jueves, 25 de marzo de 2010

Los amores del poeta de Robert Schumann con el tenor Christoph Genz en el fmx Festival de México

Fotos: Christoph Genz (tenor), Cornelia Herrmann (pianista) - Benedicte Desrus / FMX – Festival de México

Ramón Jacques

En el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte de México, del Antiguo Palacio de Comunicaciones, edificio creado por el arquitecto italiano Silvio Contri en 1904, el fmx-Festival de México ofreció un recital de canciones alemanas de concierto o lieder del compositor Robert Schumann, en el bicentenario de su nacimiento. El programa incluyó el ciclo de canciones Dichterliebe (Los Amores del Poeta) op. 48, sobre poemas de Heinrich Heine (1797-1856), y del amplio catalogo de canciones del compositor alemán se eligió también una selección de tres lieder como: Die Lotosblume (Flor de loto) un fragmento de Myrthen, op. 25, Belsatzar (Belsasar) op. 57 y Abends am Strande (Noche a orillas del mar) fragmento de Romanzen und Balladen, op. 45; y para concluir una secuencia de nueve lieder op. 24, con canciones, todas basadas en poemas del propio Heine.


La interpretación correspondió al tenor alemán Christoph Genz, quien cantó el ciclo con elegancia, expresividad y un claro y uniforme timbre de grato color. Genz supo plasmar en cada línea, y transmitir, diversos sentimientos y estados de animo que se desprenden de cada poema como: la tristeza, la melancolía, la pasión, la amargura, el dolor y por momentos alegría, en particular, en la muy dinámica Ein Jüngling liebt ein Mädchen (un chico ama a una chica) que posee ciertos tintes mozartianos reminiscentes de la Flauta Mágica. En la secuencia de tres lieders, la voz del tenor fue prodiga en una ejecución de carácter íntimo, y en el ciclo de nueve canciones, se caracterizó por ser mas extrovertida, rítmica y comunicativa. El piano fue interpretado por la austriaca Cornelia Herrmann, quien más que acompañar y crear un exuberante marco musical, supo complementarse a la voz con profusas interpretaciones de mini obras pianísticas cargadas de sentimentalismo, y burbujeante emoción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario