miércoles, 16 de noviembre de 2011

TRES EXTRAORDINARIOS SOLISTAS EN VIOLIN SE LUCEN JUNTO A LA ORQUESTA SINFONICA DE CHILE

Foto: Robert Kwiatkowski

Johnny Teperman

Bajo la dirección de su titular, Michal Nesterowicz, próximo a dejar el cargo, la Orquesta Sinfónica de Chile ofreció un atractivo programa que incluyó los Conciertos para tres violines y el para violín y orquesta del compositoritaliano del periodo barroco Antonio Vivaldi, además del Concierto para orquesta del compositor polaco Witold Lutoslawski, en el Teatro Universidad de Chile. Protagonista principal de la velada fue el virtuoso violinista polaco Robert Kwiatkowski. El músico europeo, que se llevó los mayores aplausos de la jornada, es un destacado intérprete de música de cámara, ganadorde nnumerables e importantes concursos de su especialidad, en Austria, Francia y Polonia. Es una excepcional figura de la vida musical en la costa de Pomerania. Se educó con las profesoras Krystyna Jurecka y Anna Prabucka-Firlej como violinista e intérprete de Música de cámara. Es el fundador del Dali Piano Quartet con el que recibió reconocimientos y distinciones en concursos nacionales e internacionales. También ha tocado comosolista en conciertos sinfónicos y de cámara. El año 20003 fundó junto a Lucas Lisowoski, la Orquesta deCámara “Hanseática”. Su trabajo inflexible, estilo, originalidad y sensibilidad musical fueron la base del nivel artístico de este grupo, respetado por varias figuras renombradas, no sólo de los escenarios polacos, sino que también del extranjero. Hace varios años es instructor en la Academia de Música de Gdansk, donde trabaja como asistente en las clases de música de cámara de la profesora Anna Prabucka Firlej. El programa y los concertinos. Desde el barroco con Vivaldi al siglo XX abarcó el repertorio escogido para este interesante programa musical. Vivaldi, compositor y músico del Barroco tardío, fue una de las figuras más relevantes de lahistoria de la música, en tanto Witold Lutoslawski, reconocido como uno de los compositores europeos más importantes del siglo XX y el músico más eminente de su país en las tres últimas décadas de esa centuria. De Vivaldi la Sinfónica de Chile, que estuvo en una nochemuy inspirada, interpretó el Concierto para tres violines yorquesta que contó con la participación de los solistas Alberto Dourthé y Héctor Viveros (concertinos de la Sinfónica) y del talentoso violinista polaco Robert Kwiatkowski, quien además fue el solista delConcierto para violín y orquesta del mismo autor. En el cierre, la Sinfónica de Chile interpretó el Concierto para orquesta de Witold Lutoslawski, obra compuesta entre 1950 y 1954 por encargo del director de la Orquesta Filarmónica de Varsovia. Ya se esbozó la gran trayectoria del polaco Kiawtkowski, quien dio una lección de capacidad técnica y personalidad en su actuación. Sin embargo, igualmente hay que destacar lo que ofrecieron los dos concertinos chilenos de la agrupación orquestal. Alberto Dourthé es uno de los más distinguidos intérpretes y profesores de la nueva generación de violinistas del medio local. Desde hace 21 años ocupa el cargo de Concertino de la Orquesta Sinfónica deChile, además ha actuado como solista con las más prestigiosasorquestas del país y reconocidas agrupaciones internacionales. El año 2002 ganó el Premio Víctor Tevah, como el más destacado profesional de la agrupación y ha sido nominado a los premios Apes y Altazor. Dourthé realizó sus estudios en el Instituto de Música de la Universidad Católica de Chile y en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, con los profesores Jaime de la Jara, F. Ansaldi y su padre, Alberto Dourthé Abbé. Los prosiguió en Europa, en elConservatorio de Luxemburgo, donde obtuvo el diploma de fin de Estudios Superiores en Violín y Música de Cámara. Con posterioridad asistió al Conservatorio Real de Mons (Bélgica), graduándose con el Primer Premio enViolín con el maestro P. Koch (discípulo de A. Grumiaux). Además, siguió cursos de perfeccionamiento con el violinista Ozim, profesor del Conservatorio de Colonia, Alemania. Radicado por una década en Europa, tocó con orquestas y conjuntos de cámara de Bélgica, Francia y Luxemburgo y realizó giras por Europa, Estados Unidos y México. Cumplió una destacada labor junto a la Orquesta Jean-Francois Paillard de París y como integrante y concertino de “Les Musiciens” de Luxemburgo. Ha sido concertino de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Luxemburgo, de la Orquesta de Cámara “Les Musiciens” de Luxemburgo, de la Orquesta de Cámara de Santiago y miembro de la Orquesta Sinfónica de la CEE, de la Orquesta de Cámara de Jean-Francois Paillard, de laOrquesta Sinfónica de la Radio de Luxemburgo (actual OPL); además, solista de la Orquesta Filarmónica de Santiago. Héctor Viveros, quien comparte la labor de Concertino de la Sinfónica de Chile con Alberto Dourthé, realizó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música de la Universidad de Chile y los perfeccionó en Estados Unidos, con el maestro Andrés Cardenes, Concertino de laPittsburg Symphony Orchestra en la Carnegie Mellon University deEstados Unidos. En 1995 Ingresó a la Orquesta Sinfónica de Chile y cinco años después ganó el concurso de Concertino de la agrupación, cargo que ejerce hasta hoy. En dos ocasiones fue distinguido con el Premio Víctor Tevah, como mejor solista nacional de las Temporadas 1998 y 2004 de la Sinfónica de Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario