sábado, 23 de abril de 2011

La Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar interpretó musica de Jean-Philippe Rameau

Foto: Fesnojiv
Fesnojiv- No se puede escribir sobre armonía en la historia de la música sin mencionar el nombre de Jean -Philippe Rameau, cuyo Tratado de Armonía, publicado en 1726, fue la primera gran síntesis de la armonía y fue referente de los músicos hasta principios del siglo XX. Los historiadores y críticos de la época hallaron en el músico francés, rebautizado como el “Descartes de la música”, a uno de los maestros más completos del siglo XVIII.  Dirigida por Bruno Procopio, aclamado director y clavecinisita brasileño residenciado en París, la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar interpretó en el Centro de Acción Social por la Música, algunas de las obras fundamentales de Jean-Philippe Rameau. El programa incluyó algunas fragmentos de sus principales óperas como Dárdano, tragedia lírica (Paris,1739), Zoroastro, tragedia lírica (Paris, 1756), así como su obra maestra del bel canto, Cástor y Pólux, tragedia lírica (Paris, 1737) y también otra de las obras por las que se ganó el respeto entre la crítica: el ballet -ópera. Las Indias Galantes.  Este repertorio constituye fuente capital en la historia de la música francesa, pues protagonizó parte de “la guerre des boufons” (la guerra de los cómicos), aquel episodio en el que los partidarios de la música de Francia estaban enfrentados a los amantes de la música de Italia. Aunque las obras de Rameau se basaban en la música clásica francesa, años más tarde el compositor admitió que la música italiana no le era extraña y admitió sus virtudes. Bruno Procopio es un renombrado clavecinista. En su primera experiencia discográfica, el músico propuso una nueva lectura de las monumentales Partitas de Johann Sebastian Bach, propuesta que fue aplaudida por la crítica especializada y ubicada entre los cinco mejores discos de barroco del año 2004. En el año 2001, Procopio obtiene el primer premio en el concurso de clavecín y de música de cámara del Conservatorio Nacional Superior de Música de París. Regularmente es invitado como profesor por la Universidad Católica de Santiago de Chile y de la Universidad de Río de Janeiro, donde imparte clases magistrales de clavecín y de música de cámara. En 2006 Bruno Procopio creó su propio sello discográfico Paraty, con el objeto de crear una nueva dinámica en la producción de la música académica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario