lunes, 13 de junio de 2016

Marie Galante de Kurt Weill en La Habana Cuba

Emilie Pictet (soprano)
Foto crédito: Anabel Díaz Mena / periódico Granma

Alberto Rosas M. 

Dentro del marco del mes de la cultura francesa realizado en La Habana Cuba y en coproducción con el Festival de Musiques Interdites (Músicas Prohibidas) de Marsella (especializado en difundir obras de compositores perseguidos, principalmente por el régimen nazi) se presentó en el Teatro José Martí de esta ciudad, en carácter de estreno local y latinoamericano, la obra en 10 cuadros o escenas con música de Kurt Weill: Marie Galante. La obra, con libreto basado en la novela homónima escrita en 1931 por Jacques Deval,  cuenta con pasajes cantados, otros bailados y orquestados por Kurt Weill para su presentación escénica que ocurrió el 22 de diciembre de 1934 en el Théâtre de Paris. La historia aborda el tema del exilio y versa sobre la historia de Marie, una prostituta francesa que se embarca en un viaje sin regreso del puerto de Burdeos a Panamá, ya que su miserable condición de carcelaria solo le la hace pensar en una Francia idealizada.  La adaptación escénica de este concierto lirico semi-escénico estuvo cargo de Michel Pastor, director del mencionado festival francés, quien señaló que esta fue la  primera ocasión que la obra se ha escuchado en versión completa, porque gracias a la ayuda de la Fundación Kurt Weill de Nueva York, se le agregaron cinco fragmentos de la partitura original no interpretados antes.  En apenas setenta minutos transcurrieron los diez cuadros, uniendo la lirica con la narrativa, cantada y hablada. El papel principal fue interpretado por la soprano suiza Emilie Pictet con grata y cálida voz con la que regaló al publico una exquisita interpretación de la balada – o tango habanero-  Youkali.  Emilie tuvo el acompañamiento musical de catorce músicos pertenecientes a la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso, con la conducción del maestro Giovanni Duarte. Se contó además con la presencia de la soprano cubana Dayamí Pérez, del bajo Ulises Clark y de Toni Piñera quien prestó su voz recitante. El proyecto que nació como una colaboración entre Cuba Cooperación Francia, la Casa Víctor Hugo, la Oficina del Historiador de la Ciudad, el Teatro Martí, y el festival marsellés, prevé la posibilidad de realizar más funciones de este tipo, y el siguiente titulo sería la ópera Los siete pecados capitales de Kurt Weill en un futuro muy cercano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario