lunes, 17 de mayo de 2010

Punta Classic un festival de Luz - Punta del Este, Uruguay

Fotos: PuntaClassic 2010

Operas y Conciertos en Punta del Este - por Nestor Echevarria

Escribo como todos los años desde Punta del Este, en este período vacacional donde también he dado una conferencia con presentación de mi “Historia de los cantantes liricos” en el Salón Dorado del emblemático Argentino Hotel casino de Piriapolis, como han informado estas páginas. Advierto al mismo tiempo en la bella localidad puntaesteña una idea y emprendimiento muy valioso de la estrella lirica nativa aquí, Luz del Alba Rubio, con quien en muchas ocasiones hemos dialogado , tanto en esta hermosa ciudad balnearia uruguaya como en Buenos Aires mismo, cuando se presentó en el Teatro Colón. Me place destacar en esta ocasión que un emprendimiento largamente acariciado por la soprano maldonadense se hizo realidad la fundacion de “PuntaClassic”, un festival anual que en esta epoca del verano esteño tiene especial atraccion y gracias a ella y su entusiasmo y aguerrida preparacion ha prosperado. En conferencia de prensa previa, celebrada en un establecimiento hotelero, se dio a conocer la iniciativa, tornandose realidad en el anfiteatro existente en Lapataia, el establecimiento de campo, con tambo incluido, que es uno de los puntos más visitados de este sector del Departamento de Maldonado. Tras este preámbulo paso a detallar lo sucedido en La Traviata verdiana, que Luz del Alba Rubio encaró con su habitual musicalidad, desenvoltura y lucimiento de la coloratura en el primer acto, con claro impacto en “Sempre libera” rematada por un cristalino Mi bemol sobreagudo. Su sensible desempeño del segundo acto y siguientes actos la llevaron a cumplir una labor de gran calidad, lo cual motivó al público de prodigarle una natural y justa ovación, por la doble causa, de intérprete muy querida y admirada y al mismo tiempo por el logro de una entidad nueva, necesaria en Punta del Este , para cubrir la apetencia de buena musica y calidad de espectáculos en tiempos de verano. En suma amigos lectores, cabe que destaque el agradable encuentro con un Verdi bien servido en un clima de afecto y entusiasmo, donde el tenor montevideano Gerardo Marandino dio una interpretación noble de Alfredo, dio una interpretación noble de Alfredo, cantando el aria “De miei bollenti spiriti” y su “cavalletta” ulterior con solvencia y estilo, asumida con musicalidad y “slancio” vocal, en tanto el barítono Eduardo Garella (Germont padre) dio clara muestra de empatía con el rol, luciendose en “Di Provenza il mar” y la extensa y exigente escena con la protagonista en el segundo acto.

También habrá que ponderar el trabajo del bajo Marcelo Otegui, con su voz rica, bien timbrada y expresiva, en la breve pero vital parte del médico, de Cristina Santi como la amiga Flora, de Nicolás Zecchi como el pretendiente Douphol y de las demás partes de flanco..Pero esta versión tuvo también una orquesta y un coro muy bien preparados y concertados por el maestro Cesar Tello , logrando desempeños plausibles. Porque la orquesta, de una treintena de ejecutantes, estuvo conformada por juveniles músicos de la “José Artigas” , del SODRE y de la Filarmónica montevideana, en tanto el coro, con más de cuarenta miembros, estuvo conformado por alumnos de la escuela de música de Montevideo y de Maldonado, poniendo entusiasmo y eficacia reunidos. Las bailarinas de la Escuela Flamenca “Las Manolas” respondieron conn lucimiento a la coreografía de Daniel Holodek, bailarín y coreógrafo prteño radicado desde hace decadas en Nueva York. Pero no puede quedar sin destaque la labor de Michael Capasso. Director escénico, fundador y director de “Di Capo Opera” de New York, que vino convocado por Luz del Alba y posee una importante labor en la “gran manzana”, habiendo dirigido más de un centenar de óperas e hizo su primera visita a América Latina en esta oportunidad. Dialogamos con él en la reunión de prensa anticipatoria y quiero expresar mi impresión de su manejo conceptual y de su experiencia. La pena fue no poder contar con la escenografía y vestuario, ya que el barco demoró en llegar al Uruguay y por tanto debieron reemplazarse por aportes del medio local, que llevaron a feliz término un espectáculo atrayente, inaugurando con éxito “PUNTACLASSIC”. Valga pues un caluroso ¡Enhorabuena!



No hay comentarios:

Publicar un comentario