domingo, 9 de enero de 2011

Gustavo Dudamel dirigió a la Sinfónica Juvenil de Caracas en su cierre de temporada 2010

Fotos: Fesnojiv

Fesnojiv

La Sinfónica Juvenil de Caracas cerró su temporada de conciertos 2010 bajo la conducción de Gustavo Dudamel, quien aprovechó su estadía en Venezuela por aquellos dias para dirigirla. El concierto se realizó el domingo 19 de diciembre en la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música. La Sinfónica Juvenil de Caracas, es una de las orquestas de mayor futuro y proyección del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. En la primera parte del concierto se interpretó la Sinfonía nº 7 en la mayor de Ludwig van Beethoven. Durante 40 minutos, Dudamel condujo a la orquesta a través de las notas cargadas de energía y emotividad de esta obra. Finalizando, y durante el Allegro con brío, las expresiones de alegría y emoción del público fueron indescriptibles. Cuando el director hizo el movimiento final con su batuta, y se detuvo la música, la euforia colectiva se apoderó del recinto y vinieron 10 minutos aplausos.

En la segunda parte del concierto, y despues de que Gustavo Dudamel dirigiera algunas palabras al público, fue interpretada la Sinfónía nº 3 “Con órgano” en do menor, del compositor francés Camille Saint-Saëns (1835-1921), teniendo como solista al maestro Pablo Castellanos, quien tocó el gran órgano Klais, de 11 metros de alto por 13 de ancho que se encuentra en la sala. Esta es una obra de gran dificultad por la combinación de segmentos llenos de velocidad y virtuosismo, que contrastan con otros momentos llenos de minimalismo, donde las melodías son protagonistas. Pero la orquesta estuvo a la altura del reto. El maestro Dudamel se movió incesantemente con la energía y la expresividad que lo caracteriza, y ante los aplausos del público, la orquesta y director regalaron un bis: la danza obertura bacanal de Sansón y Dalila, también del compositor Camille Saint-Saëns, caracterizada por sus influencias de la música del medio oriente. Al concluir, una vez más la audiencia se quedó parada pidiendo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario