sábado, 13 de agosto de 2011

Mayumaná, danza, percusión y tecnología llega de Nueva York a Madrid

Foto: Mayumaná

Alicia Perris

Del 16 de agosto al 4 de septiembre, la compañía israelí ofrece Momentum en el Teatro Arteria Coliseum. Se trata de una institución con sede en Jaffa (Tel Aviv), Israel, que debutó en la capital española hace diez años y que ahora repite con una puesta que presentó en 2008, aunque con muchas modificaciones. Boaz Berman, Eylon Nuphar y Roy Ofer son los miembros fundadores de este verdadero equipo de alrededor de 100 personas que en cada montaje, en cada actuación muestran su verdadera esencia, ese sentimiento “sabra”(como se autodefinen los israelíes, estableciendo una comparación con un cactus local), algo duro y falto de flexibilidad por fuera y dúctil y jugoso por dentro. En esta nueva versión del show de hace tres años, el latir del espectáculo descansa sobre la vivencia del tiempo y del ritmo, con bailarines que pasan con absoluta facilidad de una disciplina corporal a otra, contextualizados por unos medios sorprendentes que se transforman en novedosos e inusuales instrumentos musicales. El ritmo cardíaco es la savia de la vida y cualquier objeto reciclable- también uno mismo o el propio compañero- puede producir sonido o música. El público participa acompañando a los bailarines que utilizan su propio cuerpo como una fastuosa caja de resonancia acrobática con muchísimas posibilidades de expresión y habilidad (mayumanut en hebreo es justamente la traducción de esa palabra, “habilidad”). Pero como toda organización humana que se precie y se considere responsable de ir más allá del simple regodeo narcisista y artístico, Roy Ofer, actual responsable de Mayumaná, insiste en que hay que devolver a la sociedad parte de lo que de ella viene y se recibe. Por esta razón, la compañía cuenta en sus propuestas con un proyecto de trabajo multicultural donde niños de diferentes lenguas, religiones, etnias y costumbres, trabajan y exploran con otros que están sometidos a las limitaciones psíquicas o físicas que en otras circunstancias los desestimarían y se verían excluidos para el ejercicio de la expresividad y las manifestaciones artísticas. Danza, teatro y percusión para producir unas coreografías que dejan sin aliento, bailarines y participantes del espectáculo provenientes de todos los rincones del mundo, Mayumaná lleva 14 años de actividad, 4 millones de espectadores y más de 5000 exhibiciones.  Con anterioridad produjeron Adraba y Bejuntos y sus puntos de actuación recorren 30 países, desde Oriente Medio, Europa, Hispanoamérica y Nueva York como lugar privilegiado hasta Asia. La expo de Zaragoza, Chile, Madrid hace tres años y otra vez Madrid. Judíos, musulmanes y cristianos experimentando y creando juntos, ¿alguien dijo Baremboim?





No hay comentarios:

Publicar un comentario