lunes, 10 de octubre de 2011

"DON PASQUALE", LA MEJOR ÓPERA CÓMICA DE DONIZETTI, RETORNA A LA ESCENA LIRICA CHILENA

Foto: Teatro Municipal de Santiago


Johnny Teperman 
Con la conducción musical del italiano Antonello Allemandi, y la dirección de escena de Fabio Sparvoli, esta ópera narra las desventuras de un anciano millonario que, para desheredar a su sobrino, se casa con una jovencita que luego le resulta insoportable.  Don Pasquale (título original en italiano; en español Don Pascual), ópera bufa en tres actos con música de Gaetano Donizetti, y libreto en italiano, de Giovanni Ruffini y el propio compositor, adaptado del texto de la ópera italiana Ser Marco Antonio, escrito por Angelo Anelli para Ser Marcantonio (1810) de Stefano Pavesi.

Reparto.- Don Pasquale: Alessandro Corbelli / Luis Gaeta* Norina: Laura Giordano / Patricia Cifuentes* Doctor Malatesta: Bruno Taddia / Patricio Sabaté* Ernesto: Juan Francisco Gatell / Patricio Saxton*  Notario: Gonzalo Araya *Ópera Estelar. Orquesta Filarmónica de Santiago  Director: Antonello Allemandi. Coro del Teatro Municipal. Director: Jorge Klastornick. Director de Escena: Fabio Sparvoli. Escenografía: Giorgio Ricchelli. Iluminación: José Luis Fiorruccio
Vestuario: Patricia Toffolutti

La soprano italiana Laura Giordano en la versión internacional y la chilena Patricia Cifuentes en su contraparte estelar, sobresalieron en ambos elencos y con características similares. Ellas son jóvenes, de bellos físicos y cantan muy bien. Además qjue teatralmente sacaron provecho a su picardía. Lucieron sus proporcionadas anatomías en la escena de la bañera y mostraron su energía y severidad cuando torturaban al pobre de Don Pasquale. Esta versión del año 2012 de la obra de Donizetti se vio algo descolorida en su versión internacional. El barítono Alessandro Corbelli, famoso en todo el mundo, no se exigió al máximo para su simpático rol, aunque teatralmente se esforzó por hacerlo mejor. En cambio, el Don Pasquale del argentino Gaeta, se vio más equilibrado en su personaje, más comprometido con su rol y consiguió un buen resultado.En cuanto a los tenores que personificaron al apasionado Ernesto, el argentino Juan Francisco Gatell, mostró una voz fina, pero sin grandes matices, mientras que el chileno Patricio Saxton, tuvo momentos de mucha calidad, como un fiel intérprete verdiano. 

El rol de Malatesta tuvo buenas caracterizaciones en el italiano Bruno Taddia y al cantante nacional Patricio Sabaté quien ya ha dado muestras de su clase en recientes versiones anteriores de la misma opera. Ambos, en todo caso, se luicieron en el duo bufo junto a Don Pasquale, en el trabalenguas durante la parte final ("aspetta, aspetta").  El barítono chileno Gonzalo Araya (notario), mostró dotes histriónicas aceptables, aunque sobreactuó en las cortas escenas de su participación. La regie de Favio Sparvelli, pasable y con algunos aciertos, como la sexy escena de la bañera, muy apropiada para este ápoca.La escenografía de Giorgio Richelli, dfemasiado `plana, muy seria y poco imaginativa. Al cambiar en el acto final, se trasformó en un jardín-laberinto, que le impedía al público una correcta visión de los actores cantantes.  Antonello Allemandi fue un correcto director orquesta, muy entusiastay movedizo para seguir la acción que sucedía sobre el escenario y la Orquesta Filarmónica de Santiago, a nivel de su prestigio. La obertura de la obra, que es muy descriptiva para ir anticipando las escenas que se sucederán, se constituyó en una tan extensa, como aplaudida introducción. El coro profesional del Municipal qjue dirige Jorge Klastoernick, a gran altura, como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario