sábado, 23 de julio de 2011

Directora norteamericana JoAnn Falletta, ganadora de dos Premios Grammy, se luce al frente de la Orquesta Sinfónica de Chile

Foto: JoAnn Faletta

Johnny Teperman
La premiada y reconocida directora de orquesta norteamericana JoAnn Falletta debutó en Chile al frente de la Orquesta Sinfómica de Chile, con obras de Beethoven y Tchaikovsky, además del estreno de “Cántico al Sol” del compositor estadounidense Kenneth Fuchs. Reconocida como “una de las más excelentes directoras de su generación”, por The New York Times y como “una figura efervescente y exuberante en el podio” por el The Washington Post, la artista estadounidense cumplió una excelente actuación, en el Teatro de la Universidad de Chile, luciendo serenidad, dominio técnico y autoridad en la conducción de una de las más importantes agrupaciones musicales de este país. Su visita sin duda constituyó un hito en el medio musical chileno y sudamericano, por ser una de las más destacadas mujeres norteamericanas que se han dedicado a la dirección orquestal con enorme éxito. Durante 20 años ha sido directora de la Orquesta Sinfónica de Virginia y desde 1999 es Directora Musical de la Orquesta Filarmónica de Buffalo. Además, en mayo de este año fue nombrada Directora Principal de The Ulster Orchestra de Belfast, Irlanda y se ha convertido en la primera mujer estadounidense que dige esta agrupación.  JoAnn Falletta hizo su estreno en Chile con un repertorio que le permitió lucir los atributos que la han llevado a ganar importantes premios como el Toscanini y el Ditson y Bruno Walter Awards for conducting, entre otros. Su programa con la Sinfónica incluyó la Obertura Egmont de Ludwig van Beethoven; el estreno del concierto “Cántico al Sol” para corno y orquesta del compositor norteamericano Kenneth Fuchs, con la participación del solista polaco Jacek Muzyk y la Quinta Sinfonía de Piotor Ilich Tchaikovsky. Su dirección fue a plena satisfacción de más de mil aficionados, que la ovacionaron repetidamente. Fue, sin duda, una de las revelaciones de la presente temporada de la Orquesta Sinfónica de Chile, y sería injusto decirlo, que ello sería por su condición femenina, nada más alejado, JoAnn Falletta posee todos los atributos, de una excelente directora, razón por la que está realizando una exitosa carrera, en el difícil camino de la dirección orquestal.  Las ovaciones al final de su presentación, fueron el reconocimiento a un trabajo impecable en lo musical, traducido en un gran rendimiento de la sinfónica, que al igual que el público la aplaudió sin reservas.  La Obertura”Egmont”, de Ludwig van Beethoven, con que abrió su presentación, se caracterizó por ser todo lo clásica que se quiera, pero a la vez está llena de sentimientos románticos, como misterio, nostalgia, ira, triunfo y alegría, para concluir en el júbilo del final, con la llamada “sinfonía de la victoria”. La jornada musical contó también con la presencia del, músico polaco Jacek Muzy", quien se lució junto a la Sinfónica de Chile como solista del Concierto para corno y orquesta "Cántico al Sol", de Kenneth Fuchs. El concierto llegó a su punto máximo con la ejecución de la Quinta Sinfonía de Piotr Ilich Tchaikowsky, en que la directora estadounidense, mostró una técnica de gran nivel y una dirección impecable con una respuesta impresionante de los músicos de la Sinfónica. “Estoy complacida por la maravillosa invitación del maestro Michal Nesterowicz (director titular de la Sinfónica), para dirigir a la Sinfónica de Chile y de contar con la participación del solista en corno de mi orquesta en Buffalo, Jacek Muzyk en el estreno de “Cántico del sol”, obra del compositor norteamericano Kenneth Fuchs, quien fue compañero mío en los tiempos de la Juilliard School”, señaló a los periodistas JoAnn Falletta, quien alabó el programa que le correspondió conducir en su debut sudamericano. Afirmó que “Cántico al sol” es una obra cálida que explota lo maravilloso del sonido, la brillantez técnica y la cantabile calidad del corno. La definió como una obra tonal, extensa y llena de colores que fue interpretada junto a obras de Beethoven y Tchaikovsky.
 
“Por ser un estreno quise rodearla de dos piezas románticas, ambas muy profundas e importantes de Beethoven y Tchaikovsky y muy queridas por el público”, manifestó.  “Me siento muy afortunada de ser capaz de trabajar como directora de orquesta, hacer música con mi propia orquesta y con una agrupación magnífica, como la Orquesta Sinfónica de Chile. Estoy muy agradecida de mis maestros en el Mannes College of Music y en la Juilliard que me permitieron estudiar dirección de orquesta en un nivel muy alto, especialmente a los Maestros Sixten Ehrling y Jorge Mester”. Finalizó destacando la importancia de la grabación para un director orquestal, pies nos hace buscar la excelencia y estar concentrados y atentos a cada detalle. Hemos hecho muchos CDs y tenemos un proyecto para continuar con la grabación de un próximo CD con música de Gliere, Bartok, Novak, Gershwin y Ellington”.  “Por último, estimo que el estado actual de las orquestas en los Estados Unidos,. es muy interesante. En el plano artístico, las orquestas están tocando extraordinariamente bien. El desempeño global de los músicos está en el nivel más alto”. Después de dirigir en Chile, JoAnn Falletta viajó a Inglaterra para una grabación con la Orquesta Sinfónica de Londres en Abbey Road y luego proyectaba ir a Seúl y Pekín para los conciertos con las orquestas de esos lugares.







No hay comentarios:

Publicar un comentario