lunes, 28 de julio de 2014

EXCELENTE VERSION DE MEDEA POR JUVENTUS LYRICA Medea (Medée), Buenos Aires, Argentina

Fotos: Liliana Morsia

Dr. Alberto Leal

Medea Opera en tres actos. Música: Luigi Cherubini. Libreto en francés de francés de François-Benoît Hoffmann (Reelaboración de textos: María Jaunarena, a partir de las creaciones de Eurípides, Séneca, Médée de Pierre Corneille y Jean Anouihl. Traducción del libreto original en francés y de textos en español: Marie Lagarde. Teatro Avenida, Juventus Lyrica, 20.30. Primera representación en Sudamérica, Teatro Colón: 4 de septiembre de 1979 (Cantada en italiano). Primera representación de la Versión en francés. Dirección musical: Hernán Schvartzman. Dirección escénica: María Jaunarena. Maestro Preparador del Coro de Juventus Lyrica: Hernán Sánchez Arteaga. Escenografía e iluminación: Gonzalo Córdova. Medea: Sabrina Cirera. Jasón: Darío Schmunck. Creón: Alejandro Meerapfel. Nerís: Eugenia Fuente. Dircé: Laura Pisani. dama: Laura Delogu. Segunda dama: Verónica Canaves y elenco. Función del 18/07/14


Estrenada en 1797 en el Théâtre Feydeau de Paris, no tuvo mayor éxito y no fue representada por años. La versión italiana se estrenó en Viena en 1802 y en 1809 una versión abreviada por el mismo Cherubini. En 1855 se estrena la versión en alemán, basada en la estrenada en Viena en 1809 pero con recitativos compuestos por Franz Lachner en lugar de los textos hablados originales. Esta versión luego fue traducida al italiano y revisada en 1955 para Maria Callas. Debo confesar que siempre prefiero las versiones originales de cualquier título, por respeto al autor y que inclusive no estoy de acuerdo con los “cortes tradicionales” que se hacen habitualmente. De todas maneras en este caso, donde históricamente la obra ha sido modificada gran cantidad de veces, incluso por el mismo compositor, es lógico admitir que se produzcan cambios. Realmente sentí un poco de escozor al leer reportajes de la Sra Jaunarena, donde pretende mostrar a Medea como una feminista, que lucha contra un marido que la dejó y a partir de allí practica una terrible venganza. Esto parece no tener sentido con la música de Cherubini. De la misma forma la alteración del texto “original” y parlamentos agregados de Euripides, al principio de la misma. Sin embargo esto en nada empaña una versión simplemente antológica y mucho debemos agradecer a Juventus Lyrica hacernos conocer la versión francesa, ya que aquí solo se conocía la italiana presentada por el Teatro Colón en 1969. Nada de esto quita valor al excelente trabajo de María Jaunarena, quien demuestra que  su notable trabajo en “Otra vuelta de tuerca” no fue producto de la casualidad, convirtiéndose en uno de los Directores de escena más notables de nuestro medio. Ha profundizado el argumento y cada uno de los personajes de Medea, todo tiene un sentido que profundiza el drama. Nada ha quedado al azar, la marcación actoral es notable, produciendo momentos de gran belleza visual y otros - como la escena final- de duro dramatismo. Excelente trabajo y esperamos con ansiedad poder ver nuevas puestas en un futuro próximo. Con una despojada, bella y ajustada escenografía de Gonzalo Córdova, quien también es el responsable de la excelente iluminación. La parte visual se convierte en otro baluarte de esta notable puesta. Lo mismo que el apropiado y bello vestuario de la misma María JaunarenaHernán Schvartzman, tal vez en su mejor trabajo hasta la fecha en nuestro país, agudizó todo el tiempo el sentido dramático de la partitura, logrando un gran trabajo de la orquesta. Más allá de algunos pequeños desajustes (típicos cuando se trabaja con instrumentos originales) , la orquesta vibró cada instante con el drama, demostrando claramente que estamos en presencia de un gran Director. 
Pero además esta versión contó con un magnífico elenco, donde fue notable el trabajo de preparación previa. Brillante bajo todo punto de vista el Coro dirigido por Sánchez Arteaga, con notable entrega y nivel expresivo, logrando momentos de gran belleza. En lo personal, luego de ver su participación en varios títulos, pero sobre todo en su último Oberto, creía que Sabrina Cirera sería una muy buena Medea. Su trabajo superó todas mis expectativas. Y pienso que es una de las pocas sopranos de nuestro medio que puede asumir el rol con el nivel brindado. Con una voz de notable volumen, excelente extensión y gran fuerza dramática, generó una Medea memorable. Se entregó con todas sus fuerzas al personaje - que por lejos lleva el peso total de la obra – manifestando su dolor de una forma casi introspectiva, acentuando el drama latente. Su voz está adquiriendo más peso y debe ser tenida en cuenta por el resto de los Teatros, ya que condiciones como las suyas no abundan. Maravillosa prestación, BRAVO. A su lado, no desmereció Eugenia Fuente como Neris, cantando con su bello y cálido timbre, actuando con hondura dramática y logrando brillantes contraescenas. Excelente trabajo. Darío Schmunck, a quien noté con una voz más robusta que en otras oportunidades, cantó con su reconocida línea de canto, la belleza de su timbre, notable sector agudo y gran sentido dramático. Su Jasón tuvo perfección vocal y muy buen aporte actoral, mostrando además – tal vez – la mejor dicción francesa del elenco. Otro trabajo para atesorar. Laura Pisani cantó con bello timbre, muy buena línea de canto y manejo de las coloraturas, transmitiendo a la perfección las inseguridades de su personaje. Además, lució una estupenda figura en uno de los momentos más arriesgados de la puesta. Alejandro Meerapfel cantó con autoridad su Creón, mostrando buena voz y excelente línea de canto y gran dignidad en lo actoral. Muy expresiva y con un muy interesante nivel vocal Laura Delogu, lo mismo que el resto del elenco. UN ¡GRACIAS! A Juventus Lyrica por regalarnos una esplendida versión francesa de Medea. Un trabajo que no será olvidado fácilmente y que todo amante de la ópera no puede perder la oportunidad de ver. Sin dudas, el mejor espectáculo operístico presentado en Buenos Aires hasta la fecha. Bravo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario