miércoles, 24 de agosto de 2011

EXCELENTE VERSION DE TRISTAN E ISOLDA EN EL TEATRO ARGENTINO DE LA PLATA

Fotos: Genitti / Teatro Argentino de la Plata

Dr. Alberto Leal

TRISTAN E ISOLDA (Estreno en el Teatro Argentino) 19/08/11. Opera en tres actos con libreto y música de Richard Wagner. Director de Orquesta: Alejo Pérez. Director de Escena: Marcelo Lombardero. Diseño escenográfico: Diego Siliano. Diseño de vestuario: Luciana Gutman. Diseño de Iluminación: Horacio Efrón. Director del Coro: Miguel Fabián Martínez. Orquesta y Coro Estables Reparto: Tristán: Leonid Kakhozhaev, Isolda: Katja Beer, Rey Marke: Hermán Iturralde, Kurwenal: Douglas Hahn, Melot: Leonardo Estévez, Brangáne: Adriana Mastrángelo y elenco.

Tristán e Isolda, una de las obras maestras de Wagner fue presentada en el Teatro Argentino de La Plata. Fue estreno para el teatro y es el primer Wagner cantado en idioma original que se presenta en el mismo, ya que, aunque fue representado “Lohengrin” en 1952 fue cantado en italiano. Una obra de altísimo lirismo y grandiosidad, con bellos y repetidos leitmotiv, que solo puede presentarse con un alto grado de calidad. El resultado obtenido por el Teatro Argentino no puede tener otra calificación que EXCELENTE. Los dos grandes artífices de este logro fueron los Maestros Marcelo Lombardero y Alejo Pérez. Sin duda, el lo personal pienso que es el trabajo más logrado de Lombardero, construye imágenes casi intangibles de asombrosa belleza, basando siempre su trabajo desde la música. Con una puesta casi inmaterial, del más refinado buen gusto y un estupendo trabajo de Diego Siliano, las 4 horas de espectáculo van pasando sin que el espectador deje de admirar la belleza y plasticidad planteadas. Creo que unos de los momentos culminantes es la escena posterior al episodio del filtro del amor, donde la pareja se eleva y el telón se va cerrando dejando una visión de imborrable perfección. Una puesta donde predomina el ocre (muy bien contrastado con un vestuario absolutamente adecuado) y que basada en proyecciones, los distintos escenarios van cambiando siempre en forma exacta. Aunque esta puesta ya fue presentada en otros lugares, cabe aquí mencionar que la presentada fue totalmente realizada en el teatro. Llevará tiempo encontrar una puesta que reúna belleza y rigor wagneriano de la calidad de la presentada.
En lo musical, el Maestro Alejo Pérez realizó otro espléndido trabajo, con gran entrega, volumen adecuado y estilo, logró de la orquesta un formidable trabajo, a quien hizo subir al escenario en el momento de los saludos y fue meritoriamente ovacionada. Creo que quedó demostrado, ante comentarios en contrario, que el foso del teatro puede albergar una orquesta que no desmerezca las partituras del nivel de las wagnerianas. En la parte vocal, las mejores labores fueron de cantantes locales. Hernán Iturralde dio vida a un excelente Rey Marke, con su hermosa voz, su impecable línea de canto y sus brillantes dotes de actor, compuso un personaje inolvidable. Adriana Mastrángelo como Brangania, mostró un canto franco, siempre afinado y de excelente volumen. Y un esplendido trabajo actoral. Estuvo en cada detalle, en cada situación, absolutamente compenetrada en su papel. Katja Beer brindó a su Isolda su muy buena figura y sus excelentes dotes de actriz. No posee una voz wagneriana y su timbre no tiene particular belleza, presentando problemas notorios en el sector agudo. Pero salvo algunos momentos de incomodidad vocal construyó un personaje creíble. Leonid Kakhozhaev, quien había debutado en el Teatro Colón en 1998 con la Opera de Kiev, personificando al “Inocente” en Boris Godunov, personaje en la antípodas de Tristán, fue un elemento valioso en la representación. Su voz no tiene el volumen que uno espera para el rol, pero mantuvo la energía necesaria hasta el final de la función y fue un correcto actor. Douglas Hahn, realizó un excelente trabajo como Melot y siempre a un nivel de corrección el resto del elenco. Fue una pena no ver un teatro a pleno en la función de estreno. Este Tristán e Isolda es, como un todo, algo inolvidable, un triunfo del Teatro Argentino y de todos los que lo hicieron posible. IMPERDIBLE!



No hay comentarios:

Publicar un comentario