viernes, 12 de septiembre de 2014

Il Viaggio a Reims de Rossini en Pesaro ROF 2014

Foto: ROF 2014

Massimo Viazzo

Éxito tuvo el tradicional Viaggio a Reims confiado a los jóvenes de la Accademia Rossiniana, que desde el 2001 se ha representado con el montaje de Emilio Sagi, hoy repuesta por Elisabetta Courir.  Esta ópera es vista en Pesaro como una verdadera academia para nuevas voces; y en efecto, para ponerla en escena dignamente se requiere de un grupo de solistas muy bien preparados. En esta edición del festival, solo la Madama Cortese de Giuliana De Blasis pareció tener dificultades desde el punto de vista vocal. Los demás demostraron más o menos familiaridad con el estilo rossiniano. Perfectamente a sus anchas, por ejemplo, estuvo Matteo Macchioni (Belfiore) un actor eficaz y un cantante desenvuelto. Para mantenernos en el ámbito tenoril como no admirar las dotes de tenor contraltino de Anton Rositskiy (Libenskof) muy seguro para lanzar sobreagudos. Una voz importante es la de Marko Mimica, no siempre fácil de mover, pero de considerable impacto; mientras que el Don Profundo de Yupeng Wang fue cantado con elegancia. Anton Markov dio a Trombonok un timbre de bajo claro, mientras que el expansivo Álvaro de Iurii Samoilov salpicó una contagiosa energía.  Llegando a las voces femeninas, se menciona la pureza y limpideza de la linea de canto de Hasmik Torosyan (Corinna), quizás un poco fría estuvo la pirotécnica y extrovertida Folleville de Isabel Rodríguez García, así como la espiritosa Melibea de Aya Wakizono. El espectáculo funcionó bien gracias al joven Iván López Reynoso, primer director de orquesta mexicano en el ROF, que fue capaz de estimular a la orquesta (la Filarmónica Gioachino Rossini sin detenerse y acompañando bien a los cantantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario