sábado, 16 de octubre de 2010

Entrevista a la mezzosoprano Laura Polverelli

Foto: Maria Stuardo; Idamante - Teatro alla Scala- Marco Brescia, Archivio Fotografico del Teatro alla Scala; Idamante - Stresa Festival 2010 - Andrea Saachi KS

Renzo Bellardone
¿Cuándo te diste cuenta de tu “don vocal? ¿Has descubierto tú que poseías esta voz o te lo ha hecho notar algún algún familiar o maestro?

Desde muy pequeña me atrajo todo tipo de música y en mi familia ninguno era músico, pero mi padre en un gran apasionado de la canción italiana histórica. Habían siempre discos en casa y en ocasiones también de arias de opera. Fui “incitada” por el para iniciar el estudio de la música, con el piano, a la edad de seis años. Quizás porque habría entendido que yo tenia una don especial. En aquel periodo formé también parte de un coro polifónico, sacro y profano, ya que cantábamos cantos populares y tradicionales de Siena, y al poco tiempo fui elegida para hacerla de solista. Mientas crecía, muchas personas, después de haberme escuchado en conciertos locales en los que me exhibí con obras solistas, me aconsejaron estudiar canto, impresionados por la seguridad de mi voz, pero yo absolutamente no quería porque era una pianista snob, convencida que los cantantes no eran verdaderos músicos. Una vez que concluí la escuela superior y de recibir mi diploma como pianista, un poco por diversión inicie a tomar lecciones de canto de una profesora polaca que vive en Siena. Me interesaba la liederistica, y un poco el barroco, pero nada del verdadero melodrama!. De ahí pase a adorar a Mozart, a Monterverdi, a Rossini y a Handel, que ¡no se como explicarlo! pero sucedió. Por ello me lancé al estudio en los cursos en la Chigiana, en concursos, hasta ir a Munich en Bavaria par tomar una Meisterklasse de dos años con especialización en oratorio y lieder. Una ve que gané mis primeros concursos y debuté en Treviso fui contratada como cantante fija en Bonn por Giancarlo del Monaco quien era entonces el sobre intendente que ¡desaparecí!

Pensando en tus papeles predilectos, mozartianos y rossinianos y en tu pasión “francesa” ¿Como piensas que se desarrollara tu futuro artístico?

Sinceramente estoy verdaderamente enamorada de este repertorio Sin considerarme en lo absoluto una especialista ni en Mozart ni en Rossini, ni en el barroco, solo se que no podría abandonar los papeles con los cuales he crecido. Digamos que para nada me han aburrido y cada vez que me enfrento a ellos descubro nuevas sorpresas y posibilidades. Enfrentándome a nuevos papeles como Dulcinea, Charlotte, Carmen, o tal vez acercándome a los más sagrados como Adalgisa o Romeo, y descubriendo papeles como Elisabetta, Giovanna Seymour, no he pensado nunca en abandonar a mi Mozart y así cuando retorno a el me encuentro mas madura y sorprendida de la perfección de este compositor. En suma, no podría especializarme nunca, quizás se deba a mi formación musical pero yo necesito de toda la música. ¡Obviamente hasta donde me lo permita mi voz! Me detengo aquí por ahora.

Hablando de tu futuro: Viena y Nápoles son las etapas con las que concluirás el 2010. ¿Qué paralelismos encuentras?

Mi próximo debut es en la Staatsoper de Viena, donde debutaré no solo en el teatro sino el papel de Maffio Orsini en Lucrezia Borgia. Un papel que había rechazado por que es demasiado grave, pero después de estudiarlo me encuentro bien con el. Después concluiré el año retornando a mi adorado Pergolesi, del que este verano canté el Flaminio, y en Nápoles retomaré el papel de Licida en l’Olimpiade, un papel que interprete hace algunos años en el Festival de Jesi. Por lo tanto, después de un nuevo papel de Donizetti, se viene un regreso al barroco. Así es mi vida.


¿Podrías contar algo en particular que haya caracterizado tu recorrido artístico?

Es justamente esta ausencia de obviedad la que ha caracterizado mi recorrido artístico, pero una búsqueda continua, un no considerarme nunca bastante lista o preparada, unas ganas de descubrir papeles y autores, y un deseo de volver hacia atrás. Un camino siempre difícil y nunca reducido.

Una pregunta personal: ¿Si debieras comenzar todo de nuevo, lo volverías a hacer?

Si, por supuesto que lo volvería a hacer. Tal vez no cometería algunos errores de la juventud como por ejemplo: el no haber sabido aprovecharme de algunas oportunidades, o de no haber cantado bastante bien en algunas ocasiones importantes. En volveria a hacer todo, pero mejor.

¡Gracias, Laura Polverelli por esta entrevista y buena suerte para todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario