sábado, 26 de febrero de 2011

Concierto de la Orquesta Sinfónica de Lucerna en Turín presentado por la asociación Lingotto Musica.

Foto: Pasquale Juzzolino- Lingotto Musica

Massimo Viazzo

El motivo de mayor interés de este concierto en Turín fue indudablemente el escuchar tocar juntos a dos artistas del calibre de Martha Argerich y Mischa Maisky. La ejecución (en estreno absoluto para Italia) del Doble concierto “Romantic Offering” de Rodion Shchedrin, una obra densamente ecléctica que recuerda el estilo de ejecución bartókiano (piano) cubierta de una sufrida y mas autóctona cantabilidad (violonchelo) evidenció los muy precisos movimientos de dedos y dinámica de la pianista argentina, así como la calida y visceral comunicación del violonchelista letón. Sin embargo, un algo de rapsódico, casi extemporáneo, vició la ejecución de la Sonata en la mayor de César Franck. La obra maestra de cámara que en su adaptación para violonchelo y piano (que pareció ser una mas que otra cosa, una “apropiación indebida” porque resultó indudablemente desequilibrada hacia el registro grave respecto a la versión original para violín y piano), careció de una elegancia de línea, de una búsqueda timbrica, y de la desbordante inspiración de arcadas expresivas que le esta tan peculiar. En vez de ello, los dos solistas apuntaron hacia una decidida fragmentación del dictado musical (demasiado rubati!) que solo por episodios dio vida a momentos de mayor seducción. Además, durante toda la velada, Maisky batalló con una entonación no del todo inmaculada, mientras que al encendido piano de Argerich le faltó una atención mas meditada a cada respiro. Con altibajos fue también la prueba de la Luzerner Sinfonieorchester dirigida por Neeme Järvi, descompuesta y fastidiosa en el Scherzo capriccioso de Antonin Dvořák, y más a sus anchas tanto del punto de vista técnico como en el interpretativo en la Novena Sinfonía de Shostakovich, de la cual ofreció una ejecución, esencial, cortante y sarcástica. Un concierto interlocutorio en espera de la gran velada de Bach del 22 de marzo en la cual la Accademia Bizantina dirigida por Octavio Dantone interpretará completos los conciertos de Brandenburgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario