domingo, 20 de diciembre de 2009

El Cascanueces (Ballet) - Teatro Municipal de Santiago, Chile

Foto: Teatro Municipal de Santiago

Johnny Teperman

El ballet Cascanueces, cuyo espíritu es volver realidad el sueño de todo niño en Navidad, se está presentando como lo ha hecho a través de las últimas temporadas, en el Teatro Municipal, con funciones durante toda la segunda quincena del mes de diciembre. Debemos considerar, que no sólo es ya una tradición que el Ballet de Santiago, que actualmente dirige Marcia Haydée, presente esta obra en el mes de la Navidad, tal como lo hacen las grandes compañías del mundo, sino que lo haga vistiendo sus mejores galas y con lo mejor de su plana mayor artística de bailarines, músicos y bagaje técnico. Con la bella y conocida música de Piotr Ilych Tchaikovsky, la obra gira en torno a la Navidad de Clara y su hermano Fritz, que junto con recibir regalos, realizan un viaje inolvidable por un mundo de fantasía con atractivos personajes de la mano del muñeco Cascanueces. Son dos actos llenos de magia y fantasía, de una hora cada uno, en los cuales el mejor conjunto de danza clásica del país luce a aus mejores exponentes sobre el escenario, ante un público mayormente infantil que los observa arrobado. Al momento de su creación, Tchaikovsky (1840-1893), tenía 52 años y era famoso como compositor y director en Europa y Estados Unidos. Con toda justicia, es considerado hoy como el compositor de ballet por excelencia por la belleza de sus creaciones y su particular sensibilidad para crear atmósferas. De sus obras musicales, "Cascanueces" es su creación más genial. En la inspirada partitura encontramos temas breves, incisivos, elaborados con habilidad y elegancia y sin embargo, con medios sorprendentemente simples. Y también hay momentos de gran magia que complementan perfectamente los cambios de escena que el ballet requiere. La coreografía es del destacado artista chileno Jaime Pinto (Premio de la Crítica 2003) y fue estrenada en agosto de 2004. Los diseños de escenografía y vestuario son de Pablo Núñez y éstos incluyen detalles asombrosos de una belleza incomparable, que conforman un espectáculo de brillantez.Dentro de la calidad artística expuesta, no podemos dejar de destacar la presencia de algunos solistas, partiendo con el director de la excelente Orquesta Filarmónica de Santiago. José Luis Domínguez y los bailarines Luis Ortigoza como Drosselmeir; José Manuel Ghiso como el Príncipe Cascanueces; Marcela Goicoechea como Reina de la Nieve; Natalia Berríos, como Reina de los Confites (la principal figura de la obra junto con Ortigoza) y Maite Ramírez, como la Reina de la Flores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario