martes, 13 de octubre de 2009

Entrevista con la soprano Laura Aikin

Foto: Laura Aikin (Anne Trulove- The Rake's Progress
Credito: Terrence McCarthy - San Francisco Opera

Massimo Viazzo
Originaria de Buffalo, Estados Unidos, Laura Aikin esta considerada una de las mejores entre la nueva generación de jóvenes y dinámicas sopranos. Poseedora de un rango de más de tres octavos y una cautivante presencia escénica, su repertorio abarca obras del barroco al repertorio contemporáneo, en concierto y en escenarios de opera en Europa y America, donde ha interpretado papeles como: la reina de la noche (La Flauta Mágica), Zerbinetta (Ariadne auf Naxos), Sophie (Der Rosenkavalier), Adele (Die Fledermaus) y Lulu de Berg (su especialidad) entre muchos otros.

Era el mes de junio del 2006 y en el Teatro alla Scalla de Milano se reponía la producción “ronconiana” de «Ariadne auf Naxos». En el podio Jeffrey Tate y como Zerbinetta una exuberante Laura Aikin. Esta fue la última ocasión que escuchamos a la soprano estadounidense en la sala del Piermarini. La idea de hacerle esta breve entrevista nació de su anunciado regreso a Milán, la próxima temporada, con el papel del cual como intérprete es una referencia: «Lulu» de Alban Berg.

Lulu para mi es como una segunda piel. Amo muchísimo este papel, y lo siento como hecho a la medida, y no debo hacer ningún esfuerzo para meterme en las ansias, los estados de animo, la ternura, la crueldad….

Pero para el público, como el italiano «Lulu» es una opera tosca..…
Aconsejo a todos aquellos que decidan acercarse a esta obra maestra berghiana que escuchen la melodía. Si, ¡la melodía! Lo digo con pasión, porque estoy extremadamente convencida que la autenticidad, la claridad, el estupor que emana de la líneas melódicas que provienen de esta opera son ¡absolutamente fantásticas!
Espero que leyendo esto algunos melómanos ligados solo al repertorio más tradicional se ablanden. De hecho «Lulu» tiene una misteriosa fascinación que cuando conquista, seduce para siempre.
¡Es justamente verídico! Es increíble como Alban Berg logró escribir pasajes tan conmovedores, cantables……

…usando la técnica dodecafónica. ¿Es esto lo que pretendía?
Me ha quitado las palabras de la boca…pero yo cada vez que afronto este papel me siento verdaderamente realizada.

En la Scala se presentara el magnifico espectáculo firmado por Peter Stein, el mismo que se montó en la Opera de Lyon, Francia hace algunos meses.
Es una producción que permite seguir el espectáculo con un verdadero y autentico thriller. No hay lecturas escondidas o intelectuales. Todo es muy simple y la historia es fascinante.

En la Scala hace mucho tiempo que este titulo no se presenta…..

Creo que la tenía en su agenda el Maestro Sinopoli, y había también un proyecto ligado a Richard Strauss que fue interrumpida repentina y desafortunadamente. El «Rosenkavalier», en el que yo interpretaría el papel de Sophie, y que debía ser dirigido por el. (Laura Aikin saquea un cajón hasta que encuentra una foto en la que esta retratada con Giuseppe Sinopoli, y muy emocionada prosigue). Esta es una foto que cuido muchísimo. Sinopoli era un maestro genial para este tipo de repertorio y la sintonía que se creaba entre nosotros era muy especial. Para mí su trágico fallecimiento fue muy difícil de asimilar.

Justamente con Sinopoli usted hizo su debut en el 2000 con su primera Zerbinetta aquí en Milán.
Tengo bellísimos recuerdas de cómo fue acogida mi prestación. No me lo esperaba. Yo, casi desconocida, y había debutado en la Scala solo algunos meses como Marzelline en «Fidelio» dirigido por Riccardo Muti.

Riccardo Muti un director que aquí en Milán tiene fans y detractores…
Con el he cantado en las «Carmelites» y de nuevo en una reposición de «Fidelio» en el Teatro Arcimboldi. Riccardo Muti es muy serio para trabajar y ama reunirse de personas serias.

Dicen que con el no se ríe nunca, ni en los ensayos. ¿Es cierto esto?
Se ríe usted (y aquí Laura Aikin suelta una gran carcajada de corazón)

Hablemos ahora de su voz. Como se define: una soprano de coloratura, una lírica ligera….
Dire que una soprano coloratura dramatica. En estos últimos tiempos con mi maestra Brigitte Einsenfeld, una optima cantante proveniente de la ex Alemania Oriental, estoy haciendo ejercicios de respiración para expandiré la emisión. Un defecto que noto frecuentemente en los nuevos cantantes es que tienen el fiato demasiado alto. En un primer momento esto parecería ayudar la coloratura pero no es así. Es necesario arriesgar ¿no?
¿Quiere decir que también su vocalidad esta cambiando?
Es cierto! Cuando me ofrezcan por le enésima vez Fiakermilli la aceptare de seguro.

…Arabella?
Arabella, pero tambien Fiordilii y Donna Anna. Me siento lista. Sabe que un importante teatro europeo me ha ofrecido cantar Salome. Por ahora he dicho que no. En un futuro, quizás...

Ahora la usual pregunta sobre el Regietheater!
Y yo le doy una respuesta simplísima: a mi me interesa muchísimo…

No tengo duda, pensando en el ultimo «Entführung aus dem Serail» de Salzburgo que viéndola cantar Konstanze o Blondchen en el lugar de colegas no muy entusiastas con el montaje….
Era un espectáculo quizás un poco complicado, pero de incuestionables momentos interesantes. Me compre la entrada, y lo vi, aplaudí y pensé « Esto esta hecho para mi». Le cuento también una anécdota muy linda. Mientras aplaudíamos al final de la recital – el publico estaba dividida en dos facciones muy escandalosas- un senior se volteo hacia mi y me dijo severamente «Pero porque aplaude! Usted no entiende nada de música!!!».y yo, tímida respondi «Yo, verdaderamente, soy cantante…»

En Italia cierto tipo de espectáculos no pasarían….
¡Pero no creo que sea un problema! En Berlín, donde cada año se pueden ver todas las operas del repertorio (y aun mas….), la norma es buscar nuevas vías de dirección artística y el publico seguramente esta acostumbrado a la experimentación; entonces vienen bien espectáculos de Regietheater. Si en Italia las cosas son diferentes es inútil insistir. Cada público tiene sus propias exigencias, sus propias actitudes y sus propias expectativas…

Su repertorio de elección ha tocado autores, como Mozart y Richard Strauss en particular, que fueron también caballos de batalla de Reri Grist, su maestra en Munich, en los inicios de sus estudios europeos. (Laura Aikin nació en una pequeña población a las afueras de Buffalo, Nueva York en Estados Unidos y vive con su familia en los alrededores de Milán)
Quizás es solo una coincidencia, no lo se. Es cierto que la señora Grist me ha enseñado muchísimo en términos de realización teatral de la palabra cantada. El secreto esta todo ¡ahí!. Encontrar en el canto la justa sinergia con el movimiento, haciendo casi derivar uno del otro. Es difícil, pero si un día me convierto en maestra de canto- ahora no es posible porque tengo a Virginia y Marcello creciendo y una carrera por llevar hacia delante- no me cansare de insistir en estos aspectos.

Ahora tres curiosidades. ¿Su debut?
En Bregenz canté el papel de Micaëla.

Un sueño que esta por hacerse realidad
Cleopatra en el Giulio Cesare de Haendel.

Y un sueño aun en el cajón…
¡Violetta!

Mientras tanto la esperamos en la Scala para su «Lulu», ¡señora Aikin. Gracias!

Consultar: http://www.lauraaikin.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario