martes, 5 de agosto de 2014

Moverá pasiones con Tosca en León México – Entrevista con el director de orquesta Marco Boemi


El director de orquesta italiano Marco Boemi quien dirigirá la puesta en escena de Tosca en el Teatro del Bicentenario de León, que marcará su debut en México,  fue entrevistado por el diario local am. La entrevista fue hecha por el periodista Luis Lerma Carmona

El director de orquesta italiano Marco Boemi espera mover pasiones con la ópera “Tosca”, la nueva producción del Teatro del Bicentenario. En su primera visita a México como director musical, confía en que los mexicanos responderán a las emociones contenidas en la obra de Giacomo Puccini, de la misma manera en que lo hacen los italianos por la calidez y el entusiasmo que nos distinguen como latinos. El también pianista considera que “Tosca” además será apreciada en León, como ha sido durante 114 años desde su entreno en Roma, por la belleza de su música, así como por el equilibrio entre la orquesta y las voces. Pero también por el realismo de sus personajes, que podemos encontrar fácilmente en la vida real. Los celos de Floria Tosca, una célebre cantante; la ironía de Mario Cavaradossi, un pintor, y la maldad elegante del barón Scarpia, jefe de policía, son sentimientos que traspasan la italianidad y son comprendidos en cualquier parte del mundo. Para el maestro Boemi, este realismo teatral es más importante que la música en las óperas de Puccini, sobre todo en “Tosca”, así que prefiere tener en escena a buenos cantantes y actores que a bellas voces, para que la obra sea creíble y pueda despertar emociones en la audiencia.

Se ha presentado en importantes teatros de Italia, Reino Unido, Japón, entre otros. ¿Es su primera visita a México? ¿Qué significa para usted venir a nuestro País?

Ya había tenido ganas de venir a México y ahora que tengo la oportunidad, estoy curioso. Al saber que estaba este teatro moderno, cuando me invitaron quise venir y saber cómo es el recibimiento del público, porque los mexicanos, como los italianos, son pasionales. Entonces estoy sumamente curioso por saber su reacción hacia la ópera. Yo estoy seguro que será un público que participa, se entusiasma, y del que, lo más importante, sentiré una respuesta emotive.
¿Qué opinión tiene de la ópera en México?

Es una pregunta difícil de responder porque es la primera vez que vengo a México, es la primera vez que trabajo con músicos mexicanos, entonces aún no conozco la calidad de los músicos, los cantantes y los instrumentos con los que cuentan, lo cual me interesa mucho. Sin embargo, por el tipo de personalidad, creo que deben ser como los que encontramos en nuestra Italia.

Cuenta con un amplio repertorio, tanto sinfónico como operístico. ¿Tiene para usted un significado especial la ópera “Tosca”?

Parto de la idea de que existen tres autores italianos que para mí son los mejores: Rossini, Verdi y Puccini. Particularmente, Puccini es un autor que estimo por su pasión y entusiasmo, pero también por ser cercano y real. ¿Por qué real? Porque a pesar de que Tosca es una prima donna, al mismo tiempo puede ser una amiga nuestra. También en la ópera “La Bohème”, Mimí y Rodolfo pueden ser amigos nuestros. Pero Tosca es una ópera con personajes con quienes se puede identificar un cercano nuestro.

Para mí, “Tosca” es una obra muy querida por su modernidad y sutileza de la escritura orquestal. Puccini era un músico que amaba escribir para la orquesta y que buscaba el equilibrio entre la voz y la orquesta, como un diálogo, y este equilibrio lo podemos encontrar perfectamente en “Tosca”.

“Tosca” se ha mantenido entre las favoritas del público. ¿Por qué cree que se ha mantenido vigente?

Es verdad que “Tosca” es una ópera sumamente italiana, no sólo porque está escrita en italiano, sino por el carácter de sus personajes. Pero al mismo tiempo, el genio de Puccini logra superar la italianidad de la ópera y la vuelve universal. Esto hace que “Tosca” pueda ser comprendida en Alemania, Rusia, México, Estados Unidos, porque habla un lenguaje universal y de sentimientos, como los celos de Tosca, la ironía de Cavaradossi, la maldad elegante de Scarpia; todos estos sentimientos son muy italianos, pero muy comprensibles para cualquier público. En eso consiste el secreto de su genio.

¿Considera “Tosca” la mejor ópera de Puccini?

Es difícil afirmarlo. Seguramente “Tosca” y “La Bohème” son las más populares. Pero es difícil elegir la mejor. De lo que sí estoy seguro es que la ópera más importante de Verdi es “Don Carlo”; de Wagner, “Tristán e Isolda”; de Richard Strauss, “Elektra”. Pero en Puccini, es más difícil, porque después de presentar determinada ópera, me digo, ¡ésta es la mejor!, porque cada una tiene sus cualidades. Pero si forzosamente tuviera que elegir una, elegiría “Tosca”, porque es la más completa y porque existe un equilibrio increíble entre la música y el drama.

Existen diversas interpretaciones de “Tosca”, unas muy románticas, otras más líricas. ¿Cuál es la lectura que usted hace de esta partitura?

Es una buena pregunta. La “Tosca”de Sabatta es bellísima porque es intensa, mientras la “Tosca” de Karajan es lírica y relajada, con un sentido dilatado del tempo, aunque con un problema en las voces, pues éstas son muy líricas. Junto a la Filarmónica de Berlín, Karajan presentó “Tosca” con Katia Ricciarelli y José Carreras, muy joven y con una voz ligera, pero con la preciosidad del color, del fraseo y de cantar piano o pianissimo. Entonces, yo creo que todo depende de los cantantes que están a nuestra disposición. Ahora, si hablamos de una lectura ideal, “Tosca” tendría características más líricas, de sutilezas y colores, sobre todo en el tercer acto y en el dueto del primer acto, que son muy íntimos, mas no grandes.

Se habla de realismo o verismo en “Tosca”. ¿Podría profundizar en este concepto?

Hay una confusión entre realismo y verismo. El verismo como forma de arte no existe en Puccini. Siempre se ha pensado que es así, pero no es verdad. El verismo musical es Mascagni, Leoncavallo, Giordano, Cilea. El realismo de Puccini es distinto porque toma gente común, pero también lugares como la iglesia, el Palacio Farnesio, que está a dos cuadras de la casa donde yo vivía. Pero en “Tosca”, además la ambientación de Roma es típica y muy real, así como los sentimientos de los personajes. Es cierto que Madame Butterfly es de Japón, pero al final es una japonesa vista a través de la perspectiva italiana Así que todos los personajes de Puccini son muy reales, que podemos encontrarnos fácilmente. Pero el verismo es otra cosa, es una forma musical en la que generalmente los cantantes cantan fuerte, toda la orquesta suena fuerte, donde no existe tantasfumaturao color. Y Puccini era un compositor más europeo, incluso él viajó a París a escuchar “Pierrot Lunaire” de Schoenberg, obra que no se conocía en Italia, porque a él le interesaba conocer el lenguaje musical de la vanguardia. Entonces Puccini era un compositor más refinado, elevado, respecto a Mascagni o Leoncavallo.
¿Cuáles son las escenas más difíciles en “Tosca”, dramáticamente y musicalmente?

Dramáticamente, el segundo acto sería el más difícil, porque hay que construir una tensión que crece progresivamente hasta terminar en una explosión. Scarpia es el jefe de policía, un noble, aristócrata, un barón. Alguien que no tendríaV la necesidad de gritar. Pero en el segundo acto esta pasión que él siente por Tosca va creciendo y trata de disuadir invitando a Tosca una copa de vino ouna cena. Al final estas acciones lo transforman y lo hacen perder el control porque nada más piensa en acostarse con ella. Esto, dramáticamente, es dificilísimo.

Musicalmente, todo el inicio del tercer acto sería el más complicado, porque se tiene que crear una atmósfera mágica, de la ciudad que duerme y que lentamente despierta. La escritura es maravillosa, la cual incluye campanas, y demanda a los músicos tocar como una orquesta de cámara, con un sonido ligero, aunque al mismo tiempo apasionado.

Platíquenos de la orquestación en “Tosca”.

A nivel de orquestación, “Tosca” es diferente a la “La Bohème” y más parecida a “Madame Butterfly”. El problema de la orquestación de Puccini es que se requiere de una orquesta grande y que a la vez no suene muy fuerte, porque oculta a los cantantes. En Puccini, la orquesta está al nivel de una orquesta sinfónica. Puccini fue acusado de ser wagneriano, pero es que a principios de los años 1900, él se dio cuenta de que la orquesta no sólo consistía en acompañar a los cantantes; la dificultad de la orquestación de Puccini es que debe haber una orquesta sinfónica, como estructura, y al mismo tiempo, que debe saber acompañar.

¿Qué le diría al público de León?

“Tosca” es una ópera que gusta y gustará. Yo espero, con la colaboración de los cantantes, los músicos, transmitir al público el sentido del drama, que para mí es importante. Yo le diría al público que venga al teatro y que se atreva a recibir emociones.

* EL ARIA

"Vissi d’arte es una aria maravillosa, pero que desde el punto de vista del drama rompe con la tensión creada anteriormente en el segundo acto. Puccini compuso esta aria al final de la partitura, al darse cuenta de que faltaba una aria de Tosca, como el nombre de su ópera. Entonces compuso esta aria para darle su lugar al personaje protagónico"

* ¿Pavarotti o Domingo?

La voz de Pavarotti, a quien yo dirigí en directo, no era bella, sino bellísima, era maravillosa, pero teatralmente no te decía nada, no era Cavaradossi, no era ningún personaje, era Pavarotti en escena. Entonces tenías que cerrar los ojos e imaginar al personaje. Pero Domingo, aunque algunas de sus notas eran dudosas o vocalmente no era perfecto, teatralmente era mucho mejor que Pavarotti.

*¿Maria Callas o Renata Tebaldi?

En ‘Tosca’, la Tebaldi tenía una voz maravillosa, pero Callas en escena era fantástica, creías lo que cantaba. Si yo tengo que dirigir ‘Madame Butterfly’ y en escena tengo a una soprano que pesa 180 kilos, es difícil creer al personaje. Así que si yo tuviera que elegir entre Maria Callas y Renata Tebaldi, elegiría a Callas.

PERFIL

MAESTRO MARCO BOEMI

.Director y pianista.

.Graduado en Derecho por la Universidad La Sapienza, de Roma.

.Tiene más de 20 años de carrera artística.

.Ha trabajado con tres generaciones de cantantes, incluyendo aPavarotti, Taddei, Giaiotti, Luchetti, Sighele, Kabaivanska, Bruson, Ricciarelli, Gruberova, Shicoff, Dessi, Armiliato, Giordani, Sabbatini, La Scola, Siragusa, Gasdia, Rost, Kurzak, Michaels-Moore, Obratzova, Borodina, Abdrazakov, Burchuladze, Leiferkus, Siurina, Zaremba,Vassallo y Canonici.

.Se ha presentado en los principales teatros del mundo, como la Scala de Milán; Teatro de San Carlos, en Nápoles; Teatro de la Ópera de Roma; Teatro Regio, en Parma; Teatro Massimo, en Palermo; Teatro Verdi, en Trieste; Suntory Hall, en Tokyo; Real Concertgebouw, en Ámsterdam; Ópera de la Bastilla, en París; Queen Elizabeth Hall, en Londres; Wiener Musikeverein, en Viena; Gran Teatro de Shanghai, en China y el Festival de Ópera de Rossini, entre otros.

.Ha dirigido a la Orquesta Philharmonia de Londres, Orquesta Filarmónica de Zagreb, Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham, Orquesta Filarmónica Wurttembergische, Orquesta Sinfónica de Adelaide, Orquesta de CámaraI virtuosi di Santa Cecilia, La Scala Young Orchestra y Orquesta Sinfónica de MilánGiuseppe Verdi, así como las orquestas más renombradas de Japón.

.Cuenta con un amplio repertorio tanto sinfónico como operístico, el cual incluye compositores comoWagner, Verdi, R. Strauss, Puccini, Rossini, Mahler , Beethoven, Gershwin, Bernstein, Cajkovskij, Rachmaninoff, Poulenc, Ravel, Massenet, Gounod, Debussy, Bizet, De Falla, Walton, Respighi, Rota, J. Strauss, Lehar, Giordano, Mascagni, Leoncavallo, Cilea, Ponchielli, Saint-Saëns, Offenbach, Mozart, Liszt, Grieg, Schubert, Schumann, Weber, Menotti, Bellini y Donizetti.

.Imparte clases magistrales por todo el mundo a pianistas, cantantes y directores y es considerado como un experto en lied.

.Ha grabado discos para los sellos discográficos Decca, Universal, Philips y TDK, con artistas como Dessi, Sabbatini, Armilato y La Scola.

.Recientemente, fue lanzado un DVD de la producción de Tosca de G. Puccini, dirigida por él y presentada en el Teatro Carlo Felice en Génova, Italia, con Daniela Dessi, Fabio Armiliato y Claudio Sgura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario