jueves, 14 de enero de 2010

Eva Yerbabuena se luce con su obra 'Lluvia' a través de todo Chile.

Fotos: Eva Yerbabuena / Festival Internacional de Teatro Santiago a Mil.

Johnny Teperman A.

La bailaora y coreógrafa española Eva Yerbabuena (Eva María Garrido García, Eva Yerbabuena), uno de los mayores atractivos de la versión 2010 del Festival 'Santiago a Mil', presentó “Lluvia”, su último espectáculo en dos funciones en la capital y otras dos en provincias, Talca e Iquique y el balance es que los chilenos quedamos con gusto a poco, especialmente en la capital.

Seguramente, muchos amantes del flamenco se quedaron sin poder ver esta obra de Eva que, más que flamenco, es un viaje a la soledad y la nostalgia, donde ella, utiliza muchos recursos de la danza contemporánea para aumentar la expresividad de su inspiración.

Se comentó que su teatral entrada, descalza desde la platea hasta un escenario donde gente común (acá fueron varios estudiantes del flamenco), entre la que están confundidos los bailarines, parece no verla,"marca el comienzo de un viaje existencial".

Desde un punto de vista exclusivamente de técnica de baile, ella utiliza elementos contemporáneos en su flamenco (manos dislocadas, lanzamientos de peso, desplome del tren superior) que le dan una energía diferente. También recurre a otros recursos ya más teatrales como el uso de lenguaje de señas, un cantaor cuya voz no se escucha, para dar cuenta de la incomunicación, más aún, de la incapacidad que existede comunicarse.

Es una de las mayores representantes del baile flamenco en el mundo. Definida por la prensa internacional como una de las más destacadas exponentes del estilo así como una de las más completas, tanto por la fuerza como por la pasión de sus movimientos.

Se trata de la tercera visita de la bailaora y coreógrafa española a nuestro país, quien además esta vez, no sólo tuvo una visita mínima a Santiago (dos funciones en el Teatro Municipal), sino que llevó su trabajo a regiones: en el Teatro Regional del Maule, Talca y en el Hemiciclo del Teatro Municipal de Iquique con “Eva”.

El trabajo con el que la artista granadina se presentó en el Teatro Municipal santiaguino, es la última creación que ha elaborado con su compañía y tiene por título 'Lluvia' ya que “nace de un gris de pura melancolía”, según comenta la propia artista. Y agrega, “quiero explorar mis inicios, incomodando quizá un poco (porque es muy fácil definir a la persona que tienes enfrente y no eres tú) a todos aquellos que creen conocerme (…) Mis orígenes son el amor en la más pura soledad. Esto no es una queja, porque estoy segura de que el sufrimiento es un paso hacia el éxito, aunque el éxito no sea lo que más me importa en este momento; aunque el éxito no sea lo que más me haya importado en ningún otro instante”.
De igual forma, afirma sobre este espectáculo que se trata de “un homenaje a la melancolía y el desamor, al estar vivo, al sin fin de la vida. Para ello, nada mejor que la voz interior de una guitarra, a solas, con un tema de guitarra que es planteamiento, nudo y desenlace, y a partir del cual tres voces desarrollarán cantes de otras épocas, como Murciana, Levantica, Taranto, Taranta, Milonga, Tanguillos, Romeras, Soleá y Cuplés, que necesitaba coreografiar desde hace tiempo”.

Eva Yerbabuena tiene una faceta de coreógrafa desde muy joven, lo que le lleva a crear su propia compañía en 1998 y una serie de exitosos montajes como Eva (1998), 5 Mujeres 5 (2000), La Voz del Silencio (2002), A Cuatro Voces (2004), El Huso de la Memoria (2006) y “Santo y Seña” (2007).
Sus inicios están marcados por la experiencia de grandes maestros como Enrique “El Canastero”, Angustillas “La Mona”, Mariquilla y Mario Maya. En 1985 comienza su trayectoria profesional en la compañía de Rafael Aguilar con Diquela de la Alhambra y más tarde pasa a formar parte de la compañía de Paco Moyano.

Artistas de la talla de Pina Bausch y Carolyn Carlson han demandado su colaboración. En el caso de Pina Bausch, Eva participó desde 2001 en los festivales que la coreógrafa alemana organizaba en Wuppertal, sede de su compañía, al lado de figuras como Sylvie Guillem, Ana Laguna, Marie Claude Pietragalla y Mikhail Baryshnikov.
Carolyn Carlson contóa con Eva para la creación de una coreografía en la Bienal de Venecia de 1999. Flamenco Women (1997), del director británico Mike Figgis. Es su primer contacto con el cine.

Entre otros, ha recibido el Premio Flamenco Hoy, mejor Bailaora, 1999, 2000 y 2001; Premio Nacional de Danza 2001, Premios Giraldillos de la XII Bienal de Flamenco de Sevilla, mejor Intérprete y Bailaora, 2002; de la XIV Bienal de Flamenco al mejor baile, 2006; Premio Time Out, mejor intérprete femenina de danza, 2003.

También Premios Max de las Artes Escénicas mejor Intérprete Femenina de Danza y Mejor Espectáculo de Danza por Eva, A cal y canto, 2005; Premios Max de las Artes Escénicas mejor Intérprete Femenina de Danza, 2006 por A Cuatro Voces. Medalla de Andalucía, 2007.

En 2008, fue invitada por Pedro Almodóvar para participar en el homenaje que el Ayuntamiento de Madrid le hacía al director manchego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario