sábado, 8 de enero de 2011

El Real Coliseo de Carlos III de San Lorenzo de el Escorial ha sido restaurado ya y vuelve a abrir sus puertas

Foto: Interior del teatro - Comunidad de Madrid
Alicia Perris
El pasado 10 de diciembre la Comunidad de Madrid ha relanzado este teatro, uno de los dos con que cuenta la ciudad de la sierra. El gobierno regional comienza así la programación estable de fin de semana en el más antiguo de todos los teatros cubiertos que se conservan en España. Este es el único teatro de corte español que todavía se utiliza y fue inaugurado en 1771. Vinculado estrechamente al repertorio barroco dadas sus características, dará libre paso a la música de cámara, el teatro de texto y la danza de pequeño y mediano formato. Una joya del siglo XVIII, vio la luz gracias al diseño del arquitecto francés Jaime Marquet, que respondiendo a una petición de Carlos III, el rey ilustrado, lo destinó a la diversión de los miembros de la corte, en el más puro estilo de los teatros barrocos de la segunda mitad del Siglo de las Luces. Con una capacidad para 500 espectadores, tiene una planta rectangular sobre la que se inscribe una U que organiza el patio de butacas. Sobre éste se diseñaron dos niveles de palco y uno de anfiteatro, siempre cubierto, lo que era verdaderamente una novedad en su tiempo. A partir del proyecto del arquitecto Marquet, entre los años 1792 y 1794 fue mejorado por el también arquitecto Juan de Villanueva, que además se ocupó de notables edificaciones de San Lorenzo de El Escorial como las Casas de Oficios y en Madrid, del Jardín Botánico o el Museo del Prado. Condenado al ostracismo y al cierre, a mediados de los años de los 70 y después de pasar una serie de vicisitudes, se hace con él la empresa privada que reforma de manera importante el Teatro, hasta que consiguió volver a abrirlo en 1979. Pasó a ser gestionado en 1985 por la Comunidad de Madrid, y durante este lapso de tiempo fueron cientos los músicos, bailarines, directores, orquestas y cantantes que pasaron por su sala. De nuevo cerrado temporalmente en 2006, sus actividades se trasladaron al Teatro Auditorio de la ciudad, que además tuvo unos años de gloria con la llegada de programas que incluyeron la visita del Maggio Florentino dirigido por Riccardo Muti u óperas escenificadas al mando de directores ya míticos como Valery Gergiev. La música española fue la protagonista en el Coliseo Carlos III en los dos conciertos de inauguración a finales del 2010, “Delicadas piezas para una celebración y Música española escénica y fílmica del XIX y XX español”. Próximamente, el teatro, verdadera cajita de bombones confortable, elegante y acogedor, con una excelente acústica, volverá a estar abierto al público para retomar su andadura. Esperamos que esta vez, sea por muchos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario