martes, 8 de marzo de 2011

La Sexta sinfonía de Mahler interpretada por la Orquesta Filarmónica de Viena en California

Foto: Terry Linke

Ramón Jacques

Considerando su trayectoria de casi 160 años de existencia, su consistencia y su alto nivel interpretativo, asistir a un concierto de la Orquesta Filarmónica de Viena (Wiener Philharmoniker) es per se participar de una experiencia histórica-musical. Pero además, el evento adquiere una mayor dimensión cuando la obra elegida para ser ejecutada en dicha ocasión es nada menos que la formidable Sinfonía No. 6 en la menor de Gustav Mahler, una obra poco interpretada, de un compositor cuya carrera estuvo muy vinculada a esta agrupación. El concierto que tuvo como sede la modernísima sala de conciertos Renée & Henry Segerstrom Concert Hall de Costa Mesa, ciudad ubicada a 50 kms al sur de Los Ángeles, formó parte del tournee que realizó la orquesta por diversas ciudades de California, y que fue organizado por la prestigiosa asociación The Philarmonic Society of Orange County como parte de su ciclo de orquestas internacionales invitadas. La versión de esta “Trágica” fue solemne y majestuosa. Sin renunciar a la precisión y a la claridad, notable en su extensa sección de violines y metales como estruendosas fueron sus percusiones, esta asociación de músicos vieneses tocó con libertad y con unidad en su estilo, buscando extraer la gama de timbres y colores, de resaltar los contrastes y de comunicar sentimientos, algunos oscuros y devastadores, contenidos en la partitura. Desde el podio, la mano de Semyon Bychkov fue segura y estuvo cargada de intensidad, en los pasajes en los que así fue requerida, y su presencia y prestación se acercó más a la de un colaborador o facilitador, para que la música fluyera con naturalidad. Se escuchó un conmovedor y emocionante Scherzo, un vibrante y palpitante primer movimiento Allegro energico, ma non troppo; y aunque los pasajes finales y el cierre del concierto dejaron una sensación de un estremecimiento inconcluso y frío, no se altera el resultado de que se trató de una velada muy satisfactoria y grata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario