logró una muy buena versión (con momentos de excelencia), con un notable equilibrio en todos los rubros. A partir de una escenografía austera, mayoritariamente en madera, mostrando el nivel social en los dos primeros actos, un vestuario siempre adecuado, con algunos trajes brillantes como los de Escamillo, esta realización conjunta de madre e hija fue sumamente respetuosa del autor y en general del texto, salvo pequeños detalles. Con una muy buena marcación actoral, favorecida por dos de los artistas del elenco, Machado y Trupía y Rodríguez, siempre actores muy convincentes, la obra como un todo fluyó en carácter y sin sobresalto alguno. Gran trabajo. El maestro Hernán Sánchez Arteaga, en su doble tarea de dirigir Coro y Orquesta, fue otro valioso punto de esta versión. La Orquesta realizó un buen trabajo, tal vez con un sonido menor a lo deseado, pero siguió las indicaciones del Director, manteniendo siempre el estilo y con un perfecto balance entre el foso y el escenario. Brillante trabajo de ambos Coros, con un cuarto acto memorable. Florencia Machado brindó una excelente versión de Carmen. Con su timbre aterciopelado, excelente línea de canto, sin ninguna dificultad visible en ambos extremos de su voz y con una sensualidad a flor de piel y el agregado de sus dotes de actriz, generó un trabajo que aunque no tiene aún su sello propio, fue de excelencia para un Teatro como el Avenida. Brava. La última vez que vi como solista a Nazareth Aufe fue hace varios años cantando Tamino, en el mismo escenario. Por supuesto que no es tarea fácil reemplazar a Enrique Folger en un papel que está hecho a su medida. Aufe lejos está de tener la voz adecuada para Don José. Es básicamente un tenor lírico ligero, que hábilmente oscureció su timbre para encarar este rol. Pero cantó con excelente línea de principio a fin, siempre afinado y con buen volumen. Y brindó una muy buena versión del aria de la flor. Debe trabajar en la parte actuada, ya que por momentos se lo ve algo torpe, básicamente debido a su altura, acentuado en esta versión, a la diferencia de la misma con Florencia Machado. Realmente me gustaría verlo en un papel más afín a su voz, pero como todo el elenco no tuvo problema vocal alguno. Juan Salvador Trupia Rodríguez  posee todas las condiciones para ser un excelente Escamillo. Hermoso timbre de voz y excelente técnica. La variable tesitura del rol no le trajo el menor problema. Su volumen siempre fue adecuado y mostró una notable capacidad para matizar. Es reconocido como un excelente actor y lo ayudó notablemente su físico para lucir los trajes de torero, que suelen ser un problema para muchos barítonos. María Goso brindó una notable Micaela. Ya la había visto esta temporada en Susana de Bodas de Fígaro y mantengo la excelente impresión de esa oportunidad. Con una voz de muy bello timbre que maneja con inteligencia, notable volumen y un canto siempre matizado y fresco. Es una joven soprano para tener en cuenta. No creo que quede como una soprano lírica, se siente un potencial para roles más dramáticos que en su momento vendrán.  Brillante el cuarteto de contrabandistas interpretados por Gabriel Vacas, Pablo Urban, Verónica Canaves y Ana Sofía Romagnoli, esta última mostrando un brillante y poderoso sector agudo. Igualmente eficaces el Zúñiga de Alberto Jáuregui Lorda, el Morales de Mariano Gladic, con hermoso timbre de voz y el resto del elenco.  En cualquier manifestación artística lo que mas valoro es la inteligencia, y aquí estuvo presente. Lograr, luego de las bajas sufridas – y con algunos nombres impensados – una excelente versión de Carmen es una muestra cabal de inteligencia. Es una versión más que recomendable y todavía queda una función, pero algunas veces la intuición del público es certera, y desde hace dos semanas está todo vendido. Lamentable que no se hicieran más funciones. Mis más cálidas felicitaciones al equipo de Juventus Lyrica por esta Carmen genuina y sin fisuras y que el éxito los siga acompañando el próximo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario