miércoles, 30 de julio de 2014

Medée de Cherubini por Juventus Lyrica (elenco alternativo) Buenos Aires

Foto gentileza de Juventus Lyrica. Crédito de Liliana Morsia

Gustavo Gabriel Otero

Buenos Aires, jueves 24 de julio de 2014. Teatro Avenida. Luigi Cherubini: Medée (Medea). Tragedia Lírica en tres actos. Libreto de François Benoît Hoffmann. Reelaboración de diálogos: María Jaunarena. María Jaunarena, diseño de vestuario y dirección escénica. Gonzalo Córdova, escenografía. Gonzalo Córdova y Facundo Estol, iluminación. Marian Carnovali (Medea), Nazareth Aufe (Jasón), Alejandro Meerapfel (Creón), Laura Pisani (Dircé), Verónica Canaves (Nerís), Laura Delogu y Laura Álvarez Renedo (Doncellas de Dircé). Orquesta y Coro de Juventus Lyrica. Director del Coro: Hernán Sánchez Arteaga. Dirección Musical: Hernán Scvartzman. Espectáculo presentado y producido por la Asociación de Ópera Juventus Lyrica.

La Asociación de Ópera Juventus Lyrica, que está transitando sus quince años de trayectoria en el medio local argentino, presentó cuatro funciones de Medée de Luigi Cherubini con distintas distribuciones de elencos que determinaron tres conformaciones distintas: el reparto del día 18 de julio, el que reseñamos del 24 y un tercero similar al del día del estreno pero con el mismo tenor del 24. Es una verdadera pena que en sus larga y trascendente trayectoria la Institución no anuncie jamás cual es el reparto designado para cada función y que el público se entere a quien escuchará en el momento de abrir el programa de mano. En el plano de la ópera el mito de Medea fue tratado desde Francesco Cavalli (1649) con Giasone hasta la actual Medea de Rolf Lieberrmann pasando por una multitud de compositores entre los que se cuenta el argentino Claudio Guidi Drei con su obra estrenada en el Teatro Colón en 1973. El 23 de ventoso del año V (13 de marzo de 1797) en el Teatro Feydeau de París, Francia, el público presenció las primeras funciones de Medée de Luigi Cherubini con una estructura con diálogos hablados y cantada en francés, el éxito fue escaso pero teniendo en cuenta el momento histórico de Francia quizás no quedaba mucho margen para las novedades artísticas. En el año 1855 el alemán Franz Lachner convierte los diálogos hablados en recitativos y en 1909, para el estreno italiano en el Teatro Alla Scala de Milán, fue traducida al italiano por Carlo Zangarini. A Sudamérica llegó en la versión italiana de Zangarini en septiembre de 1969 con el concurso de la soprano Gwyneth Jones como Medea y la dirección orquestal de Fernando Previtali. Luego de estas 5 representaciones en el Teatro Colón la encontramos solamente en mayo de 2002 ofrecida por la casa de la Ópera de Buenos Aires en el Teatro Margarita Xirgu. Por primera vez el público de Buenos Aires pudo presenciar la obra en su original francés con diálogos en un importantísimo aporte cultural de Juventus Lyrica que sumó a su finalidad de ofrecer oportunidades a jóvenes artistas. María Jaunarena no sólo diseñó la puesta escénica sino que reelaboró los diálogos hablados de François-Benoît Hoffmann con aportes de las versiones de Eurípides, Séneca, Pierre Corneille y Jean Anouilh. Quizás lo más llamativo de la reelaboración sea el pequeño diálogo intercalado antes de la obertura. Nuevamente Jaunarena realizó un trabajo prolijo y respetuoso de la obra con adecuada teatralidad, muy buenos ribetes clásicos y un efecto final de excelente impacto. La sencilla escenografía de Gonzalo Córdova dio buen marco a la tragedia y fue acompañada por un vestuario también de María Jaunarena que resultó consecuente con la idea escenográfica. Quizás lo más flojo de la realización visual fue el diseño de iluminación de Gonzalo Córdova y Facundo Estol, pobre y demasiado tendiente a la oscuridad. El Coro de Juventus Lyrica, dirigido por Hernán Sanchez Arteaga, realizó una adecuada actuación. Mientras que la orquesta, compuesta por instrumentos de época o sus réplicas, bajo la batuta de Hernán Schvartzman realizó un correcto acompañamiento y, como pasa en algunos de estos conjuntos con instrumentos originales, en algunos momentos se desajustó en la afinación sin llegar a dañar un resultado final totalmente favorable. Del elenco sobresalió el protagonismo de Mariana Carnovali como Medea quien pese a su juventud logró darle el mitológico personaje todos los acentos vocales y dramáticos para resultar vencedora ante una más que difícil partitura. Nazareth Aufe resultó un voluntarioso Jasón de correcto desempeño vocal pero lejos del refinamiento del estilo francés. Alejandro Meerapfel brindó profesionalismo, presencia escénica y perfecto estilo a su Creón. Laura Pisani fue una Dircé de voz cristalina mientras que Verónica Canaves resultó una solvente Nerís. Con lo justo el resto del elenco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario