sábado, 10 de septiembre de 2011

Entrevista con el director de escena mexicano Arturo Gama

Foto: Arturo Gama

Originario de México D.F., el director de escena Arturo Gama estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México Teatro y Literatura Dramática y en el Instituto Nacional de Bellas Artes, Ballet y danza moderna. Actualmente, y desde agosto del 2005, se desempeña como Subdirector artístico de opera en el Teatro nacional de Mecklenburg en Schwerin Alemania. En dicho escenario ha realizado la dirección escénica de operas tan variadas como: Cosi Fan Tutte, Lucia di Lammermoor, El Holandés Errante,  La Grand duquesa de Gerolstein, El Castillo de Barba Azul de Bartok, Gianni Schicchi, La Flauta Magica, Hansel y Gretel, Romeo y Julieta,  Tosca entre otras.  Su trayectoria artística lo ha llevado a presentarse como bailarín invitado del London City Ballet y bailarin solista principal del teatro Komische Oper de Berlín, Alemania.  Posterioremente se convirtió en director asistente de opera del propio Komische Oper, y es el responsable de la puesta en escena de la opera Attila de Verdi, estrenada en el Teatro Mariinksy de San Petersburgo Rusia durante el Festival de verano “Noches Blancas¨” bajo la dirección musical de Valery Gergiev.  Sus futuros compromisos en el teatro de Schwerin serán como director de escena de las operas  Madama Butterfly, Tannhäuser. Arturo aceptó amablemente responder a esta entrevista donde nos amplia mas detalles sobre su carrera. RJ

Arturo, ¿Podrías contarnos un poco sobre tus antecedentes artísticos y tu preparación y estudios?

Puedo decir que desde muy pequeño tuve un gran interés por las artes escénicas. Ya a los quince años tenía muy claro que quería dedicarme al teatro, entonces me informé qué carrera podría ser la adecuada para mí y de allí vino la decisión de estudiar Literatura Dramática y teatro en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Durante mis estudios en la Universidad tuve la oportunidad de comenzar paralelamente con la danza (contemporánea y clásica) que se convirtió finalmente en mi profesión.


¿Qué te motivó a viajar a Europa y como se dio tu transición de la danza a la dirección escénica de ópera?

Europa siempre me ha interesado como continente por la variedad de naciones, lenguas, culturas. Sorprende que cada país tenga tal cantidad de teatros y compañías; ésa fue la motivación principal. Por otro lado, la ópera tiene la fascinación de combinar todas las artes escénicas. Al trabajar en Berlín en la Komische Oper, tuve la gran suerte de participar en algunas puestas en escena del afamado director Harry Kupfer, por él y desde entonces fue para mí claro que al dejar de bailar me dedicaría a la ópera.

¿Cuál es actualmente el puesto que desempeñas en el teatro de Schwerin, Alemania?

El puesto que tengo tiene el nombre de Oberspielleiter, que se podría traducir como Subdirector artístico de ópera.


En lo que respecta a tu trabajo como director de escena y diseñador de escenografías ¿Cómo decides que ópera te interesa dirigir escénicamente y cómo concibes o imaginas una nueva producción?

La dirección general del teatro decide que óperas presentaremos, se toma en consideración el repertorio de los últimos veinte años, el estilo, número de cantantes, la orquestación, etcétera. Sobre cómo diseño una nueva producción, podría decir que no tengo un sistema. La música, por sí misma, tiene una dinámica que de inmediato inspira y muestra imágenes. El trabajo se vuelve interesante cuando comienza la labor de detective, que es la de descubrir los recovecos ocultos en la composición, la motivación de cada aria, destilar la esencia de cada ópera, pues hay muchos detalles que pasan desapercibidos al escuchar una ópera las primeras veces. Cuando una visión adquiere forma viene el llamado “brainstorming”, la plática con los dramaturgos, director musical, escenógrafos, diseñadores de vestuario, en esas pláticas se desarrolla el concepto final. Como director, de ahí lo importante de mi labor, es dar la dirección en la que una ópera deba surgir.


¿Cómo surgió la invitación y como fue para ti la experiencia de dirigir la puesta en escena de Attila de Verdi en el Teatro Mariinsky de San Peterburgo, con la dirección musical de Valery Gergiev?

Al faltar un mes para comenzar los ensayos en San Petersburgo, el director que estaba planeado no tuvo más interés, así que buscaron a alguien que en poco tiempo se hiciera cargo de la puesta en escena pues la escenografía y vestuario ya estaban en proceso de producción. El escenógrafo Frank Schlössmann, que yo conozco durante mi trabajo en Berlín y a quien agradezco por su confianza, me recomendó al Maestro Gergiev. Así es como surgió la invitación. La experiencia fue maravillosa, imagínate un teatro como el Mariinsky, con tanta tradición, en espera del director mexicano. En los teatros alemanes, todo está perfectamente organizado con años de anticipación, en Rusia en cambio es necesaria la paciencia y la improvisación, lo cual me es también muy agradable. La atmósfera durante el proceso de producción fue de gran creatividad, cordial, en tan sólo una semana me sentía ya parte del teatro, me sentía en casa. Yo pensé que el trabajo con las estrellas Maria Guleghina e Ildar Abradzakov, quienes ya han cantado varias producciones de Attila sería difícil, y al contrario, ambos se mostraron con mi idea y concepción de esta nueva puesta en escena como “peces en el agua”, para citar las palabras del Bajo en una entrevista que hizo el Mariinsky acerca de mi trabajo. En el siguiente link es donde dice esto, además que el reportaje es interesantísimo:

Inolvidable por supuesto el momento cuando el Maestro Gergiev estuvo al frente de la orquesta y los cantantes; es tanta la fuerza, el magnetismo que el maestro da de sí. El día del estreno se puede decir que ardía el aire en el Mariinsky.


¿Cómo motivas a los cantantes para que actúen, entiendan y lleven a cabo escénicamente tus conceptos e ideas?

La motivación es una cuestión personal. Yo aclaro muy bien cómo quiero cada escena y dejo a los cantantes absoluta libertad de interpretarla como ellos la sientan y crean que es necesaria, al final de cuentas son ellos los que estarán en el escenario. Los veinte años que he estado sobre las tablas me dieron gran experiencia y conocimiento de lo que es estar ahí. Es mi gran ventaja. En mi estilo de trabajar doy gran énfasis a la expresión corporal, lo que los cantantes valoran y aprecian.


¿Te interesan las puestas en escena modernas o prefieres las tradicionales?

Lo interesante de ir al teatro en cualquiera de sus formas es que suceda algo, que me sienta atraído por lo que pasa en esa nave de sueños. Hay puestas en escena tradicionales que son interesantísimas, por otro lado hay las modernas en las que no pasa nada.


Siguiendo bajo el mismo tema ¿Qué opinión te merecen las puestas en escena del Regietheater, muy común en los teatros de Alemania, donde en ocasiones se recurre a ideas absurdas, irracionales o incluso vulgares o violentas?

El Regietheater lo considero interesante e importante, pero yo creo que en los últimos diez años se ha abusado del término. Regietheater tiene para mí el concepto de una buena interpretación de la obra, donde yo como espectador reconozca el sentido de dicha interpretación y si para ello se necesita de violencia, imágenes irracionales o incluso absurdas, me parece justo y hasta lo acepto con gusto. Tú estarás de acuerdo que cada ópera tiene su dosis de “Sex and crime”. Pero la provocación solo por el gusto de provocar, para mí no tiene ningún sentido.

¿Existe alguna puesta escénica que sobresalga en tu memoria, o te traiga buenos recuerdos?

Hay muchas, no me gustaría mencionar sólo una.

¿Qué proyectos tienes para futuro, existe alguna obra en particular que te gustaría escenificar?

Soy muy espontáneo y planeo poco mi futuro. De igual manera, no tengo preferencia por una obra en específico. Como creador del siglo XXI me gusta desde la música barroca, compositores de los siglos XIX y XX. Sería interesante trabajar con un compositor y crear una ópera.

¿Cuándo podremos ver tu trabajo en algún otro escenario de México?

Ojalá México se interesara por mi trabajo, pronto. Me encantaría hacer algo por allá.

http://www.theater-schwerin.de/






No hay comentarios:

Publicar un comentario