viernes, 20 de enero de 2012

EL “ISTITUTO ITALIANO” DE MADRID RECUPERA ANTIGUOS FULGORES MUSICALES

Alicia Perris

Hace unos años, el Istituto Italiano de Madrid siempre estaba en fiestas. Tenía una programación cultural que daba gloria: directores de cine que venían a comentar sus películas con el equipo de actores y actrices, exposiciones de pintura, finales de curso con actos de premios y becas para los alumnos. Un corazón italiano en un palacete renacentista del centro de la capital de España: una de las antiguas residencias de la Princesa de Éboli. Luego todo se detuvo, pero últimamente, da la impresión de que comienza a haber una vocación de reencuentro con la ciudad que lo alberga y sus habitantes, con los amantes de la cultura italiana y su lengua y también, en este caso, con los melómanos que van en busca de una buena propuesta musical en las tardes invernales. Sus gestores y animadores han organizado un ciclo musical en homenaje a Domenico Scarlatti, un músico de origen napolitano, ligado de una manera entrañable a la cultura española y a España como tierra de acogida. Ayer el pianista Roberto Cominati tocó varias sonatas del compositor y otra serie de obras que hacen considerar como una gran tentación las próximas convocatorias para el 9 de febrero (Rinaldo Alsessandrini) y el 12 de abril (concierto de jazz a cargo de Enrico Pieranunzi). Estarán también en la lista de conciertos intérpretes como Iván Martín, Andrea Lucchesini, Fabio Bonizzoni, Fabrizio Cassol y Chano Domínguez, entre otros. La música de Scarlatti tiene un enorme perfume hispano y hasta falleció en Madrid en 1757, después de más de veinte años residiendo en la ciudad. Había nacido en Nápoles en 1685, cuando también vieron la luz Bach y Haendel y fue maestro de música de la sensible reina de España Bárbara de Braganza, conocida por su afición a la música. Una iniciativa extraordinaria, donde, a pesar de la crisis, siempre se demuestra que hay afición y esperanza para disfrutar de la música y el buen gusto de la hospitalidad italianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario