martes, 15 de febrero de 2011

La música envuelve una vez más las exposiciones pictóricas de la Fundación March en Madrid

Foto: Claudia Yepes, Duncan Gifford- Fundación March
Alicia Perris
Como ya es habitual, la Fundación March que tiene sedes en varias ciudades de España, presenta una muestra artística, con el acompañamiento alusivo de música elegida con buen gusto y acierto, gracias también al apoyo de destacados intérpretes. “América fría. La abstracción geométrica en Latinoamérica (1934-1973)”, ofrece una recopilación de pintura, escultura, fotografía y arquitectura en casi 300 piezas- algunas de ellas exhibidas por primera vez fuera de sus países de origen-, fruto de la creatividad de más de 60 artistas procedentes de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Uruguay, Venezuela y México. Se intenta mostrar en esta ocasión, la fragmentada y compleja evolución de la abstracción geométrica en Hispanoamérica y la innovación autóctona que significó, si se la compara con el mismo movimiento artístico en Europa. Osbel Suárez ha sido el comisario invitado en un proyecto en el que han participado algunos de los más conocidos y prestigiosos artistas del arte del continente hermano como Ferreira Gullar, César Paternosto, Luis Pérez Oramas, María Amalia García o Michael Nungesser, entre otros. Como expresa el material preparado (un catálogo impresionante, un excelente dossier de prensa) para esta exposición, abundante y minucioso, “la muestra refleja una Latinoamérica diversa del estereotipo habitual: frente a la tópica y apresurada identificación de ésta con la temperatura extrema de la espontaneidad y lo nativo, con el trópico y el Caribe, la obra de estos artistas es índice de una América “fría”, objetiva, geométrica, sensible y racional, de la que resulta una abstracción fascinante y sorprendente”.

Una música cálida y evocadora
Nada “frío” resultó en cambio el programa musical de la inauguración por la tarde del 11 de febrero, que contó con las Cinco canciones populares argentinas op. 10 de Alberto Ginastera (1916-1983) (chacarera, triste, zamba, arrorró y gato), las Tres romanzas de José Rozo Contreras (1884-1976), (En el brocal, caracola y a ti), seguidas por las Modinhas e Cançoes de Heitor Villa-Lobos (1887-1959) (Lundú da marqueza de Santos, evocaçao y nhapôpé), para terminar con unas obras de Gisela Hernández (1912-1971) (romancillo, solo por el rocío, mi corazón lo trajo al mar, iba yo por un camino y ay señora mi vecina). El concierto tuvo como intérpretes a la soprano Claudia Yepes y al pianista Duncan Gifford, que dieron lo mejor de sí mismos en un repertorio sofisticado y difícil aunque sea ya conocido. La audición de música de Hispanoamérica a continúa el 16 de febrero con el Trío Arbós, con obras de Mario Davidowsky, Aurelio de la Vega, Juan Carlos Paz y Heitor Villa-Lobos. El miércoles 23 de febrero, el pianista Humberto Quagliata ofrecerá obras de Ángel Lasala, Juan Bautista Plaza y Carlos Guicci, entre otros. Finalmente el 2 de marzo, Ángel Luis Quintana, violonchelo y Carmen Martínez-Pierret, piano, interpretarán obras de Heitor Villa-Lobos, Claudio Santero y Alberto Ginastera. “Los conciertos de este ciclo esbozan la riqueza, con sus particularidades y contradicciones, de la vida musical latinoamericana durante buena parte del siglo XX. La Fundación March manifiesta de esta manera, con esta programación tan rica y variada en lo artístico y en lo casi etnográfico, su intención de reconocer e incorporar compositores que, si bien son apreciados en España, se escucharon durante muchos años de una manera episódica y circunstancial. No está tan lejano el tiempo en que los oyentes habituales de Joan Manuel Serrat pensaban que, como él era el intérprete, había compuesto la partitura de “Se equivocó la paloma”, que en realidad pertenecía al maestro argentino Carlos Guastavino. Son otras épocas, afortunadamente y el Arte nos abre en una momento histórico tan convulso como el nuestro, caminos poco transitados entre los pueblos, llenos de entusiasmo y esperanzas renovadas.

Claudia Yepes, colombiana, reconocida intérprete de música contemporánea, completó sus estudios en la Escuela Superior de Canto, de Madrid.
Duncan Gifford es un pianista australiano afincado en España, donde desarrolla una intensa labor concertista.
El Trío Arbós se formó en Madrid en 1996 y tiene un gran prestigio en la música de cámara.
• Humberto Quagliata es un pianista uruguayo que ha dado ya más de dos mil conciertos en salas de todo el mundo. Ángel Luis Quintana es uno de los más reconocidos violinistas españoles del momento.
• El ciclo se emite por Radio Clásica, de RNE, como es habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario