domingo, 4 de septiembre de 2011

CON LA SINFONÍA “TITÁN” LA ORQUESTA SINFÓNICA DE CHILE RINDE NUEVO HOMENAJE A GUSTAV MAHLER

Foto: Michal Nesterowicz

Johnny Teperman

La jornada del fin de semana de la Orquesta Sinfónica de Chile se caracterizó por permitir confirmar, en el Teatro Universidad de Chile, el excelente estado en que se encuentra bajo la excelente dirección de su titular, el maestro polaco Michal Nesterowicz.Lo principal de la programación estuvo en la ejecución de la Sinfonía número uno, "El Titán" de Gustav Mahler, como uno más de los homenajes en el centenario de la muerte del creador, nacido en Kaliste (Bohemia). El programa incluyó además, la Sinfonía Española del autor francés Edouard Lalo, obra escrita en formato de concierto para violín que constituye parte habitual del repertorio para este instrumento. El solista fue el violinista suizo, Klaidi Sahatci, Primer Concertino de la Tonhalle Orchestra Zurich, una de las orquestas más atractivas de Europa. Fue ésta, una interpretación brillante y sólida, cn un violinista de alta sensibilidad y magnífica técnica, para una pieza melodiosa, que revela tanto el talento del compositor como del ejecutante. Sahatci comenzó sus estudios musicales a la edad de 6 años en su ciudad natal Tirana, Albania. En 1992 viajó a Italia para enriquecer sus conocimientos musicales y entró al Conservatorio “G. Verdi” en Milán, obteniendo en 1994 el diploma de violinista con la más alta distinción y mención de honor. Continuó sus estudios con Salvatore Accardo en la Academia W. Stauffer en Cremona y asistió a Masterclasses con Boris Garlitzky en Lyon y Evgenija Tschugajeva en Portogruaro, Italia. Debutó como solista con la Orquesta Sinfónica de la Radio Televisión Italiana en Milán. También se presentó como solista con la Orquesta Della Svizzera Italiana, Orquesta de Cámara de Milán, Orquesta Nacional de Lyon. Recientemente interpretó el Concierto de Tchaikovsky en el Stadthaus Winthertur y el Doble Concierto de Brahms con la Tonhalle Orchestra Zurich. Volviendo a Gustav Mahler, la figura del gran músico austríaco, ha estado presente en las programaciones de las más importantes orquestas de todo el mundo al cumplirse el centenario de su muerte. La Sinfónica de Chile comenzó su tributo en enero con la interpretación de su Quinta Sinfonía, en dos conciertos abiertos al público, el primero en la Iglesia San Francisco y el segundo en el Centro Cultural Chimkowe de Peñalolén. En febrero la repitió en el Teatro del Lago en el marco de las Semanas Musicales de Frutillar (Osorno), siempre bajo la dirección de Michal Nesterowicz. En abril Francisco Rettig dirigió la Sinfonía Nº 6, Trágica, en el Teatro Universidad de Chile.  La versión de la Sinfónica con la batuta de Nesterowicz, fue brillante por todo concepto, partiendo por el director europeo, cuyo compromiso con Mahler fue evidente, con una conducción precisa, enérgica, de alto vuelo, en que sacó el máximo de partido a las diversas familias de instrumentos, partiendo por las cuerdas y siguiendo con bronces, percusión y maderas en notable asociación. Brillante y aplaudida presentación de la orquesta que depende de la Universidad de Chile, cuyo director es un músico joven, talentoso, estudioso, dedicado y profundo conocedor de la obra de los grandes maestros de la música excelsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario