domingo, 12 de junio de 2016

Concierto de The Colburn Orchestra y Danielle de Niese en Los Ángeles

Foto: Danielle de Niese - Chris Dunlop / DECCA

Ramón Jacques

Desde hace trece temporadas, la Orquesta Colburn (The Colburn Orchestra) se ha convertido en la agrupación emblema del Conservatorio de Musica Colburn, el más importante de la ciudad de los Ángeles, y su cercanía con otras intuiciones culturales de la ciudad de la ciudad le ha permitido ser dirigida en conciertos por las batuta de directores como James Conlon, Plácido Domingo, Gustavo Dudamel, Sir Neville Marriner, Kurt Masur, Nicolas McGegan entre otros; contar con la presencia de destacados solistas como Mstislav Rostropovich e Itzhak Perlman, y de incluso formar parte de la cartelera anual de conciertos de la Filarmónica de Los Ángeles que se presentan en la sala de conciertos Walt Disney Hall. Fue precisamente en ese recinto donde la orquesta ofreció un concierto de gala, además de servir como para homenajear a una distinguida ex-alumna del conservatorio al que representa, la soprano Danielle de Niesse, quien participó en la segunda parte de la velada.  El programa fue dirigido por  el experimentado maestro francés Stéphane Denève, hoy titular de la Orquesta de la Radio de Stuttgart y director principal invitado de la Orquesta de Filadelfia (The Philadelphia Orchestra) quien inicio el concierto con una alegre pero breve pieza musical Just down west street..on the left, de John Williams, compositor local conocido principalmente por su música para el cine, pero que cuenta con un interesante catalogo de piezas sinfónicas, de las cuales el propio Denève se ha convertido en un conocedor y ávido difusor. Se ejecutaron también la Suite No. 2 para orquesta Dafnis y Cloe de Maurice Ravel de la que emergió la apasionada música llena de sensuales y exuberantes armonías que contiene este fresco musical. Finalmente, se escuchó el breve pero gustoso Concierto para piano y orquesta No.1  en mi bemol mayor de Franz Liszt que tuvo como solista al joven pianista italiano Rodolfo Leone, también alumno del conservatorio, quien demostró agilidad y precisión al teclado.  En términos generales la Colburn, mostró uniformidad y competencia en cada una de sus secciones y el porqué está ya ocupando un nicho dentro de la vasta programación musical de esta ciudad.  La soprano Danielle de Niesse agradó por la claridad y brillantez de su timbre en arias como “Ah! Je ris de me voir si belle”  de Fausto y ‘O mio babbino’ caro de Gianni Schicchi. Inexplicablemente omitió interpretar ‘Una voce poco fa’  de Rossini, anunciada en el programa de mano, aunque se entiende que prevalecía primordialmente el espíritu del ‘homenaje’ sobre el lucimiento vocal.  Finalmente la gracia y la comicidad se hicieron presentes en “Art is calling for Me.. I want to be a a prima donna” de The Enchantress de Víctor Herbert, y el temperamento y el nervio en “Granada” de A. Lara y en “Les filles de Cadix” de L. Delibes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario