miércoles, 7 de julio de 2010

Simon Rattle en Venezuela

Foto: Fesnojiv- Simon Rattle en un ensayo en Venezuela

Prensa FESNOJIV

Cuando, en 2007, Sir Simón Rattle presenció más de 400 niños de todo el país que querían formar parte de la nueva Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela el director dijo: “Es un milagro lo que ocurre musicalmente aquí. Sólo puedo decir dos cosas todo el mundo tiene que verlo y todos en Venezuela tienen que estar orgullosos”.

Casi tres años después, ese milagro, esa nueva generación que hoy conforma la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela debutará justamente bajo la batuta de Rattle, quien viajó desde Berlín para dirigir un concierto en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela.

Los 377 niños que integran la orquesta debutarán con un titán, no sólo porque estarán dirigidos por uno de los mejores directores del mundo, sino porque interpretarán la Sinfonía nº1 en re mayor, conocida también como Titán. Al terminar el ensayo Simón Rattle felicitó a la orquesta y les dijo: “fantástico”.

“En nada se parece al repertorio que hoy ensaya esta orquesta, al que se trabajó en 1994, cuando con 12 años yo formaba parte de la Infantil. Las interpretábamos cuando ya teníamos cuatro años de constituidos. Estos niños son una promesa musical”, dijo, Gustavo Dudamel luego realizar un seminario, hace tres meses, con los seleccionados en las audiciones a las que asistieron más de cuatro mil niños venezolanos.

La Sinfónica Infantil Nacional de Venezuela interpretará también la Obertura Cubana de George Gershwin, al que Rattle, según su biografía -escrita por Nicholas Kenyon-, ya conocía a los dos años cuando tamborileaba con sus dedos el ritmo de las obras de este compositor. Pavana para una orquesta de Gabriel Fauré, el “Malambo”, último movimiento de las Danzas del Ballet Estancia del argentino Alberto Ginastera.

La presencia en Venezuela de Sir Simon Rattle, quien ya había dirigido a la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar aquí en Caracas y en el Carnegie Hall de Nueva York, se debe a su marcado interés por colaborar con la formación académica de los músicos venezolanos, especialmente los niños, intención que también ha motivado las visitas de directores del calibre de Claudio Abbado o del compositor Krzysztof Penderecki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario