martes, 16 de noviembre de 2010

Helmut Rilling dirigió la Misa en si menor de Bach en Caracas Venezuela

Foto: Fesnojiv

Prensa Fesnojiv

Este domingo la palabra de Dios volvió a hacerse música. Un coro, integrado por la Schola Cantorum de Venezuela, el Coro Sinfónico Juvenil Metropolitano y la Cantoría Alberto Grau, junto a la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, todos a cargo del reconocido director alemán, Helmuth Rilling, interpretaron la Misa en si menor de Bach y protagonizaron un concierto histórico. Rilling, quien es considerado uno de los directores de música coral más importantes del mundo, estuvo en Venezuela hace 17 años para dirigir esta misa, pero la obra que condujo ayer fue interpretada por una nueva generación de instrumentistas y de coralistas, estos últimos formados por personas que han dedicado su vida a la siembra del canto coral en Venezuela: María Guinand, Lourdes Sánchez, Ana María Raga y Margot Pares Reyna, entre otros.

Ante un publicó que colmó la sala, la música de Bach, escrita en la primera mitad del siglo XVIII, fue de hoy; después de todo, la música de Bach conlleva siempre un mensaje de esperanza, por ello no es capricho que Rilling quiera mantener el legado de Bach. La soprano Mariana Ortiz, la contralto Kismara Pessatti, el bajo Istvan Kovacs y el tenor Timothy Fallon mezclaron sus voces con los músicos principales de las filas de violines, flautas, oboes y cornos para cantar los distintos pasajes del Gloria, luego del inicio representado por un electrizante Kyrie. La misa, que también contó con la participación del organista italiano Silvio Celeghin, prosiguió con la fuerza del Credo, la alabanza del Sanctus y la paz del Agnus Dei. Al final, la sala en pleno ovacionó de pie a los músicos y a un director que a sus 77 años, se hace tan joven en la música como cualquiera de los que estaba en el escenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario