jueves, 17 de noviembre de 2011

Grupo estadounidense "Pearl Jam" marca un concurrido y emotivo contacto con el público> chileno

Foto: Pearl Jam

Johnny Teperman

Comandados por el sempiterno Eddie Vedder, los integrantes del grupo estadounidense "Pearl Jam", celebraron sus 2 años de vida con bombos y platillos, ante más de 50 mil personas, en el Estadio Monumental, de la comuna de Macul. El reecuentro de "Parl Jam"con sus fans locales, no hizo más que confirmar, los sentimientos compartidos de afecto, en un concierto que superó las dos horas y media, con un repertorio especialmente escogido para la ocasión. La cita había empezado una hora antes, con la presentación de la agrupación californiana X, invitada por Pearl Jam para acompañarles en toda su gira Latinoamericana. Exene Cervenka (voz), John Doe (bajo y voz), Billy Zoom (guitarra) y D.J. Bonebrake (batería) subieron al escenario y ofrecieron temas como “Poor girl”, “Los Angeles” y “The Hungry Wolf”. Al cuarteto punk se le vió mucho más cómodo y seguro que en Sao Paulo (ciudad en donde partió el tour) y el público chileno los siguió con interés y gran consideración. Agradecidos por la acogida, los X hicieron subir al escenario a Eddie Vedder, quien interpretó con ellos “Devil doll”, siendo todos muy aplaudidos. Casi una hora después Vedder retornó junto a los guitarristas Mike McCready y Stone Gossard, el bajista Jeff Ament y el baterista Matt Cameron, y ante un Estadio Monumental llenísimo, los músicos de Seattle comenzaron su aguardado show, con “Unthought Known” (Backspacer, 2009), seguida por “Why go”, tema de su exitoso debu discográfico "Ten" (1991). Con las primeras 5 canciones del repertorio, la agrupación había repasado cinco etapas distintas de su trayectoria, abarcando desde su inolvidable "Génesis" hasta su lanzamiento más reciente, encarnado en la canción“Olé”. Con las 31 canciones, repartidas en tres partes, "Pearl Jam" logró convencer tanto a los menos conocedores del grupo -que esperaban los éxitos como “Alive”, “Black” y “Jeremy”-, como a los más devotos, quienes vibraron con las rarezas o temas que la banda interpreta con menos frecuencia, como su versión de “Public Image” o “Cropduster”, del subestimado Riot Act. También hubo oportunidad de homenajear a algunas de sus influencias, versionando “I Believe In Miracles” de los Ramones, y “Baba O’Riley” de The Who, entre otras. Mike McCready sorprendió como inspirado solista canciones como “Even flow” o “Yellow Ledbetter” (que marcó el adiós), mientras que Stone Gossard se descargó totalmente por completo en “Do the evolution” y Boom Gaspar (el tecladista que les acompaña desde 2002) brilla en la improvisación que adorna “Crazy Mary”, todo ello construido sobre la base rítmica de Matt Cameron y Jeff Ament. Auténticos supervivientes entre las bandas que en lo noventa fundaron el subgénero del rock conocido como grunge, un movimiento capitaneado por Nirvana, Soundgarden Alice in Chains, el conjunto de Vedder demostró que sabe reciclarse y cautivar a un respetable que lo llevo nuevamente al tope de un mágico concierto.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario