viernes, 10 de febrero de 2012

EL TEATRO REAL DE MADRID RENUEVA PATRONATO Y PRESENTA LA TEMPORADA 2012-2013

Foto: Javier del Real

Alicia Perris

Comenzar esta reseña hablando de la crisis económica que azota España, Europa en general y el Teatro Real en particular, sería redundante y poco imaginativo, ya que todos los especialistas, el público y los gestores, no hablan de otra cosa. Sin embargo, siempre queda un territorio musical donde se puede, pese a todo, recomenzar y/o seguir adelante con dignidad y estilo. El coliseo de la capital de España acaba de incorporar nuevos patronos, algunos ligados a su cargo político en la ciudad, otros a su trayectoria en otras instituciones destacadas dedicadas a la cultura, mientras ingresa también el nuevo Administrador General, Ignacio García-Belenguer a la casa, en sustitución de Alfredo Tejero, que dimitió hace unos días. Ante la situación financiera precaria del Liceu de Barcelona, que lo ha obligado a cerrar algunas semanas, Gregorio Marañón, Presidente del Patronato del Real afirmó que “no vamos a cerrar” y que “2012 va a ser difícil porque hay que estar en ajuste permanente y tener gran agilidad de reacción”. Aunque, finalmente agregó que “no se puede pensar que se va a vivir en crisis permanente, hay que pensar en ir saliendo ya de ella”. Coincidiendo con estas incorporaciones y sustituciones, se presentó la próxima temporada, con compositores que incluyen a Bizet, Donizetti, Verdi, Wagner y Puccini, a pesar de que para el Director Musical, Gerard Mortier, el músico de Lucca no forma parte de sus elecciones más habituales. Et quand même… El público que desde hace quince años sigue con un abono o una fidelidad constante las propuestas de cada temporada, se frota las manos al comprobar que hay un evidente retorno a un repertorio más clásico que el de la presente temporada. Mucho Mozart: “La flauta mágica”, “Cosi fan tutte” y “Don Giovanni”, en tres nuevas producciones con unos responsables de lujo, Robert Carsen, Michael Haneke el cineasta y Tcherniakov. El capítulo dedicado a Mozart se cerrará con un espectáculo del Mark Morris Dance Group. “Moses und Aaron” de Schoenberg representará a la Escuela de Viena, en versión concierto con solo dos funciones. También podremos disfrutar del “Wozzeck” de Alban Berg. El poder, universo que fascina a Gerard Mortier, tendrá su mejor exponente en el “Boris Godunov” de Mussorgski y también veremos “Macbeth” y “The perfect American”, de Philip Glass, sobre Walt Dinesy “y su influencia sobre los niños”, tema que hace décadas tratara en un libro que hoy es de culto, Ariel Dorfman, en“Cómo leer al Pato Donald”. Riccardo Muti dirigirá “La rappresaglia” de Mercadante, una ópera napolitana, como él. Están incluidas en la temporada además “Il prigionero” de Dallapicola” y “Suor Angelica” de Puccini y, en versión concierto, “Roberto Devereux”, de Donizzetti, “Parsifal” de Wagner y “Les pêcheurs de perles” de Bizet, que traerá nuevamente a Juan Diego Flórez al Real. Vendrá también “Il postino”, que ya fue ofrecida en otros foros, del compositor mexicano Daniel Catán, fallecido en abril del año pasado, con Plácido Domingo. Habrá flamenco dentro del apartado de ballet, un descubrimiento estimulante para el director artístico y el Ballet de l´ Opéra de Lyon presentará “One of a kind” de Jiri Kylián y “Romeo y Julieta”, de Prokofiev, extraordinariamente revisitado, con la Compañía Nacional de Danza de José Carlos Martínez. Maurizio Pollini, Joyce DiDonato, las hermanas Labèque entre otros proyectos, formarán parte del ciclo “Las Noches del Real”, que esta temporada está teniendo muchísimo éxito. Un respiro lírico y estético para olvidar la crisis, la economía y el desánimo. Menos mal, que por ahora y esperemos que continúe, el barco del Real prosigue sin desmayo con sus singladuras, y los melómanos con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario