sábado, 13 de agosto de 2011

Gira bicentenaria en europa cierra con éxito en Estambul, Turquía

Foto: Manuel Jurado dirigiendo a la Orquesta Sinfónica Simón Bolivar. Fesnojiv

La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, guiada por su director, Gustavo Dudamel, cerró su más reciente periplo por Europa. Lo hizo conquistando el fervor de un nuevo territorio para ellos, el de la antigua Constantinopla, el del encuentro entre Oriente y Occidente. Los aplausos de un público eufórico sumaron más de 20 minutos. A la salida, organizadores y públicos hacían peticiones para que la orquesta regresara el año próximo. Entre tanta ovación, a los jóvenes venezolanos les costó irse del escenario. Tuvieron que tocar tres bises que fueron doblemente aplaudidos, pues Gustavo Dudamel, en ese momento final, le cedió su batuta a dos jóvenes directores: Jesús Parra y Manuel Jurado, quienes se ponían por primera vez la chaqueta de los colores de la bandera para dirigir en suelo internacional. Los espectadores no creían que fuera posible que dos adolescentes estuvieran sobre el podio dirigiendo a más de 170 músicos. El episodio simbolizó el espíritu de continuidad y formación de relevo de El Sistema. Fue quizá una de las mejores inspiraciones para los integrantes de la ONG Música por la Paz, con la que ya se está diseñando un programa de intercambio académico que comenzará a ejecutarse en tan sólo dos meses. Horas antes del concierto, el maestro José Antonio Abreu visitó la pequeña sede del programa turco y ofreció todo el apoyo pedagógico necesario para que en Turquía crezca con fuerza esta iniciativa musical y social que luego de seis años de trabajo ya tiene 380 alumnos. Algunos de esos niños turcos miraron y escucharon con admiración un repertorio que, por ahora, es desconocido e inalcanzable para ellos, pero que revelaba un sonido de futuro. Casi sin pestañear vieron a los músicos venezolanos quienes tocaron Daphnis y Chloe, de Ravel, Santa Cruz de Pacairigua, de Evencio Castellanos, la Sinfonía India, de Carlos Chávez, y el Pájaro de Fuego de Stravinsky.








No hay comentarios:

Publicar un comentario