lunes, 9 de noviembre de 2009

Bach Collegium - San Diego, California

Fotos: Bach Collegium San Diego y Rubén Valenzuela –director. Cortesía: Rubén Valenzuela.

Ramón Jacques
El ensamble de música antigua Bach Collegium de San Diego ofreció un programa denominado “The Italian Sojourn” que comprendió obras de algunos de los compositores que influenciaron y marcaron las composiciones de Handel durante su periodo de estancia en Italia alrededor del año 1707. Del amplio catalogo de sonatas y sinfonías compuestas por el compositor veneciano Tomaso Albinoni, se eligió para iniciar la velada, la Sonata I Op. 2 No. 1 (de la Sinfonía a Cinque). En la simple y serena interpretación de esta pieza destacó el lenguaje virtuoso, y ornamentado del violín, característico en los compositores de ese periodo, originado en el instrumento de Pierre Joubert, violinista principal del grupo. Se ofrecieron además dos obras de Arcangelo Corelli, la Sonata para Trio Op 1, interpretada de manera ligera y ágil con expandida y armónica belleza en las cuerdas; y las variaciones de ‘La Folia” Op, 5 No. 12, uno de los temas musicales mas antiguos, originario de la península ibérica, con una ejecución melodiosa y cargada de lirismo. La dirección de Rubén Valenzuela al frente de la orquesta, y desde el clavecín, fue segura y convincente en todo momento. Finalmente, se ofreció una lucida ejecución del Dixit Dominus, HWV 232, obra de carácter religioso y probablemente la más ambiciosa compuesta por Handel en este genero. De la agrupación en conjunto, con coro y solistas, emanó un sonido compacto, homogéneo y dúctil de estimulante exaltación. Lo anterior se logró gracias a Rubén Valenzuela, quien nuevamente desde el clavecín, guió con mano firme, muy atento a las dinámicas, logrando extraer la gama musical y encontrando el justo fraseo y “cantabilità” italiana contenida en la partitura. Sobresalió la soprano Anne-Marie Dicce por la nitidez y suntuosidad en su canto en el aria Tecum principium”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario