lunes, 25 de enero de 2010

Stefano Bollani en el Teatro de la Fortuna de Fano

Foto: Torelliana 2010, Bollani, Amati Bacciardi.
Mas que la fortuna puede la sustancia
Giosetta Guerra
Despreocupado, ropa informal, despeinado, inicialmente hosco, de sentó al piano e inicio su dialogo con el instrumento entretejió medley que abarcó del jazz estándar a los Beatles para concluir con música sudamericana, y justamente con un homenaje a Jobim, en el que destacaron las notas del tema “One note samba”, que el que inició le concierto. Es Stefano Bollani, el pianista milanés de formación clásica dotado de sorprendente capacidad de invención e improvisación, conocido y aclamado por una platea de jóvenes y otros, y condecorado con varios premios al merito en diversas partes del mundo. No hay una nada previsto en sus veladas, solo su ego y su alter ego que es el piano y la sintonía que se establece entre los dos y verdaderamente se convierte al final en una simbiosis. La música que Bollani siente y elabora, necesita de mas vías de salida, y si el flujo sonoro se expande a través del tocar de sus dedos y aun de sus manos sobre el teclado, el tumulto de la música se expresa a través de la hipercinesia del cuerpo y de sus piernas que no encuentran una posición estática, de pies que golpean todo el tiempo, del jefe que parece querer encontrarse materialmente con el piano. El pianista alterna temas cálidos y melodiosos con obras vigorosas, algunos tan vigorosos como para acercarse al ruido, siguiendo la estructura clásica tema-improvisación-tema, la reelaboración es totalmente personal que sale una obra nueva, en la cual no se molesta en reconocer la original. Del resto, el jazz es un encuentro de muchas músicas, de muchas razas, que continúan mezclándose, y con Bollani la expresión musical se convierte en efervescencia. Pero hay también un segundo ego, el que quiere hacer de cantante a Bollani, que le da la también la posibilidad de expresarse, primero en un modo delicado y sumergido, después privilegiando la imitación en versión humorística. Una velada efervescente tanto como para permanecer en el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario