jueves, 26 de noviembre de 2009

Entrevista con Emilie Pictet (soprano)

Fotos: © Emilie Pictet; Cosi Fan Tutte Theatre Basel; © Micaela en Carmen, Festival de Verano en el Teatro San Lorenzo de El Escorial, España – Andrés de Gabriel©

Ramón Jacques

Talento, simpatía y belleza es lo que caracteriza a la soprano suiza Emilie Pictet, quien debutó recientemente en el Festival de San Lorenzo del Escorial en España, en el papel de Micaela de Carmen de Bizet, en la controvertida producción escénica del director de escena Calixto Bieito, y donde tuve la oportunidad de descubrirla por primera vez. En su carrera, que apenas se inicia, ha interpretado ya papeles en operas de Mozart como Cosi Fan Tutte (Fiordilig y Despina), Flauta Magica (Pamina), Don Giovanni (Zerlina), Musetta en La Boheme de Pucciniy en obras de Handel, Purcell y Monteverdi, y presentaciones en zarzuela con Calixto Bieito, en Suiza, Italia y España. Ademas ha mostrado preferencia por los recitales y conciertos presentandose en el Wigmore Hall de Londres, el Megaron de Atenas, el Vienna Mozartsaal en Viena, y en teatros de Ginebra, Lausanne y de Alemania. En esta entrevista Emilie nos habla sobre su carrera y sus futuros proyectos.

¿Cómo decidiste hacer del canto una carrera?
Comencé a muy temprana edad como bailarina, después hice teatro en la escuela y forme parte de un coro, hasta que el director me dijo que mi voz era demasiado especial como para solo cantar en coros. Tome clases privadas de voz en Ginebra y mas tarde fui admitida al conservatorio Felix Mendelssohn Bartholdy Hochschule für Musik und Theater en Leipzig, Alemania donde me gradúe en canto y en teatro.

¿Como te describirías vocalmente?
Tengo una voz de soprano lírica, muy apropiada para cantar obras de: Handel, Monteverdi, Gluck, Mozart y Haydn. También puedo cantar algunos papeles románticos. Por ejemplo, recientemente canté el papel de Micaela de Carmen en España, y también el de Blanche en Dialogues des Carmélites de Poulenc, papel que al dia de hoy se ha convertido en mi favorito. Esto sucedió en la Opera de Basilea en Suiza.

¿Para alguien que no conoce tu voz, que es lo primero que te gustaría que te escuchara cantar?
Le cantaría “Chanson Triste” de Henri Duparc y el aria de Fiordiligi en Cosi Fan Tutte
“Come Scoglio”

Participaste en algunos concursos de canto. ¿Qué opinión tienes respecto a esta forma de presentarse para un cantante que se inicia?
Personalmente nunca me han gustado los concursos de canto. Pero si creo que al momento de hacer una audición para un papel, uno debe de pensar como si estuviera en una competencia, además de ser uno mismo.

¿Qué cantantes del pasado y del presente admiras?
Me gustan mucho Régine Crespin y Renata Tebaldi. También Véronique Gens porque creo que el sonido de su voz es el mas parecido o similar al mío.

¿Qué tan importante consideras que es la parte de actuación de un papel?
Yo diría que es el 50% de un personaje. Personalmente no me gusta escuchar voces perfectas en la técnica. Más bien, me gusta ver en escena un personaje y no solo escuchar una voz, porque no me gusta la rectitud, lo anónimo o lo políticamente correcto. Quizás esa es una de las razones por las que me gusta tanto trabajar con Calixto Bieito.

Calixto Bieito esta considerado como un director polémico pero famoso. ¿Qué podrías contarnos de tus experiencias trabajando con el?
Trabajar con Calixto Bieto es un reto porque para el nada es suficiente. El es como un vampiro que quiere más y más. He trabajado con el en una Zarzuela, y en Lulu en Suiza y en Carmen en España. Bieto lleva a los cantantes a un mundo que ni ellos mismos sabían que existía y los hace descubrir cosas acerca de ellos mismos. El quiere que los cantantes exploren su propio mundo y no que lo controlen. A Bieito poco le importa si deja una mala impresión en la gente. Su idea no es dar placer a una audiencia. En otras palabras su idea no es “decorar” la vida de la gente con su trabajo, de la forma que una pintura o la música lo haría. El no cree en embellecer la vida, y busca hacer que la gente despierte por medio de imágenes fuertes.

¿Cómo compararías las ideas de Bieito con las del Regietheater, muy popular en los teatros de Alemania?
A pesar de todo creo que es importante conservar el sueño que forma parte del teatro y de la opera, y debe siempre existir un balance. En ese caso, la posición de Bieito es muy clara, el no quiere dar placer a la audiencia, pero no por ello se debe “matar” el espectáculo o destruirlo de la forma que muchos directores de escena –que no son tan brillantes como Bieito- lo hacen en Alemania. Con Calixto siempre existe una magia, y esa magia es fácil de destruir pero difícil de crear

¿Por qué te gusta tanto hacer recitales?

Me gustan mucho los recitales y hago muchos de ellos porque siento que puedo crear una atmosfera muy intima con el público, y sola con el piano, puedo cantar e influenciar fácilmente esa atmosfera. En concierto con una orquesta eso no se puede hacer. Me agrada cantar la música de compositores como Schubert, Schumann, y de compositores franceses como Fauré, Duparc, Poulenc y Debussy.

¿Cuáles serán tus compromisos futuros y que papeles te gustaría cantar mas adelante?
Voy a cantar papeles en Lulu y Parsifal en el Grand Théâtre de Genève; La Resurrezione de Handel en Lausanne con el director musical Gabriel Garrido, así como el Requiem de Brahms; posteriormente Zerlina en Don Giovanni en Marsella, y Métella en La Vie Parisienne en Nantes, Francia. Mas adelante quiero cantar papeles como Mimi en La Boheme, Poppea en L’Incoronazione di Poppea de Monteverdi y nuevamente el de Blanche de Dialogues des Carmélites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario