sábado, 1 de octubre de 2011

"Pasíón Arrabalera" una buena muestra del ciclo "Pasión Gitana" con el conjunto de Pedro Fernández y sus invitados en Santiago de Chile

Foto: Pedro Fernandez

Johnny Teperman.

Pedro Fernández y su conjunto presentaron en el Teatro Nescafé de las Artes, en dos ocasiones, su nuevo espectáculo "Pasión Arrabalera", en que destacó la presencia de dos invitadas de lujo: la bailaora española "Carmen "La Talegona" (Carmen Rivas) y la "cantaora" chilena Carmen Fernández. La pasión por el tango argentino, las letras de Violeta Parra y Pablo Neruda fusionadas con el flamenco fueron elementos más que suficientes para que "La Talegona" se deciidera venir a participar desde Europa en este montaje, con el cual recorrieron Chile y ahora lo pusieron en escena en la capital, como parte del ciclo "Pasión Flamenca". Dividido en cinco cuadros ("Encuentro", "Porteña", "Flamenca", Raíz" y "Arrabalera") de cerca de hora y media de duración, este "Flamenco Arrabalero" , con solistas y músicos sobre el escenario, sin una escenografía que diferenciara a cada cuadro, destacó -sin duda alguna-el baile de Carmen Rivas, "Flamenca" , de gran riqueza estilística y pasión que se comunicó en gran medida a un público muy ávido del buen bailar. También merece anotarse las dos interpretaciones en solitario de la cantante Angela Fernández, en sus versiones "flamencas" de "María de Buenos Aires" y "Gracias a la Vida" de Violeta Parra. Debe también agregarse la presencia en uno de los cuadros del actor y director teatral Jorge Muñoz. Pedro Fernández, el máximo referente de la Compañía Embrujo, que ha llevado este espectáculo incluso a España y China, es el guía y figura emblemática de este conjunto. Se advierte en plena madurez, recientemente incluso premiado por los periodistas de espectáculos de Apes y luciendo fineza, expresividad y talento.  Fernández es considerado el único "bailaor" chileno, discípulo de Cristóbal Reyes (maestro de Joaquín Cortés y Sara Baras), y además lidera la única compañía chilena de flamenco, Embrujo Flamenco, que ha salido de gira internacionalmente. Como si eso fuera poco, una alumna suya, Catalina Farías, es la única chilena en la compañía de Reyes. "Flamenco Arrabalero" representa la comunión existente entre el flamenco y el tango, ambos originados como la forma más pura de expresión del pueblo que manifiesta su sentir y sus emociones. La obra toma como punto de partida elementos del tango y el flamenco tradicionales, como son las letras, melodías y técnicas de baile, y los incorpora a las distintas piezas coreográficas, enriqueciéndolas con las tendencias actuales de música y baile. Como elemento crucial para lograr este gran desafío, la compañía Embrujo Flamenco ha integrado a los clásicos instrumentos flamencos (guitarra y cajón) el violín y cello, instrumentos con sonoridad zíngara (de los orígenes del flamenco) y muy utilizados en el tango argentino. Además, ha integrado el bajo eléctrico, que aporta la tendencia actual de la música contemporánea. Pedro Fernández comenzó sus estudios de danza clásica española a los 4 años y a los16 partió con el baile flamenco. Su principal maestro en esta expresión es Cristóbal Reyes, gitano andaluz, formador de grandes estrellas como Joaquín Cortés y Sara Baras. Pedro ha ganado concursos de danza, chilenos y argentinos, en categorías clásico español y flamenco. En 2007 fue el único extranjero seleccionado para presentar su obra "Balada para un Loco", en el Certamen Internacional de Flamenco 2007, en el Teatro Albéniz de Madrid. Embrujo Flamenco es una compañía formada el año 2000 por Pedro Fernández. Se mantiene hasta la fecha en continuo trabajo, con un repertorio que incluye las obras "Corazones de Muerte" (2001), "Flamenco X Pasión" (2003), "El Tablao del Diablo" (presentada en teatros de Montevideo y Punta del Este) (2005) y "Templao, pura emoción" (2007). "Flamenco Arrabalero", una interesante mirada que une el flamenco y el tango argentino, estuvo de gira durante todo mayo de 2008 en Buenos Aires y Uruguay. En resumen, un espectáculo de flamenco, con tintes a la sudamericana, con buenos invitados y una digna participación de músicos nacionales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario