jueves, 31 de marzo de 2011

L´enfant et les sortilèges la obra de Maurice Ravel que se verá en los Teatros del Canal fue presentada en el Teatro Real de Madrid

Foto: Teatros del Canal- Madrid

Alicia Perris

La última ópera del Programa Pedagógico se estrenará el 7 de abril en la Sala Verde de los Teatros del Canal de Madrid. Se trata del sexto taller escénico musical que el coliseo madrileño lleva a cabo desde 2008. La dirección correrá a cargo de Didier Puntos (en el ámbito vocal y musical) y Jean Liermier (en el plano escénico) y se ha escogido a ocho jóvenes cantantes españoles o que viven en España para defender los principales roles en una ópera que congrega a niños a partir de los 12 años. El montaje se realiza en colaboración con el gran Teatre del Liceu de Barcelona en una producción de 2009 del Atelier Lyrique de l´Opéra Nationale de Paris, dirigido en esos momentos por el actual director musical del Teatro Real, Gerard Mortier. Especial dedicación llevará el trabajo con la ópera de repertorio francés, que asegurará sin duda la calidad de las funciones. Hace ya más de un siglo que Sigmund Freud confesó a un mundo escandalizado que la infancia poseía una sexualidad, y un paisaje propio entre otras características y décadas desde que William Golding obnubiló a la opinión pública con el relato de la crueldad de los niños en una isla desierta. Ahora se trata de “la iniciación de un niño en el mundo de los adultos”, explica en la presentación que tuvo lugar esta mañana para los medios, el director musical de la obra, Didier Puntos. El relato es de Colette, escritora de comienzos del siglo XX, francesa, que revolucionó la esfera intelectual y artística de su tiempo, demostrando en carne propia que las mujeres eran mucho más que un polizón o un” potiche”, como reza una película de François Ozon recientemente estrenada en España. Maurice Ravel es un peso pesado del siglo pasado y sus obras más conocidas, “La valse” y el “Bolero” no son sino un ejemplo de su capacidad creativa y de renovación en una época dominada por la constelación de las vanguardias pictóricas, Schoenberg y el dodecafonismo, Bartók, o Stravinsky y su música alternativa. Y por supuesto, el amargo sabor de la sangre y los odios de la Gran Guerra. Contemporánea de escritores como Marcel Proust o Apollinaire, Colette se ha ganado un lugar en el mundo de las letras y de lo femenino. Menos intelectual que Virginia Woolf, vivió mucho más en primera persona. El tándem que compone con Ravel en L´enfant et les sortiléges resulta insuperable, más que sugerente. La mirada de la escritora, sin embargo, impuso respeto al director de escena, Jean Liemier, que declaró que le asustaba “su mirada irónica, elaborada, sobre la infancia”. “Una obra-joya maestra” considera el Jefe de Actividades Pedagógicas del Real, Joachim Pflieguer, esta nueva propuesta del Teatro Real para niños y en general, para todos los públicos. Los Teatros del Canal ofrecerán de nuevo, el marco adecuado para un proyecto de bandera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario