martes, 3 de enero de 2012

Xerxes de Handel en la Ópera de San Francisco

Foto: Cory Weaver - San Francisco Opera

La celebre e histórica producción que Nicholas Hytner estrenó en 1985 en la English National Opera de Londres, sirvió para introducir por primera ocasión la opera Xerxes de Handel al repertorio de San Francisco. Las elegantes escenografias, que sitúan la acción en un brillante salón y en los jardines Vauxhall, mezclan elementos modernos con diseños basados en las antiguas estructuras de Persépolis, creando imágenes muy sugestivas. La dirección de escena de Michael Walling redondeó un espectáculo de alto nivel, haciendo que la trama fuera más amena con situaciones de sutil y grata comicidad e ironía. A lo anterior, se debe agregar una sólida compañía vocal, encabezada por Susan Graham quien con su actuación exaltó la realeza del personaje principal y exhibió su canto reluciente, ágil y refinado. David Daniels dio seguridad al papel de Arsamenes y adornó cada una de sus arias con un canto suave y fluido. La pasión y la emoción la aportó la contralto Sonia Prina a su caracterización de Amastris al que prestó su distinguido y oscuro timbre con el que hizo estallar en jubilo al publico después de su aria Saprà delle mie offese. La soprano Lisette Oropesa exhibió claridad y admirable convicción vocal como Romilda y Heidi Stober cumplió correctamente como Atalanta. El resto de los cantantes, coro y actores sobre el escenario tuvieron un buen desempeño. La orquesta del teatro, reforzada con clavecín, laúd, tiorba y guitarra barroca emitió un sonido estilizado, uniforme y dinámico, bajo la briosa conducción de Patrick Summers. RJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario